Ezequiel 43: La gloria del Señor vuelve al templo

Categorías: Antiguo Testamento y Ezequiel.

Ezequiel 43:1  Entonces me llevó a la puerta, la puerta que mira hacia el oriente;

Esta es la culminación de los capítulos 40-42, porque la gloria de Dios vuelve al templo. Es todo lo contrario al tono negativo del libro y sirve como un final adecuado para todos los pasajes relacionados con las bendiciones reservadas para el remanente restaurado. Cada verdadero creyente debe ansiar ese momento cuando el nombre de Dios sea glorificado finalmente de una vez y para siempre. [private]

Ezequiel 43:2  y he aquí, la gloria del Dios de Israel venía de la parte del oriente. Su voz era como el sonido de muchas aguas, y la tierra resplandecía de su gloria.

La gloria del Dios de Israel : Ezequiel había descrito la gloria de Dios abandonando el templo y dirigiéndose hacia el este; ahora la gloria regresa a consagrar el templo con su presencia, como un símbolo de que el exilio de Judá no marcaría el final de las relaciones entre Dios y aquellos que en él creían. El Señor tiene un futuro para los creyentes que va más allá de la caída de Jerusalén.

En Ezequiel 11:23, la gloria de Dios se detuvo en el Monte de los Olivos, al este de Jerusalén, antes de abandonar la ciudad. Esta profecía establece que esta gloria también regresará por el este. Tal y como fue completamente devastador cuando la gloria de Dios se alejó de su templo así fue de estremecedor, más allá del entendimiento, cuando Ezequiel vio regresar la gloria de Dios.

Ezequiel 43:3  Y tenía el aspecto de la visión que vi, como la visión que había visto cuando El vino a destruir la ciudad; y las visiones eran como la visión que yo había visto junto al río Quebar. Entonces me postré sobre mi rostro.

La visión que vi : Ezequiel se refiere a la visión que recibió de Dios «en la tierra de los caldeos» y a la visión en el templo. Aquí no se menciona ningún querubín.  El río Quebar se unía al río Eufrates y fue el lugar donde se establecieron los judíos cautivos en Babilonia.

Ezequiel 43:4  La gloria del Señor entró en el templo por el camino de la puerta que da hacia el oriente.

Ezequiel 43:5  Y el Espíritu me levantó y me llevó al atrio interior, y he aquí, la gloria del Señor llenó el templo.

La gloria del Señor llenó el templo a medida que su Espíritu se instalaba en el antiguo tabernáculo, en el templo de Salomón cuando fue dedicado y en el templo de la visión de Isaías

Ezequiel 43:6  Y oí a uno que me hablaba desde el templo, mientras el hombre estaba de pie junto a mí,

Ezequiel 43:7  y me dijo: Hijo de hombre, este es el lugar de mi trono, el lugar de las plantas de mis pies, donde habitaré entre los hijos de Israel para siempre. Y la casa de Israel no volverá a profanar mi santo nombre, ni ellos ni sus reyes, con sus prostituciones y con los cadáveres de sus reyes cuando mueran,

Ezequiel 43:8  poniendo su umbral junto a mi umbral, y sus postes junto a mis postes con sólo un muro entre ellos y yo. Ellos han profanado mi santo nombre con las abominaciones que han cometido; por eso los he consumido en mi ira.

Pages: 1 2 3 4 5

Deja un comentario