Éxodo-9-La-plaga-en-el-ganado

Éxodo 9: La plaga en el ganado

Éxo 9:1 Entonces Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón, y dile: Jehová, el Dios de los hebreos, dice así: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.

Esta fue la quinta vez que Dios mandó a Moisés al Faraón con la demanda: “¡Deja salir a mi pueblo!” Quizá en esos momentos Moisés estaba cansado y desanimado, pero continuó obedeciendo. ¿Existe un conflicto difícil que usted debe enfrentar una y otra vez? No se rinda cuando sepa qué es lo correcto que debe hacer. Como Moisés lo descubrió, la persistencia será recompensada.

Éxo 9:2 Porque si no lo quieres dejar ir, y lo detienes aún,

Éxo 9:3 he aquí la mano de Jehová estará sobre tus ganados que están en el campo, caballos, asnos, camellos, vacas y ovejas, con plaga gravísima.

La quinta plaga que destruyó al ganado puede que haya sido un ataque a Atos, la diosa madre de Egipto, la cual era a veces representada bajo la forma de una vaca.

Éxo 9:4 Y Jehová hará separación entre los ganados de Israel y los de Egipto, de modo que nada muera de todo lo de los hijos de Israel.

Éxo 9:5 Y Jehová fijó plazo, diciendo: Mañana hará Jehová esta cosa en la tierra.

Éxo 9:6 Al día siguiente Jehová hizo aquello, y murió todo el ganado de Egipto; mas del ganado de los hijos de Israel no murió uno.

Éxo 9:7 Entonces Faraón envió, y he aquí que del ganado de los hijos de Israel no había muerto uno. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no dejó ir al pueblo.

La plaga de úlceras

Éxo 9:8 Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Tomad puñados de ceniza de un horno, y la esparcirá Moisés hacia el cielo delante de Faraón;

Esparcir puñados de ceniza simboliza de cierta forma la enfermedad.

Éxo 9:9 y vendrá a ser polvo sobre toda la tierra de Egipto, y producirá sarpullido con úlceras en los hombres y en las bestias, por todo el país de Egipto.

Sarpullido : Una enfermedad que producía erupciones y llagas en la piel

Éxo 9:10 Y tomaron ceniza del horno, y se pusieron delante de Faraón, y la esparció Moisés hacia el cielo; y hubo sarpullido que produjo úlceras(A) tanto en los hombres como en las bestias.

Éxo 9:11 Y los hechiceros no podían estar delante de Moisés a causa del sarpullido, porque hubo sarpullido en los hechiceros y en todos los egipcios.

Éxo 9:12 Pero Jehová endureció el corazón de Faraón, y no los oyó, como Jehová lo había dicho a Moisés.

Dios le dio a Faraón muchas oportunidades para escuchar las advertencias de Moisés. Pero finalmente parece que Dios dijo: “Está bien, Faraón, que sea a tu manera”, y el corazón de Faraón se endureció permanentemente. ¿Acaso endureció Dios el corazón de Faraón adrede y anuló su libre albedrío? No, sólo confirmó que Faraón eligió libremente una vida de rechazo a Dios. De la misma manera, después de una vida resistiendo a Dios, puede que le sea imposible volverse a El. No espere hasta el momento oportuno para hacerlo. Hágalo ahora mientras tiene oportunidad. Si siempre pasa por alto la voz de Dios, a la larga no podrá escucharla nunca.

La plaga de granizo

Éxo 9:13 Entonces Jehová dijo a Moisés: Levántate de mañana, y ponte delante de Faraón, y dile: Jehová, el Dios de los hebreos, dice así: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.

Éxo 9:14 Porque yo enviaré esta vez todas mis plagas a tu corazón, sobre tus siervos y sobre tu pueblo, para que entiendas que no hay otro como yo en toda la tierra.

Éxo 9:15 Porque ahora yo extenderé mi mano para herirte a ti y a tu pueblo de plaga, y serás quitado de la tierra.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

En la fábrica de juguetes

Trabajaba yo en una fábrica de juguetes, cuando se nos anunció la visita del dueño de una importante cadena de jugueterías, que estaba a punto de realizar una operación bastante grande. Obviamente, apenas entró

Seguir Leyendo »

Sólo se necesita miedo

Había un rey de corazón puro y muy interesado por la búsqueda espiritual. A menudo se hacía visitar por yoguis y maestros místicos que pudieran proporcionarle prescripciones y métodos para su evolución interna. Le

Seguir Leyendo »
El Efecto 99

El efecto 99

Esta era una vez un rey que estaba en busca de la felicidad ya que aun cuando tenía todos los placeres a su alcance debido a su inmensa riqueza, siempre se sentía vació y

Seguir Leyendo »