Archives for Segunda de Cronicas

2 de Crónicas 36: Los desdichados reinados de Joacaz, Joacim, Joaquín y Sedequías

2 de Crónicas 36:1  Reinado y destronamiento de Joacaz (2 R 23.31-35) Entonces el pueblo de la tierra tomó a Joacaz hijo de Josías y lo proclamó rey en lugar de su padre en Jerusalén. 2 de Crónicas 36:2  Veintitrés años tenía Joacaz cuando comenzó a reinar, y tres meses reinó en Jerusalén. 2 de Crónicas 36:3  El rey de Egipto lo destituyó en Jerusalén, e impuso al país un tributo de cien talentos de plata y uno de oro. 2 de Crónicas 36:4  Luego proclamó el rey de Egipto a Eliaquim, hermano de Joacaz, como rey de Judá y Jerusalén, y le cambió el nombre por el de Joacim. Y a Joacaz, su hermano, lo tomó Necao y lo llevó a Egipto.[a] 2 de Crónicas 36:5  Reinado de Joacim (2 R 23.36–24.7) Cuando comenzó a reinar Joacim[b] tenía veinticinco años, y reinó once años en Jerusalén; e hizo lo Continue

2 de Crónicas 35: Celebración de la Pascua

2 de Crónicas 35:1 Josías celebra la Pascua (2 R 23.21-23) Josías celebró la Pascua[a] a Jehová en Jerusalén, y sacrificaron la Pascua a los catorce días del mes primero. 2 de Crónicas 35:2 Puso también a los sacerdotes en sus oficios y los confirmó en el ministerio de la casa de Jehová. 2 de Crónicas 35:3 Dijo además a los levitas que enseñaban a todo Israel y que estaban dedicados a Jehová: «Poned el Arca santa en la casa que edificó Salomón hijo de David, rey de Israel, para que no la carguéis más sobre los hombros. Servid ahora a Jehová, vuestro Dios, y a su pueblo Israel.[b] En los días de Moisés, uno de los deberes de los levitas era el de cargar el arca del pacto cada vez que Israel se trasladaba. «Poned el arca santa en la casa que edificó Salomón» implica que pudo haber sido Continue

2 de Crónicas 34: El reinado de Josías y sus reformas

2 de Crónicas 34:1  Josías tenía ocho años cuando comenzó a reinar, y reinó treinta y un años en Jerusalén. El perfil de Josías se encuentra en 2 Reyes 24 2 de Crónicas 34:2  E hizo lo recto ante los ojos del Señor y anduvo en los caminos de su padre David; no se apartó ni a la derecha ni a la izquierda. 2 de Crónicas 34:3  Porque en el octavo año de su reinado, siendo aún joven, comenzó a buscar al  Dios de su padre David; y en el año doce empezó a purificar a Judá y a Jerusalén de los lugares altos, de las Aseras, de las imágenes talladas y de las imágenes fundidas. En los días de Josías, se consideraba que los muchachos llegaban a ser hombres a la edad de doce años. A los dieciséis, Josías comprendió la responsabilidad de su oficio. Aun a esta corta Continue

2 de Crónicas 33: El reinado de Manasés

2 de Crónicas 33:1  Manasés tenía doce años cuando comenzó a reinar, y reinó cincuenta y cinco años en Jerusalén. 2 de Crónicas 33:2  E hizo lo malo ante los ojos del Señor conforme a las abominaciones de las naciones que el Señor había desposeído delante de los hijos de Israel. 2 de Crónicas 33:3  Porque reedificó los lugares altos que su padre Ezequías había derribado; levantó también altares a los Baales e hizo Aseras, y adoró a todo el ejército de los cielos y los sirvió. 2 de Crónicas 33:4  Edificó además altares en la casa del Señor, de la cual el Señor había dicho: Mi nombre estará en Jerusalén para siempre. 2 de Crónicas 33:5  Edificó altares a todo el ejército de los cielos en los dos atrios de la casa del Señor. 2 de Crónicas 33:6  Hizo pasar por el fuego a sus hijos en el valle Continue

2 de Crónicas 32: Senaquerib invade a Judá

2 de Crónicas 32:1  Después de estos actos de fidelidad, Senaquerib, rey de Asiria, vino e invadió a Judá y sitió las ciudades fortificadas, y mandó conquistarlas para sí. Asiria era un gran imperio en los tiempos de Ezequías, controlaba la mayor parte del Medio Este. Desde una pequeña franja de tierra localizada en lo que hoy en día es Irán e Irak, comenzó a establecer su poder bajo el gobierno de Asurnasirpal II (883-859 a.C.) y su hijo Salmanasar III (859-824). Bajo el reino de Tiglat-pileser III (745-727). Las fronteras asirias se extendieron a las fronteras de Israel, haciendo de este uno de los más grandes imperios de la historia antigua. Salmanasar V destruyó el reino del norte en 722, y su nieto, Senaquerib (705-681), trató de someter a Judá, el reino del sur, bajo su control. Menos de un siglo después, Asiria yacería en ruinas. Senaquerib tenía la Continue

2 de Crónicas 31: Las clases de los sacerdotes y de los levitas

2 de Crónicas 31:1  Y cuando todo esto había terminado, todos los de Israel que estaban presentes, salieron a las ciudades de Judá, despedazaron los pilares sagrados, cortaron las Aseras y derribaron los lugares altos y los altares por todo Judá y Benjamín, y también en Efraín y Manasés, hasta acabar con todos ellos. Entonces todos los hijos de Israel volvieron a sus ciudades, cada cual a su posesión. ¿Por qué era tan mala la idolatría? Los israelitas tenían acceso al único Dios verdadero, pero constantemente caían en la adoración de ídolos sin vida hechos de madera o piedra. Hicieron a un lado la adoración al Creador para poder adorar su creación. También nosotros somos igualmente culpables cuando Dios ya no ocupa el primer lugar en nuestra vida. Cuando pensamos más en la riqueza, el placer, el prestigio, o las posesiones materiales que en Dios, realmente estamos adorándolos como ídolos. Continue

2 de Crónicas 30: Ezequías celebra la Pascua

2 de Crónicas 30:1  Entonces Ezequías envió aviso por todo Israel y Judá, y también escribió cartas a Efraín y a Manasés, para que vinieran a la casa del Señor en Jerusalén a fin de celebrar la Pascua al Señor, Dios de Israel. La celebración de la Pascua conmemoraba el momento en el que Dios salvó la vida de los primogénitos de Israel en Egipto. Dios había prometido que mandaría una plaga para matar a todos los primogénitos a excepción de aquellos que tuvieran en sus casas la sangre de un cordero muerto pintada en el dintel y los dos postes de las puertas. Los israelitas obedecieron, y cuando el destructor vio la sangre, él «pasó sobre» la casa y no hirió a nadie que estuviera en ella. Después de esta plaga, Faraón liberó a los israelitas de la esclavitud. Esta celebración tenía que ser un recordatorio anual de cómo Continue

2 de Crónicas29: El reinado de Ezequías

2 de Crónicas29:1  Ezequías comenzó a reinar cuando tenía veinticinco años, y reinó veintinueve años en Jerusalén. El nombre de su madre era Abías, hija de Zacarías. Es el reverso de la medalla de Ajaz; el autor sagrado hace resaltar aquellos hechos que atestiguan la devoción de Ezequías a Yahvé y a su templo. Abrió las puertas del templo, que había cerrado Ajaz, y purificó el santuario; los sacerdotes y levitas fueron sus mejores colaboradores. La lista de los levitas es algo artificial, pero muy significativa. Con relación a la de los levitas que transportaron el arca aumenta la importancia del canto; con ello diseña el cronista toda una orientación cultual nueva. 2 de Crónicas29:2  E hizo lo recto ante los ojos del Señor, conforme a todo lo que su padre David había hecho.   2 de Crónicas29:3  En el primer año de su reinado, en el mes primero, abrió Continue

2 de Crónicas 28: El reinado de Acaz y su perversidad

2 de Crónicas 28:1  Acaz tenía veinte años cuando comenzó a reinar, y reinó dieciséis años en Jerusalén; pero no hizo lo recto ante los ojos del  Señor como su padre David había hecho, 2 de Crónicas 28:2  sino que anduvo en los caminos de los reyes de Israel; también hizo imágenes fundidas para los baales. 2 de Crónicas 28:3  Quemó además incienso en el valle de Ben-hinom, e hizo pasar a sus hijos por fuego, conforme a las abominaciones de las naciones que el  Señor había arrojado de delante de los hijos de Israel. Imagínese la monstruosa maldad de una religión que ofrece a niños como sacrificios. Dios permitió que la nación fuera conquistada como respuesta a las malvadas prácticas de Acaz. Incluso en la actualidad, esta práctica no ha sido eliminada. El sacrificio de niños a los dioses crueles de la conveniencia, la economía y el capricho, continúa Continue

2 de Crónicas 27: El reinado breve y piadoso de Jotam

2 de Crónicas27:1  Jotam tenía veinticinco años cuando comenzó a reinar, y reinó dieciséis años en Jerusalén. El nombre de su madre era Jerusa, hija de Sadoc. 2 de Crónicas27:2  E hizo lo recto ante los ojos del Señor, conforme a todo lo que su padre Uzías había hecho; pero no entró en el templo del Señor. Y el pueblo seguía corrompiéndose. Jotam fue por lo general un buen rey, sin embargo su pueblo se corrompió. No siempre aquellos a quienes guíe seguirán su ejemplo, sin embargo eso no debe afectar la forma en la que viva para Dios. Esta maldad del reino de Jotam se ilustra vívidamente en Isaías 1-5. 2 de Crónicas27:3  El edificó la puerta superior de la casa del Señor, y edificó extensamente en la muralla de Ofel. 2 de Crónicas27:4  Edificó además ciudades en la región montañosa de Judá, y edificó fortalezas y torres en Continue