Esdras 8: Los compañeros de Esdras en la repatriación

Categorías: Antiguo Testamento y Esdras.

Esdras 8:1Los compañeros de Esdras en la repatriación. Estos son los cabezas de familia,[a] y la genealogía de aquellos que subieron conmigo a Jerusalén desde Babilonia, cuando reinaba el rey Artajerjes:

Esdras 8:2 De los hijos de Finees, Gersón; de los hijos de Itamar, Daniel; de los hijos de David, Hatús.

Esdras 8:3 De los hijos de Secanías[b] y de los hijos de Paros, Zacarías, y con él fueron registrados ciento cincuenta hombres.

Esdras 8:4 De los hijos de Pahat-moab, Elioenai hijo de Zeraías, y con él doscientos hombres.

Esdras 8:5 De los hijos de Secanías, el hijo de Jahaziel,[c] y con él trescientos hombres.

Esdras 8:6 De los hijos de Adín, Ebed hijo de Jonatán, y con él cincuenta hombres.

Esdras 8:7 De los hijos de Elam, Jesaías hijo de Atalías, y con él setenta hombres.

Esdras 8:8 De los hijos de Sefatías, Zebadías hijo de Micael, y con él ochenta hombres.

Esdras 8:9 De los hijos de Joab, Obadías hijo de Jehiel, y con él doscientos dieciocho hombres.

Esdras 8:10 De los hijos de Selomit, el hijo de Josifías,[d] y con él ciento sesenta hombres.

Esdras 8:11 De los hijos de Bebai, Zacarías hijo de Bebai, y con él veintiocho hombres.

Esdras 8:12 De los hijos de Azgad, Johanán hijo de Hacatán, y con él ciento diez hombres.

Esdras 8:13 De los hijos de Adonicam, los postreros, cuyos nombres son estos: Elifelet, Jeiel y Semaías, y con ellos sesenta hombres.

Esdras 8:14 Y de los hijos de Bigvai, Utai y Zabud, y con ellos setenta hombres.

Esta lista muestra cómo se cumplía el decreto de Artajerjes que aparece en 7.13. Habla del retorno de sacerdotes, la nobleza y el pueblo común. La lista sugiere que un grupo de aproximadamente 5.000 personas regresaron con Esdras.

Esdras 8:15 Los reuní[e] junto al río que corre hacia Ahava,[f] y acampamos allí tres días. Observé que había gente del pueblo y sacerdotes, pero no hallé ningún levita.[g]

El regreso de Esdras a Jerusalén se frenó mientras esperaba poder reclutar levitas. Dios había llamado a estos hombres a un servicio especial y aun así pocos estaban dispuestos a ofrecerse cuando se necesitaron sus servicios. Dios nos ha dotado a cada uno de nosotros con habilidades para que podamos hacer una contribución a la obra de su reino. No espere ser reclutado, sino busque oportunidades para alistarse voluntariamente. No obstaculice la obra de Dios por falta de disposición. «Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme sabiduría de Dios»

Esdras 8:16 Entonces despaché a Eliezer, Ariel, Semaías, Elnatán, Jarib, Elnatán, Natán, Zacarías y Mesulam, hombres principales, así como a Joiarib y a Elnatán, hombres doctos.

Pages: 1 2 3 4

Deja un comentario