Archives for Zacarías

Zacarías 1: Llamamiento a volver a Jehová

Zacarías profetizó en Judá aproximadamente en 520 a.C., después del regreso del cautiverio. Los cautivos regresaron de su cautiverio para reconstruir el templo. Pero la obra en el templo se detuvo y el pueblo comenzó a olvidar el servicio a Dios. Zacarías, al igual que Hageo, alentó al pueblo para que terminara la reconstrucción del templo. Sus visiones dieron esperanza al pueblo. Le habló al pueblo de un futuro rey que algún día establecería un reino eterno. La importancia del mensajees que: Aun en momentos de desilusión y desesperación, Dios está llevando a cabo su plan. Dios nos protege y
Leer Más

Zacarías 2: La nueva patria del pueblo de Dios

La tercera visión es una elaboración adicional de 1.16. Aunque muchos de los detalles sean ambiguos, su intento es claro: Jerusalén será reconstruida. Zacarías se refiere en primer lugar a la Jerusalén post-exílica. Sin embargo, en sentido amplio apunta hacia la futura y magnífica Nueva Jerusalén del mundo por venir. Zac 2:1 ALCÉ después mis ojos, y miré y he aquí un varón que tenía en su mano un cordel de medir. El varón con el cordel de medir simboliza la esperanza de reconstruir a Jerusalén y restaurar su pueblo. El varón mediría y marcaría los límites para los cimientos.
Leer Más

Zacarías 3: Visión del sumo sacerdote Josué

Zacarías 3:1 Me mostró al sumo sacerdote Josué,(A) el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle.(B) El mismo Jehová , no el mensajero angelical, le muestra a Zacarías esta visión. Ello hace de la cuarta visión algo único. La esencia de su mensaje apunta hacia la limpieza del sacerdocio y de la tierra. Había impureza religiosa y moral entre los exiliados que recientemente habían regresado. Esdras se refirió a este mismo tema. Josué fue el sumo sacerdote cuando el remanente volvió a Jerusalén y comenzó a reconstruir el muro] Zacarías 3:2
Leer Más

Zacarías 4: La visión del candelabro

Forman parte de la quinta visión dos mensajes a Zorobabel , el gobernador. Su objetivo es que éste complete el proyecto del templo con mi Espíritu , dice Jehová. Zacarías 4:1 Volvió el ángel que hablaba conmigo, y me despertó, como un hombre que es despertado de su sueño. El candelabro de oro con un depósito de aceite y siete lámparas se refiere a una existencia constante de aceite y significa que el poder de Dios se refleja en la luz. El aceite se obtenía al majar aceitunas y se usaba en depósitos con mechas para producir luz. Los dos
Leer Más

Zacarías 5: El rollo que volaba

Zacarías 5:1  De nuevo alcé mis ojos y miré,  y he aquí un rollo que volaba. La sexta visión del rollo que vuela , que se dice era de veinte codos de largo (10 m), y diez codos (5 m) de ancho , condena los pecados de hurto y de jurar en falso. El tamaño del rollo denota lo serio de la cuestión; el hecho de que vuele muestra que se trata de un juicio de Dios. El castigo del rollo que volaba se ejecutó en contra de quienes violaron la Ley de Dios, sobre todo al robar y al
Leer Más

Zacarías 6: La octava y última visión, cuatro carros

Zacarías 6:1 De nuevo alcé mis ojos y tuve una visión. Vi cuatro carros que salían de entre dos montes; y aquellos montes eran de bronce.[a] La visión final de los cuatro carros describe el control soberano de Dios sobre toda la tierra. Algunos comentaristas ven un paralelo entre los cuatro caballos de este pasaje y los cuatro caballos de Apocalipsis 6. Sin embargo, aparte de que tienen colores similares, el vínculo que los relacionaría no está claro. Aún más, no parece que los diferentes colores signifiquen algo. De la misma manera, la tierra del sur y la tierra del
Leer Más

Zacarías 7: Instrucción sobre el ayuno

Zacarías 7:1 El ayuno que Dios reprueba Aconteció que en el año cuarto del rey Darío, a los cuatro días del mes noveno, que es Quisleu, llegó palabra de Jehová a Zacarías.[a] La fecha de estas dos colecciones de sermones puede fijarse casi dos años después de la señalada en 1.7. Los sermones destacan ciertos temas de las visiones; la reconstrucción de Jerusalén y el templo, la obediencia, y la participación de la nación en el futuro reino de Dios. El año 518 a.C. fue el cuarto del reinado de Darío. Durante los setenta años anteriores, el pueblo realizaba un
Leer Más

Zacarías 8: Promesa de la restauración de Jerusalén

Zacarías 8:1 Promesa de la restauración de Jerusalén[a] Recibí de Jehová de los ejércitos esta palabra: El Dios celoso por Sion promete restaurarla y morar en medio de Jerusalén . El sentido amplio que tienen las palabras de Zacarías, junto con las semejanzas con Ezequiel 43, las categoriza como escatológicas. Algunos ven este pasaje como parcialmente cumplido con la creación por Dios de un nuevo pueblo en la era de la Iglesia, con su mensaje central sobre el pueblo perfecto de Dios, que participa de un culto perfecto, en la Nueva Jerusalén de Apocalipsis 21. Zacarías 8:2 «Así ha dicho
Leer Más

Zacarías 9: Castigo de las naciones vecinas

Mensajes Mesiánicos Los caps. 9-14 forman parte de una segunda sección del libro. Muchos eruditos se inclinan a creer que fue escrito por un autor diferente, y no por el profeta Zacarías; el argumento básico es que la evidencia interna indica un cambio de circunstancias que no son propias del tiempo de Zacarías, y que además el estilo es diferente al de los primeros ocho capítulos. Por la introducción solemne, Profecía, algunos críticos han considerado estos últimos seis capítulos como un libro aparte denominándolo como Deutero Zacarías, o Segundo Zacarías. Creemos que Zacarías pudo haber escrito las dos secciones; quizá
Leer Más

Zacarías 10: Jehová redimirá a su pueblo

Zacarías 10:1 Jehová redimirá a su pueblo. Pedid a Jehová lluvia en la estación tardía. Jehová hará relámpagos, y os dará lluvia abundante y hierba verde en el campo a cada uno.[a] Zacarías recuerda a Judá que Dios tiene poder sobre la lluvia, aun en la estación tardía (la primavera), cuando uno asume que habrá suficiente lluvia. Desde el punto de vista espiritual, solamente Dios puede enviar suficientes bendiciones y poder para hacernos madurar en Cristo. Debemos pedir sus bendiciones y no solamente darlas por sentado. Cuán a menudo creamos ídolos del dinero, del poder, de la fama o del
Leer Más