1 de Samuel 12: La protesta de Samuel

Categorías: Antiguo Testamento y Primera de Samuel.

1 de Samuel 12:23 En cuanto a mí, que el Señor me libre de pecar contra él dejando de rogar por ustedes. Antes bien, les enseñaré a comportarse de manera buena y recta.

¿Es pecado el dejar de orar por otros? Las palabras de Samuel parecen indicar que sí. Las acciones de Samuel ilustran dos responsabilidades de las que debía preocuparse el pueblo de Dios:

(1) orar de manera constante por otros y

(2) enseñar a otros el camino correcto hacia Dios. Samuel no estaba de acuerdo con la demanda de los israelitas de un rey, pero les aseguró que continuaría orando por ellos y enseñándoles. Podemos estar en desacuerdo con alguien, pero no debemos dejar de orar por esa persona.

1 de Samuel 12:24 Ustedes solo tienen que respetar al Señor y rendirle culto con verdad y de todo corazón, teniendo en cuenta lo mucho que él ha hecho por ustedes.

Esta es la segunda vez en el discurso de despedida que Samuel recordaba al pueblo que dedicara un tiempo para considerar cuán grandes cosas había hecho Dios por ellos (véase 12.7). Dedicar tiempo para la reflexión nos permite centrar nuestra atención en la bondad de Dios y fortalece nuestra fe. En ocasiones estamos tan orientados hacia el progreso y el futuro que no nos damos el tiempo para reflexionar sobre todo lo que Dios ya hizo. Haga un hábito el recordar lo que Dios ha hecho por usted para que pueda seguir adelante con agradecimiento.

1 de Samuel 12:25 Pero si se empeñan en hacer lo malo, tanto ustedes como su rey serán destruidos.

La protesta de Samuel

Con este discurso Samuel en efecto se retira de su ministerio activo. Aunque lo vemos en varias ocasiones, da a entender que ya tienen a su rey, desplazándole a él. Como el último juez, se hace a un lado para que la monarquía gobierne en Israel. Y protesta su preferencia por la monarquía como habiendo rechazado a él mismo como juez y a Jehová como su Rey divino. Los versículos 1 al 5 demuestran claramente que no había nada en Samuel que motivara su preferencia por un rey. Y luego en los versículos 6 al 12 repasan históricamente la fidelidad de Jehová para librarles y guiarles en todos sus aprietos. Su Dios había sido mejor que un rey por todos estos siglos. Su selección de un rey realmente fue un acto de rebeldía y falta de confianza en Dios. Testifican que no pueden acusarle de malversación, ni a Samuel ni a Dios.

A pesar de esto, en los versículos 13 al 15, Samuel declara la disposición de Dios para perdonarles su rebeldía y bendecirles con su nuevo rey si es que obedecieran. La obediencia determinaría el rumbo del futuro.

Joya bíblica Yo ya soy viejo y estoy lleno de canas, y he aquí que mis hijos están con vosotros. Yo he andado delante de vosotros desde mi juventud hasta el día de hoy.

La corrupción es hoy en manos del poder político el cáncer de los pueblos. La evaluación del gobierno de Samuel por tantos años y la transparencia de sus actos y pureza de sus palabras para con todos es un ejemplo digno de imitación. Fue intachable.

Páginas: 1 2 3 4

Deja un comentario