Jeremías 5  Impiedad de Jerusalén y de Judá

Jeremías 5: Impiedad de Jerusalén y de Judá

«Recorred las calles de Jerusalén, mirad ahora e informaos; buscad en sus plazas a ver si halláis un solo hombre, si hay alguno que practique la justicia, que busque la verdad,[a] y yo lo perdonaré.[b]

Se le dice a Jeremías que recorra las calles de Jerusalén y trate de localizar a alguien que haga justicia . Si halla un hombre así, Dios perdonará a los habitantes de la ciudad. Jeremías comienza con los pobres , pero fracasa. Entonces se dirige a los grandes (los líderes), pero tampoco tiene éxito. Todos quebraron el yugo , esto es, se rebelaron; por eso Dios enviará fieras que castiguen sus deslealtades.

Hombre : Hipérbole utilizada para ilustrar la impiedad de Jerusalén. Si aparece un hombre que busque verdad , Dios perdonará la ciudad. Justicia y verdad definen lo que Dios espera de Judá.

Jerusalén era la ciudad capital y el centro de adoración de Judá, sin embargo Dios desafió a cualquiera a encontrar al menos una persona justa y veraz en toda la ciudad. Dios estaba dispuesto a salvar la ciudad si se encontrara una persona así (hizo una declaración similar sobre Sodoma, véase Gen_18:32). Piense cuán significativo puede ser su testimonio en su ciudad o comunidad. A lo mejor usted es el único testimonio de Dios para mucha gente. ¿Es fiel a esa oportunidad?

Jeremías 5:2 Aunque digan: “Vive Jehová”, juran en falso».

Vive Jehová : Véase 4.2. Juran falsamente : Perjurio. La frase: «No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano», expresa el mismo concepto.

Jeremías 5:3 Jehová, ¿no miran tus ojos la verdad? Los azotaste, y no les dolió; los consumiste, y no quisieron recibir corrección; endurecieron sus rostros más que la piedra, y no quisieron convertirse.[c]

Tus ojos : Alude al dominio soberano de Dios sobre todo ser vivo. Endurecieron sus rostros más que la piedra : Vívida expresión de la rebelión.

Dios solo acepta la verdad. Cuando oramos, cantamos, hablamos o servimos, nada cierra la puerta a la aceptación de Dios más que la hipocresía, mentiras o jactancia. Dios ve a través nuestro y se niega a escuchar. Para estar cerca de Dios, séale sincero.

Jeremías 5:4 Entonces yo dije: «Ciertamente, estos son pobres,[d] han enloquecido pues no conocen el camino de Jehová, el juicio de su Dios.

Aun los líderes que conocían las leyes de Dios y entendían sus palabras de juicio lo rechazaron. Se suponía que debían enseñar y guiar al pueblo, pero en lugar de eso los guiaron al pecado. Jeremías observó a los pobres y enloquecidos (ignorantes), esos que desconocían los caminos de Dios y se dio cuenta que no aprendían las leyes de Dios de sus líderes. Por lo tanto, la búsqueda de Dios en Jerusalén fue total, no había seguidores verdaderos en ningún nivel de la sociedad.

Jeremías 5:5 Iré a los grandes[e] y les hablaré, porque ellos conocen el camino de Jehová, el juicio de su Dios. ¡Pero ellos también quebraron el yugo, rompieron las coyundas!

Jeremías 5:6 »Por tanto, el león de la selva los matará, los destruirá el lobo del desierto, el leopardo acechará sus ciudades. Cualquiera que salga de ellas, será arrebatado, porque sus rebeliones se han multiplicado, se han aumentado sus traiciones.

Los animales salvajes eran considerados instrumentos del juicio divino.

deslealtades, meshubah: Volverse, apartarse, desertar, infidelidad, apostasía, deslealtad; volver a caer, reincidir. Este sustantivo se encuentra 12 veces en el Antiguo Testamento y sólo en Jeremías aparece nueve de ellas.. Su raíz es shub un verbo que significa «volver, retornar o arrepentimiento». Si el arrepentimiento implica «volverse», la apostasía refleja el «apartarse» o «darle la espalda» a Dios. Dios invita misericordiosamente al apóstata en Jeremías 3:12; 3:15; 3:22. En este último versículo, Dios considera la apostasía como una condición que requiere sanidad.

Jeremías 5:7 »¿Cómo te he de perdonar por esto? Tus hijos me dejaron y juraron por lo que no es Dios. Los sacié y adulteraron, y en casa de prostitutas se juntaron en compañías.[f]

Dios responsabilizó a estas personas de los pecados de sus hijos ya que siguieron el ejemplo de sus padres. El pecado de desviar a otros a través de nuestro ejemplo, sobre todo a los hijos, es un pecado por el que Dios nos hará responsables.

Jeremías 5:8 Como caballos bien alimentados, cada cual relinchaba tras la mujer de su prójimo. La idolatría es presentada como adulterio flagrante, como caballos que relinchan tras las mujeres de otros. Dios promete castigar tales pecados.

Jeremías 5:9 ¿No había de castigar esto?, dice Jehová. De una nación como esta, ¿no se había de vengar mi alma?

Jeremías 5:10 Escalad sus muros y destruid, pero no del todo; quitad las almenas de sus muros[g] porque no son de Jehová.

Jeremías 5:11 Porque resueltamente se rebelaron contra mí la casa de Israel y la casa de Judá, dice Jehová».

Jeremías 5:12 Negaron a Jehová, y dijeron: «Él no existe,[h] y no vendrá mal sobre nosotros ni veremos espada ni hambre».

Los falsos profetas negaron a Jehová , y contradijeron el mensaje de Jeremías diciendo, y no vendrá mal sobre nosotros.

Jeremías 5:13 Los profetas serán como viento,[i] porque no hay en ellos palabra; así se hará a ellos.

Jeremías 5:14 Por tanto, así ha dicho Jehová, Dios de los ejércitos: «Por haber dicho esto, yo pongo mis palabras en tu boca como fuego, y a este pueblo como leña, y los consumirá.

Al no haberse arrepentido Judá ocasionará que gente robusta , los babilonios, se coman lo que produce su tierra y la destruyan.

Las palabras de Jeremías serán como fuego que consume, en comparación con el viento que representa a los falsos profetas.

Jeremías 5:15 »Yo traigo sobre vosotros gente de lejos,[j] casa de Israel, dice Jehová; gente robusta, gente antigua, gente cuya lengua ignoras y no entenderás lo que diga.

Jeremías 5:16 Su aljaba es como un sepulcro abierto; todos son valientes.

Babilonia era en efecto una nación antigua. El antiguo Imperio Babilónico duró aproximadamente desde 1900 a.C. al 1550 a.C., y los reinos anteriores habitaron su suelo desde 3000 a.C. Babilonia, en los días de Jeremías, pronto se rebelaría en contra del domino asirio, formaría su propio ejército, conquistaría Asiria y llegaría a ser la siguiente potencia mundial dominante.

Jeremías 5:17 Comerá tu mies y tu pan, comerá a tus hijos y a tus hijas; comerá tus ovejas y tus vacas, comerá tus viñas y tus higueras, y a espada convertirá en nada tus ciudades fortificadas en que confías.[k]

Jeremías 5:18 »No obstante, en aquellos días, dice Jehová, no os destruiré del todo.[l]

Jeremías 5:19 Y cuando digan: “¿Por qué Jehová, el Dios nuestro, hizo con nosotros todas estas cosas?”, entonces les dirás: “De la manera que me dejasteis a mí y servisteis a dioses ajenos en vuestra tierra, así serviréis a extraños en tierra ajena”.[m]

Jeremías 5:20 »Anunciad esto en la casa de Jacob y hacedlo oir en Judá, diciendo:

Jeremías 5:21 Oíd ahora esto, pueblo necio y sin corazón, que tiene ojos y no ve, que tiene oídos y no oye.[n]

¿Ha hablado a alguien alguna vez solo para darse cuenta de que no ha escuchado ni una palabra de lo que le decía? Jeremías dijo al pueblo que ni sus ojos ni sus oídos les servían de algo debido a que se negaban a ver y escuchar el mensaje de Dios. Los pueblos de Judá e Israel fueron neciamente sordos cuando Dios les prometió bendiciones por su obediencia y destrucción por su desobediencia. Cuando Dios habla mediante su Palabra o sus mensajeros, nos hacemos daño al no prestar atención. El mensaje de Dios nunca nos cambiará a menos que lo escuchemos.

Jeremías 5:22 ¿A mí no me temeréis?, dice Jehová. ¿No os amedrentaréis ante mí,

que puse la arena por límite al mar, por estatuto eterno que no quebrantará? Se levantarán tempestades, mas no prevalecerán. Bramarán sus olas, mas no lo traspasarán.

Jeremías 5:23 Pero este pueblo tiene corazón falso y rebelde; se apartaron y se fueron.[ñ]

Jeremías 5:24 Y no dijeron en su corazón: “Temamos ahora a Jehová, Dios nuestro, que da lluvia temprana y tardía en su tiempo,[o] y nos guarda los tiempos establecidos de la siega”.

Que da lluvia temprana y tardía en su tiempo: Nos guarda los tiempos establecidos de la siega : Las siete semanas que van de la Pascua al Pentecostés.

¿Cuál es su actitud cuando llega a la presencia de Dios? Debemos ir con temor y temblor (esto es asombro y respeto), porque Dios pone límites a los inmensos mares, y establece las lluvias y cosechas. Dios tuvo que quitarles todos los beneficios que Judá e Israel llegaron a respetar más que a El mismo, con la esperanza de que el pueblo se volviera a Dios. No espere a que Dios le quite los recursos que ama, antes de comprometerse con El como debería.

Jeremías 5:25 Vuestras iniquidades han estorbado estas cosas; vuestros pecados apartaron de vosotros el bien,

Jeremías 5:26 porque hay en mi pueblo malhechores que acechan como quien pone lazos, que tienden trampas para cazar hombres.

Hombres impíos han metido a los desamparados en jaulas como pájaros, y en oposición a la teología «ortodoxa», los impíos han prosperado. Privaron de sus derechos a otros a fin de amasar riquezas para sí mismos. Pero esto es algo provisional, porque Dios hará que su venganza caiga sobre ellos.

Jeremías 5:27 Como jaula llena de pájaros, así están sus casas llenas de engaño; así se han hecho poderosos y ricos.

Engaño : La riqueza que habían acumulado por sus manejos engañosos.

Jeremías 5:28 Engordaron y se pusieron lustrosos, y sobrepasaron los hechos del malo. No juzgaron la causa, la causa del huérfano, y sin embargo, prosperaron. ¡La causa de los pobres no juzgaron![p]

La actitud hacia huérfano y pobres sirve para medir su conducta. Reyes, príncipes y todos los demás, están obligados ante los necesitados y los que sufren, según el deseo de Dios

Pueblos y naciones que agradan a Dios tratan a sus huérfanos con justicia y se ocupan de los pobres. Los malvados en Israel trataban injustamente a los indefensos, lo que disgustaba a Dios en gran manera. Algunas personas indefensas están a nuestro alcance: huérfanos, pobres, solitarios y desamparados. ¿Qué acciones puede emprender para ayudar al menos a uno de ellos?

Jeremías 5:29 Dice Jehová: ¿No castigaré esto? ¿De tal gente no se vengará mi alma?

Jeremías 5:30 »Cosa espantosa y fea es hecha en el país:[q]

Espantosa y fea : Definen la aceptación por la gente del ministerio de los falsos profetas y sacerdotes impíos, quienes de hecho deseaban continuar con esta farsa.

Jeremías 5:31 los profetas profetizan mentira y los sacerdotes dominan por manos de ellos. ¡Y mi pueblo así lo quiere! ¿Qué, pues, haréis cuando llegue el fin?».[r]

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Malaquías 1: Amor de Jehová por Jacob

Malaquías sirvió como profeta en Judá aproximadamente en 430 a.C. Fue el último de los profetas del Antiguo Testamento. Ambiente de la época: La ciudad de Jerusalén y el templo ya habían sido reconstruidos

Seguir Leyendo »
El granjero y sus tres hijos

El granjero y sus tres hijos

Cierta vez, escuché la historia de un agricultor de China que tenía tres hijos. El primer hijo llegó a ser un rico hombre de negocios, en una ciudad; el segundo hijo tenía un importante

Seguir Leyendo »

Jesús se ocupa de la hipocresía

Entretanto, habiéndose juntado alrededor de Jesús tanto concurso de gentes que se atropellaban unos a otros, empezó a decir a sus discípulos: Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Mas

Seguir Leyendo »