El matrimonio y una meta comun

El matrimonio y una meta comun

Un pastor solía aconsejar a las parejas antes de casarse, usando esta ilustración:

Ustedes no son bueyes, pero pueden aprender algo de ellos. Cuando están enyugados, si uno quiere ir en una dirección y el otro en otra, las cosas no van a andar muy bien. De modo parecido, si ellos quieren pasar su tiempo mirándose mutuamente, tampoco van a andar muy bien. Pero si los dos tienen una meta común y empujan de mutuo acuerdo hacia ella, tienen la posibilidad de avanzar. Para una pareja que desea casarse ha de ser igual. Si andan en direcciones diferentes, no van bien.

Si pasan el tiempo sólo mirándose el uno al otro, tampoco llegarán muy lejos. Pero si ponen todas sus fuerzas, todo su empeño en alcanzar la meta de un matrimonio feliz, estable y duradero deben definitivamente aprender de los bueyes enyugados.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

La mamá más mala del mundo

Siempre estuve segura de que me había tocado la mamá más mala del mundo. Desde que era muy pequeña, me obligaba a desayunar o a tomar algo por la mañana, antes de ir a

Seguir Leyendo »

Viaje sin gritos

En un reciente vuelo en avión había dos chicos que no estaban felices de encontrarse allí, e interrumpían la paz de los demás pasajeros. Sus gritos y quejas se escuchaban por toda la cabina,

Seguir Leyendo »