Ester-3-Conspiración-de-Amán

Ester 3: Conspiración de Amán

Ester 3:1 Después de estas cosas el rey Asuero engrandeció a Amán hijo de Hamedata agagueo, y lo honró, y puso su silla sobre todos los príncipes que estaban con él.

Después de estas cosas : Indica un período indefinido de hasta cinco años. Amán es promovido a una alta posición ejecutiva.

Ester 3:2 Y todos los siervos del rey que estaban a la puerta del rey se arrodillaban y se inclinaban ante Amán, porque así lo había mandado el rey; pero Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba.

La determinación de Mardoqueo provenía de su fe en Dios. No efectuó una encuesta de opinión antes de decidir cuál era el curso más seguro o popular a seguir; por el contrario, tuvo el valor de enfrentar las circunstancias solo. Los que hacen lo correcto no siempre hacen lo que es popular. Es posible que los que hacen el bien sean la minoría, pero obedecer a Dios es más importante que obedecer a la gente.

Mardoqueo se negó a inclinarse ante Amán. A veces, en señal de respeto, los judíos sí se inclinaban ante autoridades del gobierno. Pero los antepasados de Amán eran antiguos enemigos de los judíos. Israel había recibido de Dios la orden «borrarás la memoria de Amalec debajo del cielo». Mardoqueo nunca se arrodillaría delante del perverso Amán y, con este acto, reconocerlo como un dios. Los tres amigos de Daniel tenían las mismas convicciones. Debemos adorar sólo a Dios. Nunca debemos permitir que una persona, institución o gobierno tome el lugar de Dios. Cuando alguien demanda lealtad o deberes de usted que no honran a Dios, no ceda. Puede ser el momento de tomar una postura firme.

Ester 3:3 Y los siervos del rey que estaban a la puerta preguntaron a Mardoqueo: ¿Por qué traspasas el mandamiento del rey?

Fue echada . . . la suerte : Posiblemente, a fin de determinar el mejor momento para llevar a cabo los planes de Amán.

Ester 3:4 Aconteció que hablándole cada día de esta manera, y no escuchándolos él, lo denunciaron a Amán, para ver si Mardoqueo se mantendría firme en su dicho; porque ya él les había declarado que era judío.

Ester 3:5 Y vio Amán que Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba delante de él; y se llenó de ira.

Por qué quería Amán destruir a todos los judíos sólo por la acción de un hombre?

(1) Amán era un agagueo, descendiente de Agag, rey de los amalecitas; los amalecitas eran antiguos enemigos de Israe; el odio de Amán no estaba dirigido sólo contra Mardoqueo, sino contra todos los judíos.

(2) Como segundo al mando en el imperio, Amán amaba su poder y su autoridad, y la reverencia que se le mostraba; sin embargo, los judíos miraban a Dios como su autoridad final y no a cualquier hombre. Amán se dio cuenta de que la única manera de cumplir sus deseos soberbios era matando a aquellos que hacían caso omiso de su autoridad. Su búsqueda de poder personal y su odio por la raza judía lo consumió.

Amán disfrutaba el poder y prestigio de su posición, y se enfureció cuando Mardoqueo no respondió con la esperada reverencia. La ira de Amán no fue sólo hacia Mardoqueo, sino a lo que él representaba: la dedicación de los judíos a Dios como la única autoridad digna de reverencia. La actitud de Amán era prejuiciosa: odiaba a un grupo de gente debido a una diferencia en sus creencias o cultura. El prejuicio crece de la soberbia personal, al considerarse uno mismo mejor que otros. Al final, Amán fue castigado por su actitud arrogante. Dios juzgará severamente a aquellos que tienen prejuicios o que muestran una actitud soberbia hacia los demás.

Ester 3:6 Pero tuvo en poco poner mano en Mardoqueo solamente, pues ya le habían declarado cuál era el pueblo de Mardoqueo; y procuró Amán destruir a todos los judíos que había en el reino de Asuero, al pueblo de Mardoqueo.

Ester 3:7 En el mes primero, que es el mes de Nisán, en el año duodécimo del rey Asuero, fue echada Pur, esto es, la suerte, delante de Amán, suerte para cada día y cada mes del año; y salió el mes duodécimo, que es el mes de Adar.

Amán echó suertes para determinar el mejor día para llevar a cabo su decreto. Poco sabía él que le estaba haciendo el juego a Dios, ya que el día de muerte fue establecido casi un año después, dándole tiempo a Ester de hacer su petición al rey. La palabra persa para la expresión echar suertes, era purim. Esta llegó a ser el nombre de la fiesta celebrada por los judíos cuando fueron liberados, y no muertos, en el día designado por Amán.

Ester 3:8 Y dijo Amán al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir.

Ester 3:9 Si place al rey, decrete que sean destruidos; y yo pesaré diez mil talentos de plata a los que manejan la hacienda, para que sean traídos a los tesoros del rey.

Amán debió de haber tenido la esperanza de adquirir esta tremenda suma de dinero al saquear las casas y los negocios de los judíos que serían asesinados por medio de su decreto. Un gran número de judíos estaban viviendo en ese tiempo en el imperio. Amán no imaginaba que esta traición sería usada en su contra.

Ester 3:10 Entonces el rey quitó el anillo de su mano, y lo dio a Amán hijo de Hamedata agagueo, enemigo de los judíos,

Cuando el rey le dio su anillo a Amán estaba entregándole un símbolo de autoridad real.

Los funcionarios en el mundo antiguo usaban anillos de sello como firmas personales. La superficie del anillo tenía un relieve hecho de metal, madera o hueso; el de Asuero estaba probablemente hecho de plata o de oro. Cada individuo tenía su propio sello. Las cartas eran selladas al presionar el anillo sobre cera suave, y los documentos oficiales se certificaban por medio del sello real. Al dar a Amán su anillo de sello, Asuero le dio su firma personal y con ella la autoridad de hacer lo que quisiera. El rey no se percató de que su propia firma sellaría la orden de muerte de su esposa Ester.

Ester 3:11 y le dijo: La plata que ofreces sea para ti, y asimismo el pueblo, para que hagas de él lo que bien te pareciere.

Ester 3:12 Entonces fueron llamados los escribanos del rey en el mes primero, al día trece del mismo, y fue escrito conforme a todo lo que mandó Amán, a los sátrapas del rey, a los capitanes que estaban sobre cada provincia y a los príncipes de cada pueblo, a cada provincia según su escritura, y a cada pueblo según su lengua; en nombre del rey Asuero fue escrito, y sellado con el anillo del rey.

Aquí aparecen tres niveles de dignatarios persas. Los sátrapas eran gobernadores de provincia; los capitanes los asistían como jefes de las ciudades que allí se levantaban; y los príncipes de cada pueblo eran jefes tribales.

Ester 3:13 Y fueron enviadas cartas por medio de correos a todas las provincias del rey, con la orden de destruir, matar y exterminar a todos los judíos, jóvenes y ancianos, niños y mujeres, en un mismo día, en el día trece del mes duodécimo, que es el mes de Adar, y de apoderarse de sus bienes.

El plan de Amán (versículos 5-9) iba a ser llevado a cabo once meses más tarde.

Ester 3:14 La copia del escrito que se dio por mandamiento en cada provincia fue publicada a todos los pueblos, a fin de que estuviesen listos para aquel día.

Ester 3:15 Y salieron los correos prontamente por mandato del rey, y el edicto fue dado en Susa capital del reino. Y el rey y Amán se sentaron a beber; pero la ciudad de Susa estaba conmovida.

Mardoqueo

Después del último levantamiento de Jerusalén en contra de Nabucodonosor, la familia de Mardoqueo fue deportada a Babilonia. El probablemente nació en Susa, (ciudad que se convirtió en una de las capitales de Persia después que Ciro conquistara Babilonia) y heredó una posición oficial entre los judíos cautivos que lo mantuvo cerca del palacio aun después de que los babilonios habían sido derrocados. En un momento, cuando escuchó los planes para asesinar al rey Asuero, reportó el complot y salvó la vida del rey.

La vida de Mardoqueo estuvo llena de desafíos que él convirtió en oportunidades. Cuando murieron sus tíos, adoptó a Ester, la hija de ellos y por lo tanto su prima, probablemente porque sus propios padres habían muerto y se sentía responsable por ella. Más tarde, cuando fue llevada al harem de Asuero y elegida para ser reina, Mardoqueo continuó aconsejándola. Muy poco tiempo después de esto, se vio en un conflicto con Amán, el recién designado jefe de gobierno de Asuero. Aunque deseaba servir al rey, Mardoqueo se negó a adorar al representante del rey. Amán estaba furioso con Mardoqueo. Así que planeó hacer matar a Mardoqueo y a todos los judíos. Su plan se convirtió en una ley para los medos y los persas, y parecía que los judíos habían sido sentenciados.

Sin embargo, Mardoqueo, deseaba servir a Dios donde estuviera. Habló con Ester y le dijo que quizá la razón por la que Dios le había permitido ser reina era para que salvara a su pueblo de esta amenaza. Pero Dios también lo había puesto a él, años antes, en el lugar correcto. Dios reveló al rey, por medio de la lectura de documentos históricos, que Mardoqueo había salvado su vida en una ocasión y el rey se percató de que nunca se lo había agradecido. Entonces, Mardoqueo fue honrado por el rey y esto arruinó el plan de Amán de colgarlo en una horca. Dios había planeado un contraataque efectivo contra el cual el plan de Amán no pudo mantenerse en pie.

Más tarde, Mardoqueo instituyó la fiesta judía de Purim. Tuvo una larga carrera de servicio al rey en favor de los judíos. En la vida de Mardoqueo, Dios mezcló carácter y circunstancias para lograr grandes cosas. El no ha cambiado la forma en que trabaja. Dios está utilizando las situaciones a las que se enfrenta cada día para tejer un patrón de santidad en su carácter. Haga una pausa y pida a Dios que lo ayude a responder adecuadamente a las situaciones en las que usted se encuentra en el día de hoy.

Puntos fuertes y logros :

Denunció un complot de asesinato en contra del rey

Tan responsable como para adoptar a su prima

Rehusó inclinarse ante nadie que no fuera Dios

Tomó el lugar de Amán como segundo en importancia en el gobierno de Asuero

Lecciones de su vida :

Las oportunidades que tenemos son más importantes que las que hubiéramos deseado tener

Podemos confiar en que Dios entretejerá los hechos de la vida para nuestro beneficio, aun cuando quizá no podamos ver el plan completo

Las recompensas por hacer lo correcto se retrasan en ocasiones, pero Dios mismo las garantiza

Datos generales :

A Mardoqueo lo encontramos en Susa, una de las varias ciudades capitales de Persia de ocupación: Oficial judío que llegó a ser segundo en rango después del rey Asuero. Padrastro de Ester. Hijo de Jair. Contemporáneo de Asuero, Amán.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Salmo 117: Aleluya de todos los pueblos

Salmo 117:1 Alabad al SEÑOR, naciones todas; alabadle, pueblos todos. Aunque breve, este llamado a la adoración encuentra un lugar en la teología de Pablo, quien incluye a todas las naciones (los gentiles) en el

Seguir Leyendo »
Jesús y su bautismo

Jesús y su bautismo

Por aquellos días, Jesús salió de Nazaret, que está en la región de Galilea, al río Jordán, donde estaba Juan, para que este lo bautizara. Al principio Juan quería impedírselo, y le dijo: –Yo

Seguir Leyendo »