Isaías34: El juicio contra Edom y las naciones

Categorías: Antiguo Testamento y Isaias.

Isaías34:1  La ira de Jehová contra las naciones[a] Acercaos, naciones, juntaos para oir; y vosotros, pueblos, escuchad. Oiga la tierra y cuanto hay en ella, el mundo y todo lo que él produce.

Isaías34:2  Porque Jehová está airado contra todas las naciones, indignado contra todo el ejército de ellas; las destruirá y las entregará al matadero.[b]

Isaías34:3  Los muertos de ellas serán arrojados, de sus cadáveres subirá el hedor y los montes se disolverán con la sangre de ellos.

Isaías34:4  Todo el ejército de los cielos se disolverá, y se enrollarán los cielos como un libro; y caerá todo su ejército como se cae la hoja de la parra, como se cae la de la higuera.[c]

Isaías34:5  Porque en los cielos se embriagará mi espada;[d] descenderá sobre Edom para juicio, y sobre el pueblo de mi maldición.

Edom : Un territorio al sudeste del Mar Muerto, habitado por los descendientes de Esaú; incluye el área del monte Seir, su pico más alto, y Sela (Petra), su capital. Edom, casi siempre enemigo de Israel, y que se alegró de la caída de Jerusalén, simboliza a todas las naciones hostiles.

Los edomitas tenían un antepasado en común con Israel. Los israelitas descendían de Jacob. Los edomitas descendían del hermano gemelo de Jacob, Esaú. Edom siempre fue el enemigo acérrimo de Israel. La destrucción de Edom mencionada aquí es una descripción del final que tendrán todos los que se oponen a Dios y a su pueblo.

Isaías34:6  Llena está de sangre y de grasa la espada de Jehová: sangre de corderos y de machos cabríos, grasa de riñones de carneros, porque Jehová tiene sacrificios en Bosra[e] y una gran matanza en tierra de Edom.

Bosra : Una importante ciudad de Edom (Idumea); su nombre significa «impenetrable», y es un símbolo de la soberbia. La destrucción de naciones rebeldes, como Edom y Bosra, será tan completa que puede ser representada por la invasión de espinos, ortigas y cardos en sus edificios y animales salvajes que encuentran allí morada

Isaías34:7  Con ellos caerán búfalos, toros y becerros. Su tierra se embriagará de sangre y su polvo se llenará de grasa.

Isaías34:8  Porque es día de venganza de Jehová, año de retribuciones en el pleito de Sión.

Isaías34:9  Sus arroyos se convertirán en brea, su polvo en azufre y su tierra en brea ardiente.[f]

Isaías34:10  No se apagará de noche ni de día, sino que por siempre subirá su humo;[g] de generación en generación quedará desolada y nunca jamás pasará nadie por ella.

Isaías continúa moviéndose entre advertencias y condenas contra los rebeldes y promesas de paz y bendición para los fieles (cap. 35). Como las profecías son apocalípticas, el lenguaje está cargado de símbolos

Pages: 1 2 3

Deja un comentario