Génesis 7: El diluvio universal

Génesis 7: El diluvio universal

Gén 7:1 Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.

Gén 7:2 De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra.

Gén 7:3 También de las aves de los cielos, siete parejas, macho y hembra, para conservar viva la especie sobre la faz de la tierra.

Los animales limpios adicionales y las aves se utilizaron más tarde para ofrecerlos en sacrificio (8.20) y para un reconocimiento preliminar de la tierra.

Gén 7:4 Porque pasados aún siete días, yo haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches; y raeré de sobre la faz de la tierra a todo ser viviente que hice.

Cuarenta días y cuarenta noches puede ser interpretado literalmente, o como una expresión convencional que significa «por mucho tiempo» (véase Exo_24:18). Las cifras posteriores parecen indicar lo primero.

Gén 7:5 E hizo Noé conforme a todo lo que le mandó Jehová.

Gén 7:6 Era Noé de seiscientos años cuando el diluvio de las aguas vino sobre la tierra.

Gén 7:7 Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos.

Gén 7:8 De los animales limpios, y de los animales que no eran limpios, y de las aves, y de todo lo que se arrastra sobre la tierra,

Gén 7:9 de dos en dos entraron con Noé en el arca; macho y hembra, como mandó Dios a Noé.

Gén 7:10 Y sucedió que al séptimo día las aguas del diluvio vinieron sobre la tierra.

Gén 7:11 El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas,

El diluvio comenzó cuando fueron rotas todas las fuentes del grande abismo. Casi simultáneamente se produjeron terremotos submarinos y erupciones volcánicas que lanzaron las aguas de los mares masivamente sobre la tierra. Puede que también se refiera al cataclismo que creó los continentes, al separar estas gigantes masas sólidas de la original y única placa terrestre

Gén 7:12 y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches.

Lluvia : la palabra que se utiliza en el texto hebreo significa «fuertes y anormales precipitaciones». En el v. 17 se le llama «diluvio». Este fenómeno acompañó la masiva invasión de las aguas desde las profundidades de la tierra.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Paradojas de nuestro tiempo

Paradojas de nuestro tiempo

La paradoja de nuestro tiempo en la historia es que, tenemos edificios cada vez más altos, pero tolerancia cada vez más baja, autopistas más anchas, pero puntos de vista más estrechos, gastamos más pero

Seguir Leyendo »