Isaías 58: La adoración que Dios acepta

Categorías: Antiguo Testamento y Isaias.

Isaías 58:1  Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, declara a mi pueblo su transgresión y a la casa de Jacob sus pecados.

Se acusa a Israel ahora de otra rebelión; la de haber corrompido el culto divino, particularmente la práctica del ayuno. Israel adoraba y sacrificaba regularmente, pero sus obras negaban sus creencias. Su ostentosa austeridad constituía en realidad una manifestación de egoísmo. Ignoraban las verdaderas necesidades de la gente. Algunos ven en esto un mensaje dirigido a la Judá de los tiempos de Isaías. Otros ven en él una profecía dirigida a los exiliados en la primera década de su regreso.

El arrepentimiento en la restauración. Todo el texto de isaías 58 enfatiza el lugar del arrepentimiento en la restauración. La verdadera adoración era algo más que un ritual religioso, más que asistir al templo todos los días, ayunar y escuchar la lectura de las Escrituras. Esta gente perdió la clave de una relación viva y eficaz con  Dios. El no quiere que actuemos piadosamente cuando tenemos un pecado sin perdonar en el corazón y llevamos a cabo prácticas pecaminosas con las manos. Aún más importante que la adoración y la doctrina correctas es la compasión genuina por los pobres, indefensos y oprimidos.

Isaías 58:2  Con todo me buscan día tras día y se deleitan en conocer mis caminos, como nación que hubiera hecho justicia, y no hubiera abandonado la ley de su  Dios. Me piden juicios justos, se deleitan en la cercanía de  Dios.

Isaías 58:3  Dicen: «¿Por qué hemos ayunado, y tú no lo ves? ¿Por qué nos hemos humillado, y tú no haces caso?» He aquí, en el día de vuestro ayuno buscáis vuestra conveniencia y oprimís a todos vuestros trabajadores.

Isaías 58:4  He aquí, ayunáis para contiendas y riñas, y para herir con un puño malvado. No ayunéis como hoy, para que se oiga en lo alto vuestra voz.

Sus días de ayuno se convirtieron en días de contienda.

Isaías 58:5  ¿Es ése el ayuno que yo escogí para que un día se humille el hombre? ¿Es acaso para que incline su cabeza como un junco, y para que se acueste en cilicio y ceniza? ¿Llamaréis a esto ayuno y día acepto al Señor?

Isaías 58:6  ¿No es éste el ayuno que yo escogí: desatar las ligaduras de impiedad, soltar las coyundas del yugo, dejar ir libres a los oprimidos, y romper todo yugo?

El ayuno que yo escogí : El Señor esclarece el verdadero significado del ayuno para Israel, que debe cesar de oprimir al pobre y observar el día de reposo , rindiéndole gozoso un culto puro. Entonces el Señor dará luz , salvación , justicia y total restauración.

Isaías 58:7  ¿No es para que partas tu pan con el hambriento, y recibas en casa a los pobres sin hogar; para que cuando veas al desnudo lo cubras, y no te escondas de tu semejante?

No podemos ser salvos mediante obras de servicio si no tenemos fe en Cristo, pero nuestra fe carece de sinceridad si no alcanza a otros. El ayuno quizás nos beneficie física y espiritualmente, pero en su mejor parte solo ayuda a la persona que lo realiza.  Dios dice que quiere que nuestro servicio vaya más allá del crecimiento personal, que produzca acciones de bondad, amor, justicia y generosidad. Agradar a  Dios es algo más que dejar de comer o hacer algo, es agradarlo al aplicar su Palabra a nuestra sociedad.

Pages: 1 2 3

Comments

    • Nos alegra que te sea de bendición, también lo es para nosotros. Somos Cristianos en el amplio sentido de la Palabra, predicamos, servimos y testificamos La Palabra. Todos somos Cristianos, somos miembros de la Iglesia de Cristo. Las denominaciones son los apellidos que le ha puesto el hombre. Comparte tu Bendición y ayudanos a llevar la Palabra a toda criatura en todo lugar. DTB

Deja un comentario