El conejo del sombrero

El conejo del sombrero

Steve Martin sabía que quería ser animador. Trabajó mucho como mago y comenzó a atraer a la audiencia. Sin embargo, algunos de los trucos no funcionaron. Martin podría haberse descorazonado, pero escuchó y observó a su audiencia con cuidado. Notó que la multitud estallaba en risas cuando el truco fallaba.

En respuesta a la audiencia, Martin dijo: Revisé en mi actuación y comencé a sacar todas las cosas que habían funcionado bien.

Martin, en otras palabras, realizó su mejor truco de magia. Convirtió su acto ilusionista en una rutina de comedia y se convirtió en el presentador cómico número uno del país. Y continuó hasta ser un actor cómico famoso, luego director y escritor.

A menudo estamos tan concentrados en cumplir una serie de tareas que no nos tomamos el tiempo necesario como sopesar la efectividad -o necesidad- de lo que estamos haciendo. Si algo nos sale mal tomamos eso como una señal de que tenemos que abandonar todo por completo.

¿Qué quieren sus clientes y compañeros de trabajo en realidad?  ¿Está luchando para darles lo que quieren, o está tratando tan solo de sacar un conejo inexistente del sombrero?

La experiencia no es lo que le sucede a una persona sino lo que una persona hace con ella.

Oirá el sabio, y aumentará el saber. Proverbios 1:5

Ultimas Publicaciones

La avispa brava
La avispa aquel día, desde la mañana, como de costumbre, bravísima andaba. El día era hermosoArtículo Completo
1 de Reyes 5: Pacto de Salomón con Hiram
1 de Reyes 5:1 Hiram, rey de Tiro,[a] envió también sus siervos a Salomón, luego que oyó que lo Artículo Completo
El zapatero de Ronald Reagan
El ex presidente Ronald Reagan tenía una tía que lo quería mucho y era muy bondadosa con el. En uArtículo Completo
Back to top

Comprometidos a sembrar La Palabra de Dios