Es extraño

Publicaciones realizadas por ángeles que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar

Es extraño

Como un billete de $10 parece tan grande cuando lo llevas a la Iglesia y tan pequeño cuando lo llevas a las tiendas.

Cuán larga parece una hora cuando servimos a Dios, pero qué corta cuando vemos nuestro programa favorito.

Qué difícil nos vienen las palabras al rezar y cuán fácil cuando charlamos con un amigo.

Cuánto nos emocionamos cuando un partido de fútbol se extiende por definición a penales y cuánto nos quejamos cuando una misa es mas larga de lo usual.

Lo difícil que es leer un capítulo de la Biblia, pero qué fácil leemos 100 páginas de una novela popular o de un periódico deportivo.

Cómo las personas desean los asientos del frente en cualquier juego o concierto, pero cómo hasta se esfuerzan para buscar asientos en la parte de atrás de la Iglesia.

Qué necesitemos 2 o 3 semanas de aviso para responder a un evento de la Iglesia pero ajustamos nuestros compromisos sin previo aviso para otros eventos aunque sea en el último momento.

Lo difícil que es aprender una verdad simple del Evangelio para compartirla con otros, pero qué fácil que es para la misma persona entender y repetir un chisme.

Cómo creemos lo que dicen los periódicos pero cuestionamos lo que dice la Biblia.

Que muchos sean tan cuidadosos para escoger lo que entra en su estómago pero no se preocupan de lo que entra en su mente o en su corazón.

Que todos quieran ir al cielo y pocos se preocupan de vivir las exigencias del evangelio necesarias para lograrlo.

Deja un Comentario. Tu opinión es valiosa para nosotros

Lionel Valentin Calderón

Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Nuevo Testamento

Antiguo Testamento

Historias para Reflexionar

Booker T. Washington

Se dice que un hombre verdadero humilde es difícil encontrar.  Sin embargo, Dios se encanta

Solicita Nuetro Boletín

Al enviar esta solicitud acepto los Términos y Condiciones de Bendiciones Cristianas