Isaías 20: Asiria conquistará Egipto y Etiopía

Isaías 20:1  Asiria conquistará Egipto y Etiopía[a] En el año en que vino el jefe de los ejércitos a Asdod, cuando lo envió Sargón, rey de Asiria, y peleó contra Asdod y la tomó,

Este capítulo describe otra experiencia de Isaías para así reforzar simbólicamente el mensaje a Egipto y Etiopía sobre una inminente invasión asiria, y a Israel de que no debía depositar su confianza en una alianza con Egipto. Aparentemente, se trata del año 711 a.C.

Sargón II fue rey de Asiria desde 722 al 705 a.C., y este suceso ocurrió en 711 a.C. Isaías le recuerda gráficamente a Judá que no debe depender de alianzas extranjeras para su protección.

Isaías 20:2  en aquel tiempo[b] habló Jehová por medio de Isaías hijo de Amoz, diciendo: «Ve, quita la ropa áspera de tus caderas y descalza las sandalias de tus pies». Y lo hizo así, andando desnudo[c] y descalzo.

El mandamiento de Dios a Isaías fue de andar casi desnudo durante tres años, una experiencia humillante. Dios utilizaba a Isaías para demostrar la humillación que Egipto y Etiopía experimentarían a manos de los asirios. Pero el mensaje fue realmente para Judá: No pongas tu confianza en gobiernos extranjeros o experimentarás esta misma clase de vergüenza y humillación de tus captores.

Dios pidió a Isaías que hiciera algo que parecía vergonzoso e ilógico. Por momentos, El puede pedirnos que hagamos cosas que no comprendemos. Debemos obedecerlo con una fe completa ya que nunca nos pedirá que hagamos algo equivocado.

Isaías 20:3  Y dijo Jehová: «De la manera que anduvo mi siervo Isaías desnudo y descalzo tres años, como señal y pronóstico sobre Egipto y sobre Etiopía,

Cilicio : Vestimenta de luto. Desnudo : O sea, sin esta vestimenta, llevando exclusivamente una simple túnica. Tres años : 714-711 a.C

Isaías 20:4  así llevará el rey de Asiria a los cautivos de Egipto y a los deportados de Etiopía; a jóvenes y a ancianos, desnudos, descalzos y descubiertas las nalgas para vergüenza de Egipto.

Descubiertas las nalgas : Una referencia a cómo eran conducidos los prisioneros cautivos.

Isaías 20:5  Y se turbarán y avergonzarán de Etiopía, su esperanza, y de Egipto, su gloria.

Isaías 20:6  Y dirá en aquel día el morador de esta costa: “¡Mirad qué fue de nuestra esperanza, a la que nos acogimos buscando socorro para librarnos de la presencia del rey de Asiria! Y ahora, ¿cómo escaparemos nosotros?”».

Por otro lado, el capítulo 20 es una sección en prosa un tanto diferente al material del Capítulo 19 y parece no tener conexión con las profecías anteriores. Sin embargo, es posible considerar su contenido como el comienzo de la secuencia que empieza con acontecimientos trágicos para Egipto, pero que tienen un glorioso final como el que se describe en 19:25.

La explicación más adecuada es que se trata de una profecía independiente que se refiere a un acontecimiento más inmediato, dentro de un lapso de tres años, y fechado dentro del período del rey Sargón (721-705 a. de J.C.).

Deja un comentario