Ezequiel 39- La Batalla de Ezequiel

Ezequiel 39: La Batalla de Ezequiel

Ezequiel 39:1  »Tú pues, hijo de hombre, profetiza contra Gog, y di: “Así ha dicho Jehová, el Señor: He aquí yo estoy contra ti, Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal.[a]

La historia de la batalla continúa. La derrota de las fuerzas del mal será final y completa. Por la intervención divina se destruirán por entero. Debido a esta victoria, el nombre de Dios se conocerá en todo el mundo. Su gloria será evidente y las naciones comprenderán que solo Dios está a cargo de la historia de la humanidad. El amor de Dios hacia su pueblo se mostrará con claridad cuando los restaure en su tierra natal.

Ezequiel 39:2  Te quebrantaré, te conduciré, te haré subir desde las partes del norte y te traeré sobre los montes de Israel. [private]

Ezequiel 39:3  Te quitaré el arco de tu mano izquierda y haré caer tus flechas de tu mano derecha.

Ezequiel 39:4  Sobre los montes de Israel caerás tú junto con todas tus tropas y los pueblos que fueron contigo. A las aves de rapiña de toda especie, y a las fieras del campo, te he dado por comida.

Ezequiel 39:5  Sobre la faz del campo caerás, porque yo lo he dicho, dice Jehová, el Señor.

Ezequiel 39:6  Y enviaré fuego sobre Magog[b] y sobre los que habitan seguros en las costas. Y sabrán que yo soy Jehová.[c]

Ezequiel 39:7  »Haré notorio mi santo nombre en medio de mi pueblo Israel y nunca más dejaré profanar mi santo nombre; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, el Santo en Israel.

Ezequiel 39:8  He aquí que viene, y se cumplirá, dice Jehová, el Señor: ese es el día del cual he hablado.

Ezequiel 39:9  »Los habitantes de las ciudades de Israel saldrán y encenderán fuego para quemar armas, escudos, paveses, arcos y saetas, dardos de mano y lanzas. Harán fuego con ellos durante siete años.

Siete años : Los siete años puede que simbolicen finalidad, pero también indican la magnitud del ejército invasor y la gran cantidad de material de guerra dejado sobre el campo de batalla. Aunque algunos interpretan esto como la última batalla de la historia, librada utilizando antiguas armas, las cuales se consumen literalmente, quizás es mejor ver en ella la utilización de la antigua simbología para describir una futura batalla, en la cual se emplearía armamento moderno, así como una representación imaginaria de la guerra espiritual.

Ezequiel 39:10  No traerán leña del campo ni la cortarán de los bosques, sino que quemarán las armas en el fuego. Despojarán a sus despojadores y robarán a los que les robaron, dice Jehová el Señor.

Ezequiel 39:11  »En aquel tiempo yo daré a Gog por sepultura un lugar en Israel, el valle de los que pasan[d] al oriente del mar. Y obstruirá el paso a los transeúntes, pues allí enterrarán a Gog y a toda su multitud; y lo llamarán el Valle de Hamón-gog.

Lugar para sepultura : La interpretación dispensacionalista ve aquí el entierro de los muertos al este del Jordán, en la Transjordania. Ello permitiría a Israel permanecer libre de contaminación. Tantos cuerpos recibirían sepultura (a lo largo de siete meses), que los transeúntes no podrán pasar por allí, y el área será llamada Valle de Hamón – gog (valle de las hordas de Gog). Estamos de nuevo en presencia de un lenguaje apocalíptico, simbólico.

Ezequiel 39:12  Y la casa de Israel los estará enterrando durante siete meses, para purificar el país.[e]

Siete meses : Utilizado como en versículo 9, indica finalidad y también alude a la multitud de soldados. Limpiar la tierra : Como sacerdote, Ezequiel hace énfasis en la pureza ritual. Todos los cadáveres necesitan ser sepultados, debido a que se les considera especialmente impuros.

Ezequiel 39:13  Los enterrará todo el pueblo del país, y será para ellos célebre el día en que yo sea glorificado, dice Jehová, el Señor.

Yo soy glorificado : El tema principal de esta sección es la gloria de Dios.

Ezequiel 39:14  Tomarán hombres a jornal que viajen por el país en busca de los que queden sobre la faz de la tierra, para enterrarlos, a fin de purificarla. Al cabo de siete meses harán la inspección.

Ezequiel 39:15  Pasarán los que vayan por el país, y el que vea los huesos de algún hombre pondrá junto a ellos una señal, hasta que los entierren los sepultureros en el valle de Hamón-gog.

Ezequiel 39:16  Y también el nombre de la ciudad será Hamona; y purificarán el país.

Dos temas se entrelazan aquí: la victoria total de Dios sobre sus enemigos y la necesidad de purificar la tierra para santificarla. Después de la batalla final, se utilizarán equipos para dar sepultura adecuada a los cuerpos muertos de los enemigos a fin de limpiar la tierra. La tierra se contaminó por cadáveres insepultos. Los que estuvieran en contacto con los cadáveres en las afueras serían ceremonialmente inmundos. Aun así, habrá tantos que toda clase de pájaros se llamarán a fin de ayudar a disponer de los cadáveres. El mensaje para nosotros es emocionante: con Dios de nuestro lado, se nos asegura la victoria final sobre cualquier enemigo, ya que El peleará por nosotros.

Ezequiel 39:17  »Tú, hijo de hombre, así ha dicho Jehová, el Señor: Di a las aves de toda especie y a toda fiera del campo: Juntaos, y venid; reuníos de todas partes junto a mi víctima que sacrifico para vosotros, un gran sacrificio sobre los montes de Israel; comeréis carne y beberéis sangre.

Ezequiel 39:18  Comeréis carne de fuertes y beberéis sangre de soberanos de la tierra: ¡carneros, corderos, machos cabríos, bueyes y toros, engordados todos ellos en Basán![f]

Ezequiel 39:19  Comeréis grasa hasta saciaros, y beberéis hasta embriagaros de sangre de las víctimas que para vosotros sacrifiqué.

Ezequiel 39:20  A mi mesa os saciaréis de caballos, de jinetes fuertes y de todos los hombres de guerra, dice Jehová, el Señor.[g]

Ezequiel 39:21  »Pondré mi gloria entre las naciones, y todas las naciones verán mi juicio que habré ejecutado y mi mano que puse sobre ellos.[h]

Ezequiel 39:22  Desde aquel día en adelante sabrá la casa de Israel que yo soy Jehová, su Dios.

Ezequiel 39:23  Y sabrán las naciones que la casa de Israel fue llevada cautiva por su pecado, por cuanto se rebelaron contra mí, y que yo escondí de ellos mi rostro, los entregué en manos de sus enemigos y cayeron todos a espada.

Ezequiel 39:24  Conforme a su inmundicia y conforme a sus rebeliones hice con ellos, y de ellos escondí mi rostro.

Ezequiel 39:25  »Por tanto, así ha dicho Jehová, el Señor: Ahora voy a hacer que vuelvan los cautivos de Jacob. Tendré misericordia de toda la casa de Israel y me mostraré celoso por mi santo nombre.[i]

Ezequiel 39:26  Ellos sentirán su vergüenza por toda su rebelión con que se rebelaron contra mí, cuando habiten en su tierra con seguridad y no haya quien los espante;

Ezequiel 39:27  cuando los saque de entre los pueblos y los reúna de la tierra de sus enemigos, y sea santificado en ellos ante los ojos de muchas naciones.

Ezequiel 39:28  Y sabrán que yo soy Jehová, su Dios, cuando, después de haberlos llevado al cautiverio entre las naciones, los reúna sobre su tierra, sin dejar allí a ninguno de ellos.

Ezequiel 39:29  No esconderé más de ellos mi rostro; porque habré derramado de mi Espíritu sobre la casa de Israel, dice Jehová, el Señor”».

Tanto en esta profecía como en Joe_2:28-29 Dios promete derramar su Espíritu sobre la humanidad. La iglesia primitiva creyó que esto comenzó a cumplirse en Pentecostés, cuando el Espíritu Santo de Dios vino a morar en todos los creyentes

Fin Desastroso de Gog.

El profeta continúa describiendo la invasión y el castigo que le espera al invasor. La derrota será tal, que los judíos se dedicarán durante siete años y siete meses a quemar las armas del enemigo vencido y a enterrar sus cadáveres. El género apocalíptico se despliega aquí en toda su ampulosidad imaginativa. Con la victoria granDiosa de Yahvé, los gentiles reconocerán la omnipotencia y justicia de Yahvé, el Dios de los judíos.

El profeta se encara de nuevo con el invasor y le recuerda irónicamente que en todos sus movimientos invasores no es sino instrumento de la voluntad divina, que lo empuja sobre Israel para demostrar la omnipotencia de Yahvé al derrotarlo totalmente. En su itinerario desde el septentrión, su patria de origen, Armenia o montes caucásicos, no hace Gog sino cumplir los designios divinos. Y es inútil que se presente con un ejército bien armado, porque sus armas se les caerán de las manos. No les espera sino morir en el campo de batalla, quedando sus soldados insepultos para pasto de las aves y de las fieras del campo. Era la mayor ignominia para un caudillo guerrero el quedar insepulto sin tener honores fúnebres. Y no sólo los invasores sufrirán esta terrible suerte, sino hasta su país de origen, Magog, será pasto de las llamas. Las islas en la literatura profética son una designación vaga para indicar las ciudades paganas costeras del Mediterráneo. Aquí, según el texto hebreo, están asociadas a la suerte de Magog; pero, según la versión griega, “las islas serán habitadas en paz,” lo que sorprende en el contexto; probablemente es glosa.

Con la derrota estruendosa del invasor de Israel se manifestará el santo nombre de Yahvé. Al ser vencidos los judíos, los paganos habían profanado el nombre de Yahvé al hacer befa de El, declarándole impotente para defender a su pueblo. Ahora, en cambio, al manifestarse plenamente la omnipotencia divina, reconocerán que es el Santo de Israel, es decir, el que, por un lado, es trascendente e incontaminado, y, por otro, está vinculado a Israel, en cuanto que le ha escogido como pueblo suyo.

El profeta sigue describiendo las proporciones de la catástrofe del ejército invasor. Será tal su derrota y el número de sus guerreros caídos en la batalla, que los israelitas tendrán provisión de leña para siete años con las armas de los invasores. Gog encontrará su sepultura en la zona dominada por Israel, en el valle de Abarim, al este del Jordán, lugar de muchos monumentos megalíticos.Se cambiará el nombre en Amón-Gog, o muchedumbre de Gog, porque allí fue sepultado su ejército. Los israelitas tendrán que dedicarse con ahinco a enterrar los miles de cadáveres que yacen en el campo durante siete meses. Esta expresión, como la anterior de siete años, indica simplemente un largo lapso de tiempo. Los cadáveres mancillaban con impureza legal el lugar donde se encontraban 2; por eso era preciso buscarlos cuidadosamente, de modo que la tierra de Yahvé no estuviera contaminada. Para facilitar el trabajo a los enterradores, se nombraría una comisión de hombres para reconocer el terreno, los cuales debían poner una señal donde encontraban un cadáver. Los enterradores debían recoger el cadáver, señalado con una indicación por los miembros de la comisión investigadora, y los trasladaban al valle de Amón-Gog, fuera de los límites de la Tierra Santa.

En la estructura que Ezequiel va a trazar en los capítulos siguientes para la Tierra Santa, exige que ésta se vea libre de toda contaminación ilegal.

El profeta invita, además, a todas las aves del cielo y a las fieras del campo a participar del banquete del sacrificio inmenso de la gran hecatombe4. En los sacrificios del templo, una parte de la víctima inmolada la comían los oferentes y convidados. Aquí son convidados por Yahvé las fieras del campo y las aves del cielo a participar de la carroña de los restos del ejército que ha quedado tendido en los montes de Israel. Las frases de invitación son duras e irónicas: comeréis carne de héroes.. Los mejores guerreros del ejército invasor serán pasto ignominioso de las aves y fieras. Toda esta hecatombe ha sido como un sacrificio que ha inmolado Yahvé en honor de estos animales carniceros.
La gran victoria sobre el enemigo invasor será ocasión de reconocer la gloria de Yahvé, pues todos serán testigos de la implacable justicia suya, que envía sus castigos, sin dejar nada impune. De un lado, la casa de Israel reconocerá a Yahvé por su Dios, que los ha castigado primero y los ha salvado después, y de otro, las gentes reconocerán que, si Israel fue vencido y llevado al cautiverio, no fue por impotencia de su Dios, sino por sus rebeldías y pecados, que exigían el castigo divino, y sobre todo el mayor de todos: que Yahvé escondiera su rostro para que Israel se sintiera solo entregado a sus propias fuerzas ante sus enemigos.

Pero, después de haberlos castigado según sus merecimientos, Dios ha decidido salvarlos de nuevo para mostrar su amor hacia Israel y su omnipotencia ante los gentiles, velando por su santo nombre. Por el celo de su honor, Yahvé ha hecho volver a los israelitas del cautiverio y ha vencido estrepitosamente a sus enemigos. Con este milagroso retorno, Yahvé aparecerá santificado a los ojos de las gentes, es decir, se le reconocerá su santidad al castigar a su pueblo, y su omnipotencia al liberarlo. Tanto cuando los envió al cautiverio como cuando los hizo retornar de él, se mostró la grandeza del Dios de Israel. Ya no volverá a esconder su rostro de ellos, sino que los protegerá indefinidamente, pues les infundirá un espíritu nuevo sobre los ciudadanos de la nueva teocracia, de forma que siempre vivan vinculados a El, sin que vuelvan a sus transgresiones pasadas.

La Nueva Teocracia de Israel.

La misión de Ezequiel era consolar a los exilados y alentar en ellos la esperanza de la resurrección nacional. En los capítulos anteriores ha hablado insistentemente sobre el triunfo definitivo de Israel sobre los enemigos. Ahora va a abordar la cuestión sobre la restauración del templo y del nuevo culto. El templo de Jerusalén había sido el centro de la vida religiosa antes del exilio y ahora estaba totalmente destruido. En la nueva reconstrucción nacional no faltará el templo como centro de la vida de los ciudadanos de la nueva teocracia. La descripción es idealista: la nueva Tierra Santa debe estar totalmente libre de pecado, y los israelitas del futuro sentirán una espacialísima veneración por todo lo sagrado relacionado con Yahvé. Esta preocupación cultual es característica de esta última parte del libro de Ezequiel. Desde el punto de vista literario, la descripción detallada de la nueva estructura de Israel es muy convencional y simbólica: el nuevo Israel aparece organizado teocráticamente bajo Yahvé como rey, que tiene su residencia en el templo de Jerusalén y desde allí gobierna y preside todas las actividades del pueblo.

La descripción del templo-palacio de Yahvé es minuciosa, para impresionar al auditorio; y toda la vida de culto aparece con un boato y magnificencia que oscurece a las del antiguo templo de Salomón. La idea central de estos capítulos es la santidad de Yahvé, que exige perfección y pureza máxima en todo. Hasta las proporciones del templo deben estar presididas por la máxima simetría, símbolo de lo perfecto. En lo esencial, la descripción del templo está calcada sobre lo que nos dice la Biblia acerca del antiguo de Salomón. En lo interior hay modificaciones conforme a la estructura ideológica que el profeta quiere imprimir a cada detalle. El templo — morada de Yahvé — estará más aislado de lo profano que el antiguo, destruido en 586 a.C. El honor y la majestad de Dios exige que se guarden las distancias, de forma que nada que no sea santo se acerque a su recinto. Naturalmente, este templo soñado por Ezequiel nunca tuvo realización, y permaneció “en los archivos de la escatología” 6. Ezequiel es un profeta que juega con ideas, y a éstas queda todo subordinado, tanto en la estructura del templo como en la organización del futuro culto. Su misión como profeta era consolar y sembrar esperanza, y, con esta preocupación, idealiza la estructura de la nueva Tierra Santa y de su templo, lo mismo que idealizan los profetas los tiempos mesiánicos. [/private]

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

El empujón del águila

El águila empujó gentilmente sus hijitos hacia la orilla del nido. Su corazón se aceleró con emociones conflictivas, al mismo tiempo en que sintió la resistencia de los hijos a sus insistentes empujones. ¿Por

Seguir Leyendo »

El árbol de los amigos

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino. Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, más, otras apenas vemos

Seguir Leyendo »

Gracias señor por el perro

En una mina al norte de Perú un grupo de personas trabajaban arduamente para cubrir las necesidades de su familia, entre el grupo había un “cristiano” que siempre daba gracias a Dios antes de

Seguir Leyendo »