Ezequiel 46: Ordenanzas de adoración y de sacrificio

Categorías: Antiguo Testamento y Ezequiel.

Ezequiel 46:1 «Así dice el Señor Dios: ‹La puerta del atrio interior que mira al oriente estará cerrada los seis días de trabajo; pero se abrirá el día de reposo; también se abrirá el día de la luna nueva.

Ezequiel continúa describiendo diversos aspectos de la adoración diaria. Si bien Dios permite la diversidad en la adoración, prescribe un orden y una continuidad. Esta continuidad dio un ritmo saludable a la vida espiritual de su pueblo.

Ezequiel 46:2 ‹Y el príncipe entrará desde el exterior por el camino del vestíbulo de la puerta y se detendrá junto al poste de la puerta. Entonces los sacerdotes ofrecerán su holocausto y sus ofrendas de paz, y él adorará junto al umbral de la puerta y luego saldrá, pero no se cerrará la puerta hasta la tarde.

Ezequiel 46:3 ‹El pueblo de la tierra también adorará a la entrada de esa puerta delante del Señor los días de reposo y en las lunas nuevas.

Ezequiel 46:4 ‹El holocausto que el príncipe ofrecerá al Señor el día de reposo será de seis corderos sin defecto y un carnero sin defecto;

Ezequiel 46:5 y la ofrenda de cereal será de un efa por carnero, y la ofrenda de cereal con los corderos según lo que pueda dar, y un hin de aceite por efa.

Ezequiel 46:6 ‹El día de la luna nueva ofrecerá un novillo sin defecto de la vacada, también seis corderos y un carnero, que serán sin defecto.

Ezequiel 46:7 ‹Y proveerá una ofrenda de cereal, un efa por novillo y un efa por carnero, y con los corderos según lo que pueda, y un hin de aceite por efa.

Ezequiel 46:8 ‹Y cuando el príncipe entre, entrará por el camino del vestíbulo de la puerta y saldrá por el mismo camino.

Ezequiel 46:9 ‹Pero cuando el pueblo de la tierra venga delante del Señor en las fiestas señaladas, el que entre por la puerta del norte para adorar, saldrá por la puerta del sur, y el que entre por la puerta del sur, saldrá por la puerta del norte. Nadie saldrá por la puerta por la cual entró, sino que saldrá por el lado opuesto.

Se ofrecen instrucciones especiales a los creyentes que penetran en el área del templo. Deben entrar por una puerta y salir por otra. Esto alude al orden que debe caracterizar a la comunidad de los nuevos creyentes.

Ezequiel 46:10 ‹Y cuando entren, el príncipe entrará en medio de ellos; y cuando ellos salgan, saldrá él.

Ezequiel 46:11 ‹En los días festivos y en las fiestas señaladas la ofrenda de cereal será de un efa por novillo y de un efa por cordero, y con los corderos, según lo que pueda dar, y de un hin de aceite por efa.

Ezequiel 46:12 ‹Y cuando el príncipe ofrezca una ofrenda voluntaria, un holocausto u ofrendas de paz como ofrenda voluntaria al Señor, le abrirán la puerta que da al oriente, y ofrecerá su holocausto y sus ofrendas de paz como lo hace en el día de reposo. Luego saldrá, y cerrarán la puerta después que él salga.

Pages: 1 2 3

Deja un comentario