Archives for Ezequiel

Ezequiel 1: La visión de la gloria divina

Ezequiel  sirvió como profeta entre los cautivos en Babilonia desde 593 a.C. hasta 571 a.C. Ezequiel y su pueblo son llevados en cautiverio a Babilonia. Los judíos son extranjeros en una tierra extraña gobernada por un gobierno autoritario. Debido a los pecados del pueblo, Dios había permitido la destrucción de Judá. Sin embargo, todavía había esperanza: Dios prometía restaurar la tierra a los que permanecieran fieles a El. Dios nunca se olvida de los que fielmente buscan obedecerle. Tienen un futuro glorioso por delante. Contemporáneo de  Daniel (605-536) Habacuc (612-588) Jeremías (627-586) Eze 1:1 Aconteció en el año treinta, en
Leer Más

Ezequiel 2: Llamamiento de Ezequiel

2:1 Me dijo: Hijo de hombre, ponte sobre tus pies, y hablaré contigo. Hijo de hombre : Un término usado alrededor de 90 veces cuando Ezequiel se refería a sí mismo. Hace énfasis en su humanidad, en contraste con la trascendencia del Dios con quien habla. Véase también la introducción a Ezequiel: «El Espíritu Santo en acción». El Dios inmortal llama a Ezequiel “hijo de hombre”, con lo que recalca la distancia que existe entre ellos. Es sorprendente que Dios lleve a cabo su divina voluntad en la tierra a través de seres imperfectos y finitos. Estamos hechos del polvo,
Leer Más

Ezequiel 3: Visión de Ezequiel

Ezequiel 3:1 Me dijo: Hijo de hombre, come lo que hallas; come este rollo, y ve y habla a la casa de Israel. Come este rollo : Antes que el profeta pudiese comunicar el mensaje, primero tenía que asimilarlo. En su visión, Ezequiel comió el mensaje de Dios y encontró que este alimento espiritual no solo era bueno para él sino que era dulce como la miel. Si «digiere» la Palabra de Dios, descubrirá que no solo fortalece su fe sino que su sabiduría le endulza la vida. Uno necesita alimentarse espiritualmente de la misma manera en que se alimenta
Leer Más

Ezequiel 4: La visión de Ezequiel

Ezequiel 4:1 Tú, hijo de hombre, tómate un adobe, y ponlo delante de ti, y diseña sobre él la ciudad de Jerusalén. Sobre una tablilla de adobe húmedo, material que se utilizaba en la Mesopotamia para plasmar los símbolos de la escritura cuneiforme, Ezequiel debía diseñar la ciudad de Jerusalén . Alrededor de esta tablilla colocaría símbolos del sitio y pondría una plancha de hierro entre él y la ciudad para simbolizar que el sitio no podía ser quebrado. Ezequiel dramatizó el sitio y la caída de Jerusalén que habrían de venir antes de que realmente sucedieran. Dios dio a
Leer Más

Ezequiel 5: Y tú, hijo de hombre, toma una espada afilada

5:1 “Y tú, hijo de hombre, toma una espada afilada; la usarás como navaja barbera. Pásatela por la cabeza y por la barba. Toma luego una balanza y divide en partes el pelo cortado; Se le dice a Ezequiel que tome una navaja de barbero , se afeite la cabeza , se corte la barba , y divida entonces los cabellos en tres partes, cada una de las cuales representaría a los habitantes de Jerusalén (versículo 5), muertos de maneras distintas: por el fuego, por la espada y esparcidos por el viento. Algunos cabellos se dejarían como símbolo del remanente,
Leer Más

Ezequiel 6:Y sabréis que yo soy

Este es el principio de un mensaje que consta de dos partes. Recuerde que Ezequiel solo podía hablar cuando daba mensajes de Dios. El mensaje del capítulo 6 es que la idolatría de Judá con seguridad acarrearía el castigo de Dios. El mensaje en el capítulo 7 describe la naturaleza de ese castigo: destrucción total de la nación. No obstante, Dios en su misericordia salvó a un remanente. Ezequiel profetizó contra las montañas de Israel donde estaban ubicados los «lugares altos» usados en la adoración de ídolos. Ezequiel 6:1 El Señor se dirigió a mí, y me dijo: Ezequiel 6:2
Leer Más

Ezequiel 7: El fin viene

Ezequiel 7:1 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Ezequiel 7:2 «Tú, hijo de hombre, anuncia que así ha dicho Jehová, el Señor, a la tierra de Israel: »“El fin, el fin viene sobre los cuatro extremos de la tierra. Los cuatro extremos de la tierra : Toda la tierra. Ezequiel 7:3 Ahora será el fin sobre ti, pues enviaré sobre ti mi furor y te juzgaré según tus caminos, y pondré sobre ti todas tus abominaciones. Ezequiel 7:4 Mi ojo no te perdonará ni tendré misericordia, antes pondré sobre ti tus caminos y en medio de ti estarán tus
Leer Más

Ezequiel 8: Visión de las abominaciones en Jerusalén

Los exilados, a la vista de las extrañas acciones simbólicas de Ezequiel, llegaron a barruntar que un profeta había surgido ante ellos. Su misión era anunciar la triste suerte reservada a los judíos que aún permanecían en Palestina y la rehabilitación de los exilados. La suerte de la Ciudad Santa estaba echada, y Judá sólo volvería a recuperarse después de largos años de cautividad. Ante una concurrencia de exilados, encabezados por los ancianos de Judá, el profeta cayó en éxtasis, asistiendo mentalmente a unas escenas que se desarrollaban en el templo de Jerusalén. Esto tuvo lugar un año después de
Leer Más

Ezequiel 9: Visión de la muerte de los culpables

En el capítulo anterior se concretaban las grandes abominaciones de los habitantes de Jerusalén, que llegaron hasta contaminar el recinto sagrado del templo con infiltraciones idolátricas de todo género. El castigo de Dios no podía dejarse esperar. En este capítulo, dramáticamente se describe la ejecución del terrible castigo. Las expresiones son radicales e hiperbólicas. Ezequiel 9:1 Visión de la muerte de los culpables: Entonces clamó en mis oídos con gran voz, diciendo: «¡Los verdugos de la ciudad han llegado y cada uno trae en su mano su instrumento para destruir!». Este capítulo presenta una descripción del castigo venidero. Después que
Leer Más

Ezequiel 10: La gloria de Dios abandona el Templo

Ezequiel 10:1 La gloria de Dios abandona el Templo. Miré, y vi que sobre la bóveda que estaba sobre la cabeza de los querubines[a] había como una piedra de zafiro, que tenía el aspecto de un trono que apareció sobre ellos.[b] Ezequiel tiene aquí otra visión del trono de Dios. Véanse las notas al capítulo 1. Una figura adicional es «el hombre vestido de lino» del capítulo 9, cuyo papel ha cambiado al de agente del juicio. La visión intenta evidenciar que Dios abandonará el templo antes que Jerusalén sea quemada. Los capítulos 8 al 11, presentan gráficamente la gloria
Leer Más