Isaías 53 Quién ha creído a nuestro mensaje

Isaías 53: Quién ha creído a nuestro mensaje

Isaías 53:1  ¿Quién ha creído a nuestro mensaje? ¿A quién se ha revelado el brazo del Señor?

Propósitos de la crucifixión , la expiación y la vida abundante, la venida del Mesías. Esta es la más conocida profecía de la crucifixión en la Biblia, y tanto Mateo como Pedro la citan. Ocho siglos antes de Cristo, Isaías se refirió de una forma increíblemente certera a los hechos de la crucifixión; pero más importante aún, habló del propósito de la cruz.

Cristo cargó algo más que nuestros pecados en su sufrimiento y muerte. La paga del pecado es muerte, pero Cristo no tenía que sufrir como lo hizo para expiar nuestras culpas. Este capítulo nos habla del porqué de su sufrimiento: sufrió para llevar nuestros dolores y enfermedades, y para ofrecernos paz y sanidad. Ciertamente, la expiación de nuestros pecados constituye nuestra mayor necesidad, pero  Dios, al enviar a su Hijo a sufrir y morir, proveyó más que una forma de escapar al juicio: Dispuso el inmediato comienzo de una vida abundante. [private]

Este capítulo sigue hablando del Mesías, Jesús, quien sufriría por el pecado de todos. ¡Una profecía así es sorprendente! ¿Quién creería que  Dios decidiría salvar al mundo mediante un Siervo humilde y sufrido en vez de un rey glorioso? La idea es contraria al orgullo humano y a la manera de pensar del mundo. Sin embargo,  Dios trabaja a menudo en formas inesperadas. La fortaleza del Mesías se muestra a través de su humildad, sufrimiento y misericordia.

Isaías 53:2  Creció delante de El como renuevo tierno, como raíz de tierra seca; no tiene aspecto hermoso ni majestad para que le miremos, ni apariencia para que le deseemos.

Como raíz de tierra seca : Expresa lo oscuro del origen del Mesías. Véase la nota a 11.1. Ni hermosura . . . para que le deseemos : Lamenta su muerte. El juicio y la crucifixión de Cristo fueron algo que nadie desearía.

No había nada en la apariencia física de este Siervo que fuera atractivo. Israel calculó mal la importancia del Siervo, lo considerarían como un hombre común. Pero aun cuando Jesús no atraía por su apariencia física, trajo salvación y sanidad. Mucha gente calcula mal la importancia de la vida y obra de Jesús, y necesitan cristianos para señalar su extraordinaria naturaleza.

Isaías 53:3  Fue despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores y experimentado en aflicción; y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos.

Experimentado en quebranto : Para ser nuestro perfecto Sumo Sacerdote, Cristo Jesús tenía que sufrir personalmente nuestro dolor. Despreciado.

Este varón de dolores lo despreciaron y rechazaron los que estaban a su alrededor y hasta el día de hoy sucede lo mismo. Algunos lo rechazan porque se le oponen. Otros desprecian a Cristo y su gran don de perdón. ¿Usted lo rechaza, lo olvida o lo acepta?

Isaías 53:4  Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de  Dios y afligido.

La sanidad mediante la expiación de Cristo, Sanidad Divina. Isaías 53 claramente enseña que la sanidad corporal está incluida en la obra expiatoria, el sufrimiento y la cruz de Cristo. Las palabras hebreas para «dolores» y «enfermedades» se refieren específicamente a la aflicción física. Esto se verifica en el hecho de que Mateo 8:17 dice que este texto de Isaías se cumple ejemplarmente en los actos de sanidad que efectuó Jesús.

Además, está claro que las palabras «llevó» y «sufrió» se refieren a la obra expiatoria de Jesús, porque son las mismas que se utilizan para describir a Cristo cargado con nuestros pecados. Estos textos vinculan inequívocamente la base de la provisión, tanto de nuestra salvación como de nuestra sanidad, con la obra expiatoria del Calvario. Sin embargo, ninguna de estas cosas se recibe automáticamente, porque ambas deben ser alcanzadas por la fe. La obra de Cristo en la cruz las pone a nuestra disposición, y las recibimos, según sea nuestra elección, mediante un acto sencillo de fe.

Por cierto, unos pocos alegan que la profecía de Isaías acerca de la enfermedad se cumplió completamente mediante las sanidades descritas en Mateo 8:17. Pero un examen más cuidadoso nos revela que la palabra «cumplir» se aplica a menudo a una acción que se extiende a lo largo de toda la era de la iglesia.

Llevó él nuestras enfermedades : Este verbo significa «tomar sobre sí mismo», o «llevar una carga»; una obvia referencia al sufrimiento vicario de Cristo. Nuestros dolores : Estas palabras aluden a enfermedades, tanto espirituales como físicas. Herido de  Dios : El sufrimiento del Siervo es parte del plan de salvación de  Dios.

Isaías 53:5  Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.

¿Cómo podía una persona del Antiguo Testamento entender la idea de Cristo muriendo por nuestras culpas (rebeliones y pecados), en realidad cargando con el castigo que merecíamos? Los sacrificios sugerían esta idea, pero una cosa es matar a un cordero y otra muy distinta es pensar en el Siervo escogido de  Dios ocupando el lugar del cordero. Pero  Dios descorría a un costado la cortina del tiempo para permitir que la gente de la época de Isaías mirara más adelante hacia el sufrimiento del futuro Mesías y el perdón resultante que quedaría al alcance de toda la humanidad.

Rebeliones . . . pecados : La causa de su sacrificio vicario. Nuestras : El pronombre es enfático: Sufrió por los pecados y enfermedades de la humanidad. Llaga . . . curados : Pedro ve esto como una referencia a Cristo en la cruz.

Isaías 53:6  Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el Señor hizo que cayera sobre El la iniquidad de todos nosotros.

Isaías habla acerca de cómo Israel se apartó del camino de  Dios y lo compara a una oveja errante. Con todo,  Dios enviaría al Mesías para hacerla volver al redil. Nosotros tenemos la oportunidad de mirar al pasado para ver y conocer la identidad del Mesías prometido, quien vino y murió por nuestros pecados. Pero si vemos todo lo que Jesús hizo y lo seguimos rechazando, cometemos un pecado más grande que los israelitas de la antigüedad, quienes no pudieron ver lo que nosotros vemos. ¿Le ha entregado su vida a Jesucristo, el “buen pastor” o sigue pareciéndose a la oveja errante?

Isaías 53:7  Fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca; como cordero que es llevado al matadero, y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda, no abrió El su boca.

No abrió su boca : Proclamación de la completa sumisión del Siervo. El evangelista Felipe leyó este versículo al eunuco etíope, y lo condujo a Cristo.

En el Antiguo Testamento, el pueblo ofrecía animales como sacrificios por sus pecados. Aquí, el Siervo del Señor sin pecado alguno, se ofrece a sí mismo por nuestros pecados. El es el Cordero ofrecido por los pecados de todas las personas. El Mesías sufrió por nuestro bien, llevando nuestros pecados para hacernos aceptos a  Dios. ¿Qué podemos decir ante tanto amor? ¿Cómo le responderemos a El?

Isaías 53:8  Por opresión y juicio fue quitado; y en cuanto a su generación, ¿quién tuvo en cuenta que El fuera cortado de la tierra de los vivientes por la transgresión de mi pueblo, a quien correspondía la herida?

Isaías 53:9  Se dispuso con los impíos su sepultura, pero con el rico fue en su muerte, aunque no había hecho violencia, ni había engaño en su boca.

Aunque nunca hizo maldad : Alude a la inocencia de Cristo, pese a la cual fue víctima de tan gran injusticia. Ricos . . . muerte : Profetiza que Cristo tendría un entierro decente y honorable en la tumba de José de Arimatea

Isaías 53:10  Pero quiso el Señor quebrantarle, sometiéndole a padecimiento. Cuando El se entregue a sí mismo como ofrenda de expiación, verá a su descendencia, prolongará sus días, y la voluntad del Señor en su mano prosperará.

Expiación por el pecado : La muerte de Cristo en la cruz constituyó una infinita ofrenda vicaria, la única que podía expiar los pecados de la humanidad. Véase la nota a versículo  4. Vivirá por largos días : Algo paradójico a la luz de la muerte del Siervo. Se trata de una obvia referencia a la resurrección de Cristo. Su linaje alude a los redimidos.

Isaías 53:11  Debido a la angustia de su alma, El lo verá y quedará satisfecho. Por su conocimiento, el Justo, mi Siervo, justificará a muchos, y cargará las iniquidades de ellos.

Justificará . . . a muchos : Al cargar sobre sí las iniquidades de la humanidad, Cristo logró restaurar ante  Dios a todos aquellos que acepten su sacrificio.

Justificará mi siervo justo a muchos” nos habla de la enorme familia de creyentes que serán justos, no por sus obras, sino por la gran obra del Mesías en la cruz. Se tienen como justos porque han clamado a Cristo, el Justo, como su Salvador y Señor. Se despojarán de su vida de pecado y se vestirán con la bondad de Cristo

Isaías 53:12  Por tanto, yo le daré parte con los grandes y con los fuertes repartirá despojos, porque derramó su alma hasta la muerte y con los transgresores fue contado, llevando El el pecado de muchos, e intercediendo por los transgresores.

Y orado por los transgresores : Aquí significa algo más que orar. Se trata de una declaración sumaria sobre la completa entrega de Sí mismo que hizo Cristo en beneficio de la humanidad. Yo le daré parte . . . con los fuertes : Lenguaje simbólico que alude al premio destinado por Jehová al Mesías debido a su fidelidad.

¿A qué anuncio profético se refiere 53:1? ¿Se refiere a las palabras Deuuteronomio 52:10? Allí está escrito: Jehová ha descubierto el brazo de su santidad ante los ojos de todas las naciones. Todos los confines de la tierra verán la salvación de Jehová (alude a la manifestación del brazo de Jehová). Es más: En 52:8 está escrito: … porque cuando Jehová vuelva a Sion, lo verán con sus propios ojos (ojo a ojo, es decir, cara a cara).

Los versículos  2 y 3 nos muestran a esta persona, el siervo de Jehová, como surgiendo en la escena de la historia como yonéq. Esta palabra ha sido tradicionalmente traducida como retoño debido a su paralelismo con el segundo hemistiquio: y como una raíz. Pero no se trata solamente de la analogía de una planta, pues la palabra yonéq  H3242 básicamente significa bebé y deriva del verbo yanáq, que significa “mamar”. A continuación se lo presenta como un hombre sin atractivo físico especial y como experimentado en lo que es el sufrimiento humano. Cuando el profeta dice: escondimos de él el rostro, indica que su pueblo se avergonzaría de él. Sin embargo, aunque su pueblo lo menosprecie y no lo estime, él es el siervo de Jehová. Su aparición en la escena humana concede carácter literal a muchas otras profecías que pudieron haber pasado como simples figuras poéticas. Ahora hay la posibilidad de verle cara a cara.

Los versículos  4-7 constituyen la revelación más revolucionaria de la teología bíblica. Tratan de su obra expiatoria a favor de su pueblo. Esta obra, a la manera de lo simbolizado en los sacrificios del templo, involucra su muerte.

Los versículos  8-10a constituyen una reflexión profética de lo expresado en el párrafo anterior. Impresionan en especial las últimas palabras del versículo  9 y las primeras del versículo  10: Aunque nunca hizo violencia, ni hubo engaño en su boca, con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo y le hirió. La nota de la RVA que cuelga de la palabra hirió indica que se ha traducido esta palabra con la ayuda de los Rollos del Mar Muerto. Efectivamente, en la RVR-1960, la palabra hebrea hejéli (que es una palabra trunca y con sus letras en desorden debido a un problema en la transmisión del texto) ha sido traducida: sujetándole a padecimiento. La razón para traducir de esta manera es que la palabra parecía proceder del verbo jalah, que significa enfermarse. Pero los Rollos del Mar Muerto tienen la palabra intacta: vayejalelehu, que se traduce literalmente: y lo atravesó. Queda así claro, que la palabra deriva del verbo jalal, que significa atravesar o producir una herida mortal. De la misma palabra deriva la palabra hebrea que se traduce cadáver. Está clara y corroborada la referencia a muerte.

Los versículos  10b y 11a constituyen la cúspide del asombro porque indican que el siervo de Jehová volvería a vivir después de haber muerto, y que aun vería descendencia. El viviría sin fin, haciendo prosperar en su mano la voluntad de Jehová. El no fracasaría ni una sola vez, como Israel que fracasó muchas veces. El lograría ver la luz, aquella luz anunciada por Isaías hijo de Amoz en 9:2, y que era la alborada de una nueva era en la historia universal, la antesala misma de la eternidad. De esta manera él quedaría satisfecho.

Como se observará las palabras del profeta terminan con la misma nota de victoria con que empieza esta sección en 52:13: He aquí que mi siervo triunfará…

Los versículos  11b y 12 ya no salen de la boca del profeta, sino que son palabras pronunciadas directamente por Jehová, como se observa cuando llama al siervo de Jehová: mi siervo justo. Mientras en el resto del cap. 53 el profeta parece referirse al alcance de la obra expiatoria del siervo de Jehová a favor de su pueblo Israel, en el versículo  11b las palabras justificará a muchos, y cargará con los pecados de ellos parecen referirse a su alcance mundial, universal.

Finalmente, mientras esta profecía empieza con un prólogo donde Jehová habla en primera persona, y donde dice: He aquí que mi siervo triunfará… también termina con un epílogo. También en el epílogo Jehová habla en primera persona y dice: Por su conocimiento mi siervo justo justificará a muchos… De esta manera Jehová corrobora el anuncio profético desde antes de que empiece y después de haber concluido.

En Hechos 8:26-40 esta profecía del libro de Isaías es asociada con la persona y la obra del Señor Jesús. [/private]

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

El campesino y su riqueza

Había un campesino que tenía una importante extensión de terreno. Vivía de lo que este le producía. Como tú sabes, los ciclos de la agricultura a veces dan y otras quitan.El campesino de nuestra

Seguir Leyendo »