Ezequiel 4 La visión de Ezequiel

Ezequiel 4: La visión de Ezequiel

Ezequiel 4:1 Tú, hijo de hombre, tómate un adobe, y ponlo delante de ti, y diseña sobre él la ciudad de Jerusalén.

Sobre una tablilla de adobe húmedo, material que se utilizaba en la Mesopotamia para plasmar los símbolos de la escritura cuneiforme, Ezequiel debía diseñar la ciudad de Jerusalén . Alrededor de esta tablilla colocaría símbolos del sitio y pondría una plancha de hierro entre él y la ciudad para simbolizar que el sitio no podía ser quebrado.

Ezequiel dramatizó el sitio y la caída de Jerusalén que habrían de venir antes de que realmente sucedieran. Dios dio a Ezequiel instrucciones específicas acerca de lo que tenía que decir y la forma en la que lo debía decir. Cada detalle tenía un significado especial. A menudo ignoramos o pasamos por alto los detalles más pequeños de la Palabra de Dios, pensando que probablemente no tienen importancia para Dios. Al igual que Ezequiel, debemos querer obedecer a Dios por completo, incluso en los detalles.

Ezequiel 4:2 Y pondrás contra ella sitio, y edificarás contra ella fortaleza, y sacarás contra ella baluarte, y pondrás delante de ella campamento, y colocarás contra ella arietes alrededor.

Ezequiel 4:3 Tómate también una plancha de hierro, y ponla en lugar de muro de hierro entre ti y la ciudad; afirmarás luego tu rostro contra ella, y será en lugar de cerco, y la sitiarás. Es señal a la casa de Israel.

Ezequiel 4:4 Y tú te acostarás sobre tu lado izquierdo y pondrás sobre él la maldad de la casa de Israel. El número de los días que duermas sobre él, llevarás sobre ti la maldad de ellos.

Un segundo elemento en el simbolismo del sitio está dado por la acción de Ezequiel de acostarse sobre su lado izquierdo durante 390 días, debido a la maldad de la casa de Israel , y 40 días sobre su lado derecho , debido a la maldad de la casa de Judá. El porqué de este número de días es difícil de determinar. Simbólicamente Ezequiel estaba cargando sobre sí el castigo que ellos sufrían.

Las acciones poco usuales de Ezequiel describían simbólicamente el destino de Jerusalén. Se recostó sobre su costado izquierdo por 390 días para demostrar que Israel sería castigado sobre 390 años. Luego se acostó sobre su costado derecho por 40 días para mostrar que Judá sería castigado por 40 años. A Ezequiel no se le permitió moverse, simbolizando el hecho de que el pueblo de Jerusalén sería encerrado dentro de las murallas de la ciudad. Sabemos que Ezequiel no tuvo que permanecer sobre su costado todo el día, debido a que estos versículos nos hablan de otras tareas que Dios le pidió que realizara durante este tiempo. La pequeña cantidad de comida que se le permitía ingerir representaba la ración normal provista a aquellos que vivían en una ciudad sitiada por ejércitos enemigos. La comida cocinada sobre excremento humano era un símbolo de la impureza espiritual de Judá.

Con certeza mucha gente fue a observar estos espectáculos y, en el proceso, escuchó los discursos ocasionales de Ezequiel. ¿Cuántos de nosotros estaríamos dispuestos a ilustrar tan dramáticamente los pecados de nuestra nación? Debemos orar pidiendo mayor denuedo en nuestro testimonio.

Ezequiel 4:5 Yo te he dado los años de su maldad por el número de los días, trescientos noventa días; y así llevarás tú la maldad de la casa de Israel.

Ezequiel 4:6 Cumplidos éstos, te acostarás sobre tu lado derecho segunda vez, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días; día por año, día por año te lo he dado.

Ezequiel 4:7 Al asedio de Jerusalén afirmarás tu rostro, y descubierto tu brazo, profetizarás contra ella.

Ezequiel 4:8 Y he aquí he puesto sobre ti ataduras, y no te volverás de un lado a otro, hasta que hayas cumplido los días de tu asedio.

Ezequiel 4:9 Y tú toma para ti trigo, cebada, habas, lentejas, millo y avena, y ponlos en una vasija, y hazte pan de ellos el número de los días que te acuestes sobre tu lado; trescientos noventa días comerás de él.

Un tercer elemento del sitio se simboliza con la preparación de una comida. Trigo, cebada, habas, lentejas, millo y avena representan una estricta dieta vegetariana.

Ezequiel 4:10 La comida que comerás será de peso de veinte siclos al día; de tiempo en tiempo la comerás.

Veinte siclos al día : Alrededor de 250 g.

Ezequiel 4:11 Y beberás el agua por medida, la sexta parte de un hin; de tiempo en tiempo la beberás.

La sexta parte de un hin : Aproximadamente 3, 72 litros.

Ezequiel 4:12 Y comerás pan de cebada cocido debajo de la ceniza; y lo cocerás a vista de ellos al fuego de excremento humano.

Ezequiel pidió a Dios que no lo obligara a usar excremento humano como combustible porque eso violaba las leyes de la pureza. Como sacerdote, Ezequiel debió haber sido cuidadoso en guardar todas estas leyes. Utilizar excremento humano como combustible sería una descripción dramática de ruina. Si no quedaba nada en la ciudad que pudiera ser quemado, sería imposible continuar con las leyes de Dios respecto a los sacrificios.

Ezequiel 4:13 Y dijo Jehová: Así comerán los hijos de Israel su pan inmundo, entre las naciones a donde los arrojaré yo.

Ezequiel 4:14 Y dije: ¡Ah, Señor Jehová! he aquí que mi alma no es inmunda, ni nunca desde mi juventud hasta este tiempo comí cosa mortecina ni despedazada, ni nunca en mi boca entró carne inmunda.

Ezequiel 4:15 Y me respondió: He aquí te permito usar estiércol de bueyes en lugar de excremento humano para cocer tu pan.

Estiércol de bueyes : Se usa comúnmente en el Cercano Oriente como combustible para cocer los alimentos. Excremento humano era algo repulsivo e «impuro» para un sacerdote como Ezequiel, por lo cual Dios autorizó su reemplazo.

Ezequiel 4:16 Me dijo luego: Hijo de hombre, he aquí quebrantaré el sustento del pan en Jerusalén; y comerán el pan por peso y con angustia, y beberán el agua por medida y con espanto,

Ezequiel 4:17 para que al faltarles el pan y el agua, se miren unos a otros con espanto, y se consuman en su maldad.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

El árbol de los amigos

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino. Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, más, otras apenas vemos

Seguir Leyendo »

Un helado para el alma

La semana pasada llevé a mis niños a un restaurante. Mi hijo de 6 años de edad preguntó si podía dar las gracias. Cuando inclinamos nuestras cabezas el dijo: «Dios es bueno, Dios es

Seguir Leyendo »