Archives for Segunda de Reyes

2 de Reyes 25: La conquista de Jerusalén por Nabucodonosor

2 de Reyes 25:1  Y aconteció que en el noveno año de su reinado, en el décimo mes, el día diez del mes, vino Nabucodonosor, rey de Babilonia, él y todo su ejército contra Jerusalén, acampó contra ella y construyó un muro de asedio alrededor de ella. Después de tres años de estar sometido a los babilonios, Sedequías se rebeló inútilmente, lo cual precipitó el sitio final de Jerusalén por Nabucodonosor. Judá fue invadida por los babilonios tres veces, al igual que Israel fue invadido por los asirios en tres ocasiones. Una vez más, Dios mostró su misericordia frente al castigo merecido al dar al pueblo repetidas oportunidades para que se arrepintiera. El mal penetró en Judá y la ira de Dios estalló en contra de su pueblo rebelde. Babilonia conquistó Asiria y llegó a ser la nueva potencia mundial. El ejército babilónico marchó en Jerusalén, quemó el templo, demolió Continue

2 de Reyes 24: El cautiverio babilónico

2 de Reyes 24:1 En los días de Joacim subió Nabucodonosor, rey de Babilonia, y Joacim fue su siervo por tres años; después se levantó y se rebeló contra él. Durante el reinado de Joacim , el control sobre Palestina pasó de la alianza asirio-egipcia a Babilonia. Jeremías habla de la decisiva batalla de Carquemis, fechada en el 605-604 a.C., donde el Faraón Necao fue derrotado por Nabucodonosor de Babilonia. Caldeos es otra forma de llamar a los babilonios. Babilonia se convirtió en la nueva potencia mundial después de haber vencido a Asiria en 612 a.C. y derrotado a Egipto en la batalla de Carquemis en 605 a.C. Después de derrotar a Egipto, los babilonios invadieron Judá y la pusieron bajo su dominio. Esta fue la primera de las tres invasiones babilónicas a Judá durante los siguientes veinte años. Las otras dos ocurrieron en 597 y 586 a.C. Con cada Continue

2 de Reyes 23: La reforma de Josías

2 de Reyes 23:1 Entonces el rey mandó convocar ante él a todos los ancianos de Judá y de Jerusalén. 2 de Reyes 23:2 Luego el rey subió a la casa de Jehová con todos los hombres de Judá y todos los habitantes de Jerusalén, los sacerdotes, los profetas y todo el pueblo, desde el más pequeño hasta el más grande. Allí leyó en voz alta todas las palabras del libro del pacto que había sido hallado en la casa de Jehová. 2 de Reyes 23:3 Después, puesto en pie junto a la columna, el rey hizo un pacto delante de Jehová, comprometiéndose a que seguirían a Jehová y guardarían sus mandamientos, sus testimonios y sus estatutos, con todo el corazón y con toda el alma, y que cumplirían las palabras del pacto que estaban escritas en aquel libro. Y todo el pueblo confirmó el pacto.[a] El primer paso dado Continue

2 de Reyes 22: Reinado de Josías

2 de Reyes 22:1  Reinado de Josías (2 Cr 34.1-2) Cuando Josías comenzó a reinar tenía ocho años[a] de edad, y reinó en Jerusalén treinta y un años. El nombre de su madre era Jedida, hija de Adaía, de Boscat. Judá fue bendecido con un último gran avivamiento religioso bajo su decimosexto gobernante, Josías. 2 de Reyes 22:2  Hizo lo recto ante los ojos de Jehová y anduvo en todo el camino de David, su padre, sin apartarse a derecha ni a izquierda. Al leer la lista bíblica de reyes, es raro encontrar a uno que haya obedecido a Dios completamente. Josías fue uno de los obedientes, y sólo tenía ocho años cuando comenzó a reinar. Durante dieciocho años reinó con obediencia. A los veintiséis años, comenzó las reformas basadas en las leyes de Dios. Los niños son los futuros líderes de nuestras iglesias y del mundo. Quizá el trabajo Continue

2 de Reyes 21: Reinado de Manasés

2 de Reyes 21:1 Reinado de Manasés (2 Cr 33.1-20) Doce años tenía Manasés cuando comenzó a reinar y reinó en Jerusalén cincuenta y cinco años. El nombre de su madre era Hepsiba. Como el decimocuarto gobernante de Judá, el hijo de Ezequías, Manasés , puede considerarse el más perverso de sus reyes. Revivió el culto de los ídolos y profanó los utensilios sagrados del templo. Sacrificó su hijo a Moloc y fue agorero (es decir, practicaba la predicción del futuro). Llegó incluso a colocar un ídolo de Asera en el templo. Siendo un monarca tan malvado, resultó un infortunio que el reinado de Manasés se prolongara 55 años, más que el de todos los otros reyes de Judá. Manasés siguió el ejemplo de su abuelo Acaz más que el de su padre. Adoptó las prácticas malvadas de los babilonios y cananeos incluyendo el sacrificio de su propio hijo. No Continue

2 de Reyes 20: Enfermedad de Ezequías

2 de Reyes 20:1  Enfermedad de Ezequías[a] (2 Cr 32.24-26; Is 38.1-22) En aquellos días[b] Ezequías cayó enfermo de muerte. Y el profeta Isaías hijo de Amoz fue a verlo y le dijo: –Jehová dice así: “Ordena tu casa, porque vas a morir, ya no vivirás”. La enfermedad y la recuperación de Ezequías ofrece un poderoso ejemplo de cómo Dios responde al urgente clamor de sus siervos. Perseverancia en la oración y la simple obediencia trajo consigo la restauración de Ezequías. ¿Sanidad mediante la medicina o los milagros? Sanidad Divina. Este relato de la milagrosa sanidad de Ezequías comienza cuando el profeta Isaías le informa que morirá a causa de su enfermedad. El rey comenzó inmediatamente a orar y a buscar a Dios fervorosamente, sin aceptar su mortal destino. El hecho de que Dios le concedió 15 años más de vida muestra que la oración, cuando se padece una enfermedad Continue

2 de Reyes 19: Judá es librado de Senaquerib

2 de Reyes 19:1  Judá es librado de Senaquerib.(2 Cr 32.20-23; Is 37.1-38) Cuando el rey Ezequías lo oyó, rasgó sus vestidos, se cubrió con vestiduras ásperas y entró en la casa de Jehová. La reacción de Ezequías ante la invasión de Senaquerib fue volverse de todo corazón al Señor. El rasgarse las vestimentas era una expresión de profundo dolor. El cilicio era una tela que se fabricaba con pelo de cabra y constituía un símbolo de pesar. Senaquerib, cuyos ejércitos habían capturado todas las ciudades fortificadas de Judá, envió un mensaje a Ezequías para que se rindiera ya que la resistencia era inútil. Dándose cuenta de que la situación era desesperada, Ezequías fue al templo y oró. Dios contestó la oración de Ezequías y liberó a Judá al enviar un ejército para atacar la capital asiria, forzando así a Senaquerib para que saliera de una vez. La oración debe Continue

2 de Reyes 18: Judá hasta el exilio en Babilonia

2 de Reyes 18:1  6. Judá hasta el exilio en Babilonia (18.1–25.30) Reinado de Ezequías (2 Cr 29.1-2) En el tercer año de Oseas hijo de Ela, rey de Israel, comenzó a reinar Ezequías hijo de Acaz, rey de Judá. Con Israel fuera de la escena, Reyes comienza ahora a narrar la decadencia y caída de Judá. Ezequías había sucedido a Acaz como decimotercer rey de Judá. Ascendió al poder alentando reformas espirituales en gran escala. Ezequías purgó a Judá de idolatría, así como restauró y reedificó el templo. 2 de Reyes 18:2  Cuando comenzó a reinar tenía veinticinco años, y reinó en Jerusalén veintinueve años. El nombre de su madre era Abi, hija de Zacarías. 2 de Reyes 18:3  Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David, su padre. 2 de Reyes 18:4  Quitó los lugares altos, quebró las imágenes, Continue

2 de Reyes 17: El castigo de Samaria

2 de Reyes 17:1  Caída de Samaria y cautiverio de Israel.  En el año duodécimo de Acaz, rey de Judá, Oseas hijo de Ela comenzó a reinar en Samaria sobre Israel. Reinó nueve años, Reyes retorna ahora a Israel para referirse a su último rey, Oseas , quien representó a la novena y última dinastía. En su relativamente breve historia (duró algo más de doscientos años), el reino del norte tuvo 19 monarcas y 9 dinastías; y todos sus reyes fueron malvados. 2 de Reyes 17:2  e hizo lo malo ante los ojos de Jehová, aunque no como los reyes de Israel que habían sido antes de él. 2 de Reyes 17:3  Salmanasar, rey de los asirios,[a] subió contra Oseas, quien fue hecho su siervo y le pagaba tributo. El rey Salmanasar era probablemente Salmanasar V, el que llegó a ser rey de Asiria después de Tiglat-pileser (727-722 a.C.). Continuó Continue

2 de Reyes 16: Reinado de Acaz

2 de Reyes 16:1 Reinado de Acaz (2 Cr 28.1-27) En el año diecisiete de Peka hijo de Remalías comenzó a reinar Acaz hijo de Jotam, rey de Judá. Acaz se convirtió en el duodécimo monarca de Judá. En contraste con su padre Jotam y su abuelo Azarías (o Uzías), Acaz dio la espalda al Señor para seguir tras ídolos y falsos dioses. Consecuentemente, Dios permitió que Rezin rey de Siria y Peka , rey de Israel, pusieran sitio a Jerusalén. Acaz intentó sobornar al rey asirio Tiglat – pileser III ofreciendo entregarle tesoros del templo. Mientras estaba en Damasco para reunirse con Tiglat-pileser, vio un altar, el cual ordenó copiar con la ayuda del sacerdote Urías. Desafortunadamente, utilizó materiales del templo para construir el nuevo altar, que se cree debía reemplazar el altar de Salomón. 2 de Reyes 16:2 Cuando comenzó a reinar Acaz tenía veinte años, y reinó Continue