Dios, ¿eres real?

Dios, ¿eres real?

Dios, ¿eres real? –susurró el niño. Durante mucho tiempo, a su pequeña edad, había comenzado a preguntarse el por qué de las cosas. A cada momento le asaltaban dudas para las que necesitaba respuesta.

— Dios, habla conmigo.

Y entonces una alondra del campo canto pero el niño no escuchó. Así que el niño gritó:

— Dios, háblame!

Y un trueno resonó por todo del cielo, pero el niño absorto en sus requerimientos no escuchó. El niño miró alrededor y dijo:

— Dios, déjame verte.

Y una estrella se iluminó brillantemente, pero el niño no se dio cuenta. Y el niño gritó:

— Dios muéstrame un milagro!

Y una vida nació, pero el niño no se dio cuenta.

Así que el niño lloró desesperadamente y dijo:

— Tócame Dios, y sabré así que te encuentras aquí!

Con lo cual Dios se inclinó y tocó al niño. Pero el niño alejó a la mariposa, y se apartó sin saberlo.

Muchas veces, las cosas que pasamos por alto son aquellas que hemos estado buscando. No te pierdas las bendiciones del Todopoderoso simplemente porque no están envueltas como tú las deseas.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

El lenguaje de los Ojos

Hay una palabra que parece resumir la esencia del universo, del alma humana, de la vida misma y… del corazón de Dios. Esa palabra breve en todos los idiomas del mundo es: Amor. El

Seguir Leyendo »

Un nudo en la sábana

En una junta de padres de familia de cierta escuela, la Directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos. También pedía que se hicieran presentes el máximo de tiempo posible.

Seguir Leyendo »