Archivos para Historias y Reflexiones

Sálvate a ti mismo

El partido de fútbol de esa mañana pronosticaba un excitante encuentro. Los changuitos estaban ansiosos por iniciar el partido. Se oye el silbato y empiezan a correr todos tras la bola, pases cortos, pases largos y allí van corriendo de un lado a otro, de extremo a extremo de la cancha, de pronto un tiro largo, largo, largo. La bola fue a parar justo en medio del pantano que se encontraba al otro lado de la cancha. Los changuitos se paran la orilla del pantano pretendiendo alcanzar el balón apoyados con un palo, otro tira una piedra y nada. De pronto un osado y valiente changuito va dando semejantes saltos hasta llegar donde la bola. La sujeta, mientras el resto de changos desde la orilla le aplaudían y animaban. De pronto el changuito se empieza a hundir, mientras mas se movía pretendiendo avanzar o salir mas se hundía. Los changos expectantes gritaban: ¡Sálvate a ti mismo! ¡Sálvate a ti mismo!. Ante los animosos gritos el changuito se sujeta a sus propias orejas y empieza a tirar hacia arriba, pretendiendo salvarse a si mismo de hundirse. «Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia» Prov. 3.5 A mi juicio esta es una de las escrituras mas retadoras al orgullo humano que se cree demasiado sabio, que se cree que por sus propios medios saldrá avante. Los que hemos tenido la oportunidad de estudiar una profesión, obtener algún diplomado o lograr una carrera profesional exitosa, incluso los que han alcanzado una posición social, económica o laboral trascendente, nos encontramos de pronto en medio del pantano al igual que el changuito de la anécdota. Tratar de salir solos de nuestros problemas, pretender hacer las cosas sin ayuda o peor aún, fingir que no necesitamos de nadie para salir adelante en la vida es la peor de las falacias. El libro de proverbios nos muestra los beneficios que ofrece la Sabiduría, entregarse por completo en buscar inteligencia y buen juicio como si buscara plata o un tesoro escondido. «Las enseñanzas son una lámpara encendida; las correcciones y los consejos son el camino de la vida»Proverbios. 6.23 «Mira siempre adelante, mira siempre de frente. Fíjate bien en donde pones los pies, y siempre pisarás en terreno firme». Proverbios. 4.25-26
Leer Más

El zapatero pobre

Un día bajó el Señor a la tierra en forma de mendigo y se acercó a casa del zapatero y le dijo: -»Hermano, hace tiempo que no como y me siento muy cansado, aunque no tengo ni una sola moneda quisiera pedirte que me arreglaras mis sandalias para poder seguir caminando». El zapatero le respondió: -«Yo soy muy pobre y ya estoy cansado que todo el mundo viene a pedir y nadie viene a dar!». El Señor le contestó: -«Yo puedo darte lo que tu quieras». El zapatero le preguntó: -«¿Dinero inclusive?». El Señor le respondió: -«Yo puedo darte 10 millones de dólares, pero a cambio de tus piernas». -«¿Para que quiero yo 10 millones de dólares si no voy a poder caminar, bailar, moverme libremente?», dijo el zapatero. Entonces el Señor replicó: -« Está bien, te podría dar 100 millones de dólares, a cambio de tus brazos». El zapatero le contestó: -«Para que quiero yo 100 millones de dólares si no voy a poder comer solo, trabajar, jugar con mis hijos, etc.?”. Entonces el Señor le dijo: -«En ese caso, yo te puedo dar 1000 millones de dólares a cambio de tus ojos». El zapatero respondió asustado: -«Para que me sirven 1000 millones de dólares si no voy a poder ver el amanecer, ni a mi familia y mis amigos, ni todas las cosas que me rodean?». Entonces el Señor le dijo: -«Ah hermano mío, ya ves que fortuna tienes y no te das cuenta» Dios y el Zapatero,.. una reflexión para el Día de Acción de Gracias Luego de leer estas líneas sé que muchos coincidirán conmigo que la reflexión a este pensamiento es una espontánea, que nos tiene que impactar. La misma nos hace mirar aquello que hemos olvidado. Hay veces que pensamos que la solución a nuestros problemas la podríamos tener si contáramos con más dinero, encontrando así una avenida que nos conducirá derecho a la felicidad. Posiblemente tenemos lo necesario para luchar y ser felices al alcance de nuestras manos; pero la avaricia, egoísmo, la ambición desmedida, entre otras razones se imponen en nuestro camino para olvidarnos de lo que es la verdadera “fortuna”. En un país tan explotado por las campañas sensacionalista, existe el riesgo de que se tergiverse nuestro rol en la vida como creyentes de Jesús. Es por ello
Leer Más

Hoy recibí flores

No es mi cumpleaños o ningún otro día especial; tuvimos nuestro primer disgusto anoche, y él dijo muchas cosas crueles, que en verdad me ofendieron. Pero sé que está arrepentido y no las dijo en serio, porque él me mandó flores hoy. ¡Recibí flores hoy! No es nuestro aniversario o ningún otro día especial; anoche me lanzó contra la pared y comenzó a ahorcarme. Parecía una pesadilla, pero de las pesadillas despiertas y sabes que no es real; me levanté esta mañana adolorida y con golpes en todos lados, pero yo sé que está arrepentido; porque él me mandó flores hoy. ¡Recibí flores hoy! Y no es el día de San Valentín o ningún otro día especial; anoche me golpeó y amenazó con matarme; ni el maquillaje o las mangas largas podían esconder las cortadas y golpes que me ocasionó esta vez. No pude ir al trabajo hoy, porque no quería que se dieran cuenta. Pero yo sé que él está arrepentido; porque me mandó flores hoy. ¡Recibí flores hoy! Y no era el Día de las Madres o ningún otro día especial; anoche él me volvió a golpear, pero esta fue mucho peor. Si logro dejarlo, ¿qué voy hacer? ¿Cómo podría yo sola sacar adelante a los niños? ¿Qué pasará si nos falta el dinero? Le tengo tanto miedo, pero dependo tanto de él, que temo dejarlo. Pero yo sé que está arrepentido, porque él me mandó flores hoy. ¡Recibí flores hoy! Hoy es un día muy especial: Es el día de mi funeral. Anoche por fin logró matarme. Me golpeó hasta morir. Si por lo menos hubiera tenido el valor y la fortaleza de dejarlo. ¡Si hubiera aceptado la ayuda profesional, hoy no hubiera recibido flores! A veces esperamos mucho tiempo y eso podría ser demasiado tarde. Hay momentos en la vida en que lo único que Dios espera es que tomemos una decisión por el bien nuestro y el de la familia. !Que no sea mañana demasiado tarde! El malvado es inflexible en sus decisiones; el justo examina su propia conducta. Proverbios 21:19.
Leer Más

Creo en la Vida

Aquella tarde que salí del hospital por problemas de depresión mire a muchas personas sonreir y ser felices y tambien vi que había personas tristes, con la mirada perdida, enojadas, todos vivos todavía como yo, todos y todas buscando también como yo una razón para ser feliz. Me percaté de algo, que las personas tristes parecían tener mucha prisa, pero ¿cuál sería su prisa? que ni siquiera deseaban saludar a quien se acercaba a su alrededor. Me acerqué entonces a alguien que parecía feliz y alegre observando los arboles que se mecían con el aire, era un hombre que parecía tranquilo sin prisa, le pregunté entonces: ¿por qué usted es feliz y esas otras personas no? Me dijo: sabes que mis sueños para que yo sea feliz no se han cumplido y creo que pasará mucho tiempo para que se cumplan o probablemente poco o nunca, pero no tengo prisa, porque estoy muy ocupado admirando la naturaleza que me alegra con sus colores. Le pregunté si ha tenido alguna razón para estar triste, el me contestó: sí, claro, estuve triste porque tenía prisa que se cumplieran mis sueños para ser feliz lo más pronto posible pero me invadió la tristeza al descubrir que todavía faltaba mucho tiempo para lograr mis sueños y ser feliz, estaba tan ocupado concentrado en el futuro que olvidé hasta las bellas mañanas de sol que podía admirar con mis ojos, la sonrisa de la gente que me ama, la fortuna de poder comunicarme, entre otros regalos de la vida, sin saber que otras personas que no tienen esa dicha, estarían muy felices de por lo menos tener este regalo de la vida, así que ahora no tengo prisa, estoy muy ocupado contemplando y disfrutando lo que me regaló la vida. Creo en la vida! porque creo en mis sueños, que aunque se cumplan o no, me doy la oportunidad de ser feliz a lo largo del camino.
Leer Más

Gotitas de vida

Cuando se cierra una puerta hacia la felicidad, otra se vuelve a abrir, pero nos  empeñamos en seguir mirando hacia la puerta cerrada y no le damos importancia a la nueva oportunidad que se nos presenta. No te dejes guiar por la parte externa de las cosas, puede engañar. No te intereses por la riqueza, de seguro se desvanecerá. Busca alguien que te contagie la sonrisa, porque basta tan sólo una para que el día más triste se vuelva más alegre. Busca a alguien que haga reír a tu corazón. Sueña lo que quieres soñar. Ve allí donde quieres ir. Busca ser eso que quieres ser. Porque la vida es una sola y siempre existe la posibilidad de hacer las cosas que quieres hacer, si realmente te lo propones. Te deseo mucha felicidad en tu vida, para sentirte bien. Muchas pruebas, para que te vuelvas fuerte. Lágrimas, para volverte humano. Esperanzas, para poder ser feliz. Los afortunados no necesariamente tienen lo mejor de lo mejor. Sólo buscan lo mejor de aquello que encuentran en su camino. El más espléndido futuro va a depender siempre de la necesidad de olvidar el pasado. No puedes seguir adelante en la vida hasta que no te perdones los errores del pasado y todo lo que lastime tu corazón. Si te parece bien, comparte este mensaje con las personas que significan mucho para ti.  Como hago yo …  Compártelo con aquellos que han dejado una marca en tu vida,  con aquellos que te han hecho reír cuando realmente te hacía falta,  con aquellos que te han ayudado a ver las cosas positivas cuando tocaste fondo,  con tus amigos.  Aquellos que no podrías dejar de tener en tu vida. Y si no lo envías, no te preocupes, no sucederá nada malo, como sucede con esas dichosas cadenas que te condenan a vivir siete años de mala suerte. Nada te sucederá.  Sólo vas a perder la oportunidad de iluminar el día de alguien con este mensaje… La vida no se cuenta por la cantidad de respiros, pero sí por los momentos que te han quitado el aliento… Entonces…  Dios te bendice.
Leer Más

Haciendo las paces

Tenía apenas 14 años cuando conocí a Juan Carlos. Él no era mucho mayor y, al igual que yo, pasaba por la difícil etapa de la adolescencia. Nos hicimos amigos y juntos nos divertimos mucho. No recuerdo qué pasó entre nosotros. Hubo palabras duras y lágrimas. La imagen de él, con el pelo empapado bajo la lluvia y las lágrimas que le resbalaban por las mejillas, se quedó para siempre grabada en mi memoria. Quise reparar el daño, pero me faltó valor y no supe hacerlo. La situación me parecía demasiado compleja. Juan Carlos y yo nos distanciamos. Transcurrieron los años y no supe mucho de él. Luego, en abril de 1998, amigos mutuos me hicieron saber que estaba en coma. Había caído unos treinta metros mientras escalaba una montaña. El corazón me dio un vuelco. En ese instante comprendí que jamás lo volvería a ver. Los médicos se esforzaron por ayudarlo, pero Juan Carlos murió al cabo de unas semanas. Después de aquello, durante un tiempo no podía conciliar el sueño de noche, deseando que hubiese podido resolver nuestras diferencias y que hubiésemos seguido siendo amigos. Tenía la certeza de que había perdido toda oportunidad de hacerlo. Me preguntaba si él me habría perdonado el daño que le había causado, si podía observarme desde el Cielo y si comprendía el dolor que azotaba mi alma. Luego, una noche, me vino la respuesta a mi interrogante. No era nada largo ni complicado; pero era todo lo que me hacía falta para librarme del remordimiento. Oí claramente una voz en mi cabeza. Era Juan Carlos, que me decía: ¡Siempre te consideré mi amiga! Se me llenaron los ojos de lágrimas. Comprendí que todo estaba perdonado. A mi corazón llegó la paz. Entonces me propuse que jamás dejaría transcurrir un día sin hacer las paces con aquellos a quienes ofendiera, por si no se me vuelve a presentar la ocasión de hacerlo. Hoy podría ser mi única oportunidad de demostrar a alguien que es importante para mí, de decirle: «Te quiero», y hacer las paces.
Leer Más

Humanos de un ala

Un día un ángel se arrodilló a los pies de Dios y habló: Señor, visité toda tu creación. Estuve en todos los lugares. Vi que eres parte de todas las cosas. Y por eso vine hasta Ti Señor para tratar de entender. ¿Por qué cada una de las personas sobre la tierra tiene apenas un ala? Los ángeles tenemos dos. Podemos ir hasta el Amor que el Señor representa siempre que lo deseamos. Podemos volar hacia la libertad siempre que queramos. Pero los humanos con su única ala no pueden volar. No podrán volar con apenas un ala… Dios respondió: Sí, ya se eso. Sé que hice a los humanos solamente con un ala… Intrigado el ángel quería entender y preguntó: ¿Pero, por qué el Señor dio a los hombres solamente un ala cuando son necesarias dos alas para que puedan volar? Sin prisa, Dios respondió: Ellos si pueden volar, mi ángel. Di a los humanos una sola ala para que ellos pudiesen volar más y mejor que nuestros Arcángeles… Para volar, mi pequeño amigo, tu precisas de tus dos alas… Y aunque libre, tú estas solo… Más los humanos… Los humanos con su única ala precisaran siempre dar las manos a alguien a fin de tener sus dos alas. Cada uno ha de tener un par de alas… Cada uno ha de buscar su segunda ala en alguien, en algún lugar del mundo… para que se complete su par. Así todos aprenderán a respetarse y a no quebrar la única ala de la otra persona porque pueden estar acabando con su oportunidad de volar. Así mi ángel, ellos aprenderán a amar verdaderamente a la otra persona… Aprenderán que solamente permitiéndose amar, ellos podrán volar. Tocando el corazón de otra persona, ellos podrán encontrar el ala que les falta y podrán finalmente volar. Solamente a través del amor podrán llegar hasta donde estoy… Así como lo haces Tú, mi ángel. Ellos nunca, nunca estarán solos al volar. Que Tú, encuentres tu otra ala, la encuentres muy pronto, y si la has hallado… que se alcen las dos en magnifico vuelo.
Leer Más

Con el tiempo

Con el tiempo aprendes la sutil diferencia que hay entre tomar la mano de alguien y encadenar un alma. Con el tiempo aprendes que el amor no significa apoyarse en alguien y que la compañía no significa seguridad. Con el tiempo…empiezas a entender que los besos no son contratos, ni los regalos promesas. Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado. Con el tiempo…te das cuenta que casarse solo porque “ya me urge” es una clara advertencia de que tu matrimonio será un fracaso. Con el tiempo comprendes que solo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas. Con el tiempo te das cuenta de que si estas al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla. Con el tiempo te das cuenta de que los amigos verdaderos valen mucho más que cualquier cantidad de dinero. Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado solo de amistades falsas. Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida. Con el tiempo aprendes que disculpar, cualquiera lo hace, pero perdonar es solo de almas grandes… Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual. Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir. Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona, es irrepetible. Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado. Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana, es demasiado incierto para hacer planes. Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas. Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento
Leer Más

Amistad, noble sentimiento

La Amistad es uno de los sentimientos más nobles, más dignos y elevados de la humanidad. Es una forma de expresión del Amor que reina en el corazón de los seres. Nos recuerda aquella sublime enseñanza que nos dejó Jesús,  aquel que vino a Servir y no a ser servido, cuando nos dijo: “Amaos los unos a los otros”. La Amistad es un elemento fundamental y la base del accionar. Es de tanta trascendencia que este concepto lo encontramos en los cimientos de nuestra sociedad, debe ser nuestro código de ética, ya que señala que debemos “Practicar la Amistad como un fin y no como un medio”, así como entre nuestros objetivos, está presente recordándonos que debemos “unir a los seres humanos en vínculos de amistad, buen compañerismo y mutuo entendimiento”. Es decir, que para que la sociedad se proyecte de manera efectiva hacia la comunidad mediante actividades de servicio, debemos estar realmente unidos por lazos de amistad, a fin de sentirla en lo más íntimo de nuestro ser. Sin amistad no hay sociedad. El concepto de amistad es entonces de fundamental importancia en el quehacer social. No debiera ser una tarea muy difícil, si consideramos que la sociedad está integrada por hombres y mujeres de buena voluntad, y de acuerdo con Cicerón “La amistad puede existir solamente entre buenos” La verdadera amistad, claro está. La amistad, además de proporcionar a quienes la practican desinteresadamente, las mayores satisfacciones durante su existencia, les da en cierta forma la inmortalidad, haciéndolos vivir después de la muerte, en el recuerdo de quienes disfrutaron de la misma. En la antigüedad se representaba la amistad como una diosa, con la figura de una joven que tenía la cabeza ceñida con una corona de hojas de granado, con las palabras “invierno y verano”. Ella estaba ligeramente vestida con blanco ropaje que dejaba descubierto el lado izquierdo del pecho, llevando en la falda escritas en oro las palabras: “vida y muerte”. Con la mano derecha señalaba su corazón y unas palabras también en oro: “cerca y lejos”. Por último, con la mano izquierda empuñaba un pequeño olmo seco, al que se enlazaba una vid. Podemos interpretar la representación de la amistad con la figura de una joven, para simbolizar que ella nunca debe envejecer, aún ante el paso de los años, y que sus
Leer Más

Qué ironía

Hoy las Cámaras Legislativas en Puerto Rico quieren legalizar el Incesto. Hace tiempo, diría, tiempos inmemoriales el hombre ha puesto todo su esfuerzo en tratar de hacer ver bueno lo malo y proyectar a quienes quieren hacer lo bueno como malos. Todo empezó cuando Madeline Murray se quejó porque no quería que se orara en las escuelas… Y todos nosotros dijimos: OK, no oremos en las escuelas. Después, alguien dijo que no deberíamos leer ni explicar la Biblia en las escuelas. La Biblia dice que no debemos matar, que no debemos robar y que hay que amar… Y nosotros dijimos: OK, saquemos las Biblias de la Escuelas. El Dr. Benjamín Spock dijo que no debíamos corregir a nuestros hijos cuando se portan mal porque podíamos herir su personalidad y dañaríamos su autoestima… Y todos dijimos: OK, no los corregiremos más. Luego mujeres y hombres dijeron que debíamos permitir que la mujer eligiera libremente si quería abortar o no… Y dijimos: Ok, “buena idea”. Otra persona brillante dijo que si los jóvenes son jóvenes y van a hacer lo que van a hacer, vamos a darles todos los condones que quieran para que puedan divertirse “sin riesgos” todo lo que deseen… Y también dijimos: OK, esa es otra buena idea! Después, un oficial de gobierno dijo que no importa lo que uno haga el privado mientras cumplamos con nuestro trabajo… Y nosotros dijimos: Ok, a nadie debe de importarnos lo que los demás hagan con su vida, incluyendo al Presidente, mientras mantenga alta nuestra economía. Y mas tarde dijeron, vamos a hacer revistas con mujeres desnudas y le llamaremos “la apreciación de la belleza del cuerpo de la mujer” o simplemente, “Arte”… Y dijimos: Ok, al fin que el cuerpo es bello. La industria del “entretenimiento” dijo: hagamos películas y shows que promuevan la profanación, violencia, el sexo ilícito y hasta el culto al satanismo. Vamos a grabar música que incite a drogarse, al asesinato al suicidio, a masturbarse, a violar… Y dijimos: Ok, es la libertad de expresión. El que no quiera, que no escuche o que no vea! Ahora, nos preguntamos por qué nuestros hijos no tienen conciencia por qué no distinguen entre el bien y el mal, y por que no les molesta traicionar, golpear, suicidarse o matar a alguien, incluyendo a sus amigos y
Leer Más