Archives for Segunda Tesalonicenses

2 de Tesalonicenses 1: Levantad vuestros corazones

Esta carta la envían Pablo y Silvano y Timoteo a la iglesia de los tesalonicenses que es en Dios nuestro Padre y en nuestro Señor Jesucristo. ¡Gracia y paz a vosotros de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo! Hermanos: Para nosotros no es menos que un deber dar gracias siempre a Dios por vosotros como es debido, porque vuestra fe es cada vez más estable, y porque vuestro amor mutuo y general crece cada vez más, de manera que nosotros mismos hablamos con orgullo de vosotros en las iglesias de Dios sobre vuestra constancia y fe en medio de
Leer Más

2 Tesalonicenses 2: El sin ley

Hermanos: En relación con la venida de nuestro Señor Jesucristo y nuestra reunión con Él, os rogamos que no os inquietéis fácilmente en vuestra mente ni estéis en un estado de excitación nerviosa por ninguna afirmación que se suponga que os llega de nosotros, ya sea en el Espíritu o de palabra o por carta, alegando que el Día del Señor ya está aquí. Que nadie os engañe con nada. El Día del Señor no llegará sin que antes tenga lugar la gran Rebelión contra Dios, y se revele el Hombre del Pecado, el Hijo de Perdición que se opone
Leer Más

2 Tesalonicenses 3: Una última palabra

Para terminar, hermanos, seguid orando por nosotros para que la Palabra de Dios realice su carrera y reciba su corona de gloria -como sucede entre vosotros-, y para que estemos a salvo de estos hombres malvados y malignos, porque no son todos los que tienen fe. Podéis depender del Señor, que os mantendrá firmes y os guardará del maligno. Tenemos confianza en el Señor de que hacéis y haréis lo que os ordenamos. ¡Que Dios dirija vuestros corazones para que sintáis el amor de Dios y despleguéis la resistencia que Cristo puede dar! Una vez más Pablo llega al final
Leer Más