Es extraño

Es extraño

Como un billete de $10 parece tan grande cuando lo llevas a la Iglesia y tan pequeño cuando lo llevas a las tiendas.

Cuán larga parece una hora cuando servimos a Dios, pero qué corta cuando vemos nuestro programa favorito.

Qué difícil nos vienen las palabras al rezar y cuán fácil cuando charlamos con un amigo.

Cuánto nos emocionamos cuando un partido de fútbol se extiende por definición a penales y cuánto nos quejamos cuando una misa es mas larga de lo usual.

Lo difícil que es leer un capítulo de la Biblia, pero qué fácil leemos 100 páginas de una novela popular o de un periódico deportivo.

Cómo las personas desean los asientos del frente en cualquier juego o concierto, pero cómo hasta se esfuerzan para buscar asientos en la parte de atrás de la Iglesia.

Qué necesitemos 2 o 3 semanas de aviso para responder a un evento de la Iglesia pero ajustamos nuestros compromisos sin previo aviso para otros eventos aunque sea en el último momento.

Lo difícil que es aprender una verdad simple del Evangelio para compartirla con otros, pero qué fácil que es para la misma persona entender y repetir un chisme.

Cómo creemos lo que dicen los periódicos pero cuestionamos lo que dice la Biblia.

Que muchos sean tan cuidadosos para escoger lo que entra en su estómago pero no se preocupan de lo que entra en su mente o en su corazón.

Que todos quieran ir al cielo y pocos se preocupan de vivir las exigencias del evangelio necesarias para lograrlo.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Jeremías 50: Profecía sobre Babilonia

Jeremías 50:1  Palabra que el Señor habló acerca de Babilonia, la tierra de los caldeos, por medio del profeta Jeremías: El otro profeta que habló contra Babilonia fue Isaías. En este extenso oráculo, Jeremías

Seguir Leyendo »