Isaías 21: Profecía sobre el desierto del mar

Arabia

El título de esta profecía, Masá bearav, ha sido interpretado por los sabios masoretas como una profecía contra Arabia. La preposición bet se traduce aquí “contra”. Pero el texto consonántico bien puede ser vocalizado masá beérev , y en este caso tendríamos también aquí un título simbólico para Arabia: “Profecía en la noche”. Es que también para las tribus de Arabia el profeta augura un duro anochecer.

Esta profecía presenta a las tribus árabes como Dedán, Tema y Quedar, en desesperada huida hacia sus escondederos en el desierto, a los cuales en árabe se les llama wáar, palabra parecida al hebreo yáar, “bosque”. Y aquí hay aguda ironía.

Todas estas tribus estaban siempre en contacto con las urbes imperiales, por su lucrativo intercambio mediante caravanas. ¿Qué es lo que ocasionaría su huida desesperada, que impediría a estos expertos navegantes del desierto tomar siquiera sus provisiones de agua y pan?. El versículo 15 dice: Porque huyen ante la espada, ante la espada desenvainada, ante el arco entesado y ante la violencia de la batalla.

El profeta indica el tiempo de tal acontecimiento como dentro de un año. Luego, el castigo estaría relacionado con el desplazamiento de los ejércitos de Asiria contra los pueblos de Transjordania, desde Amón, Moab, Edom y hasta los más distantes asentamientos árabes en el desierto de Arabia, sobre todo los que transitaban con sus ricas mercaderías por el camino del rey, que de sur a norte atravesaba Transjordania hasta Asiria.

Este acontecimiento es también resultado de la sentencia divina: “… porque Jehová Dios de Israel ha hablado“.

Arabia La península de Arabia se encuentra ubicada al sudoeste de Asia. Limita por el norte con el desierto de Mesopotamia y Siria, al este con el Golfo Pérsico, al sur con el océano Indico y el mar de Omán, al este con el mar Rojo.

Los habitantes de Arabia proceden de la raza semítica, por esa razón se les considera la cuna de los pueblos semitas. En esta inmensa península arábiga, que tiene más de tres millones de km. cuadrados, viven aproximadamente 17 millones de habitantes.

Ptolomeo, astrónomo, matemático y geógrafo griego, que vivió en el siglo II de nuestra era, la dividió en tres partes; Arabia Pétrea (el actual Hejas, con la región montañosa del Sinaí); Arabia Desierta (hoy el Nejed y toda la parte central y septentrional), y Arabia Feliz (Yemen). En la Península Arábiga vivían los descendientes de Ismael. Esta Península es la patria de los antiguos árabes o escenistas, pueblo que, escapando a las conquistas de Ciro, Alejandro y los romanos, conservó el sistema de vida patriarcal que heredó de sus lejanos antepasados, hijos de Ismael.

Arabia casi siempre se presenta en la Biblia como un lugar solitario y apto para recibir allí la revelación de Dios. Por eso la parte más famosa es la pequeña península de Sinaí, Horeb, al noroeste de la Península principal. En este lugar sagrado para los hebreos, Dios se reveló a Moisés; años más tarde Elías en este lugar oyó la voz de Dios.

Los árabes siempre han sido identificados como un pueblo nómada de las caravanas de camellos y el comercio; sin embargo, en varias épocas levantaron renombrados reinos y civilizaciones. Dos ejemplos son el poderoso reino de Sabá en el sur de Arabia (1000 a. de J.C.), y el reino de los Nabateos en el norte de Arabia (400 a. de J.C.—100 d. de J.C.). Los árabes son mencionados frecuentemente en escritos asirios. Los rofetas mencionan frecuentemente también a los árabes.

The following two tabs change content below.
Publicación autorizada por el Administrador del Portal. Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco. Creador de la tirilla Filito publicada durante quince años en el diario Nuevo Día y diarios de países de habla hispana en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. Autor de doce libros entre los que se destacan Filito at Large, Filito el Libro, Diccionario Real de la Lengua, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV y Bendiciones Cristianas Vols I-II.

Latest posts by Lionel Valentin Calderón (see all)

Deja un comentario