Archives for Proverbios

Proverbios 31: Palabras del rey Lemuel

Proverbios 31:1  Palabras del rey Lemuel, oráculo que le enseñó su madre. Nota sobre el autor : Como en el caso de Agur, no conocemos la identidad del rey Lemuel . No aparece entre los reyes de Judá o Israel. El lugar que ocupa en este libro se lo ha ganado, no por su dignidad real; rey o no (había muchos en los territorios vecinos a Israel), sus comentarios demuestran que poseía gran sabiduría, aunque quizás fuese sólo un personaje secundario teniendo en cuenta que decía lo que le enseñó su madre. No se sabe nada acerca de Lemuel excepto que fue un rey que recibió enseñanzas sabias de su madre. Su nombre significa «dedicado a Dios». Algunos creen que tanto Lemuel como Agur eran del reino de Masa, en Arabia del norte. Proverbios 31:2  ¿Qué, hijo mío? ¿Qué, hijo de mis entrañas? ¿Qué, hijo de mis votos? La triple Continue

Proverbios 30: Las palabras de Agur Ben Jaque

Proverbios 30:1  Palabras de Agur, hijo de Jaqué: el oráculo.  Declaración del hombre a Itiel, a Itiel y a Ucal. El origen de estas palabras no es claro. No se sabe nada acerca de Agur excepto que fue un maestro sabio, procedente del reino de Lemuel Nota sobre el autor : No se conoce la identidad de Agur, pero su estilo, diferente al del resto del libro, expresa las verdades a través de vívidas imágenes que tienen igual fuerza. Sus comentarios no son los de un filósofo venido a menos, sino los de un hombre con ojo avizor y mente despierta que interpreta sus observaciones de primera mano sobre la naturaleza y la humanidad. Agur ama el equilibrio y también el enumerar las cosas para llegar a un clímax. Como en el resto del libro tres . . . cuatro, son un recurso retórico utilizado para indicar que sólo se Continue

Proverbios 29: La sociedad alterada

Proverbios 29:1  El hombre que después de mucha reprensión endurece la cerviz, de repente será quebrantado sin remedio. Cometer un error una y otra vez es una invitación al desastre. Algún día las personas tendrán que enfrentar las consecuencias de su rechazo a aprender. Si su error es rechazar las invitaciones de Dios o sus mandamientos, las consecuencias serán especialmente serias. Al final, quizás Dios los deseche. Asegúrese de no ser terco. Proverbios 29:2  Cuando los justos aumentan, el pueblo se alegra; pero cuando el impío gobierna, el pueblo gime. Proverbios 29:3  El que ama la sabiduría alegra a su padre, pero el que anda con rameras malgasta su fortuna. Proverbios 29:4  El rey con la justicia afianza la tierra, pero el hombre que acepta soborno la destruye. Proverbios 29:5  El hombre que adula a su prójimo tiende una red ante sus pasos. Proverbios 29:6  El hombre malo es atrapado Continue

Proverbios 28: Las consecuencias de los valores alterados

Proverbios 28:1  El impío huye sin que nadie lo persiga, mas los justos están confiados como un león. Proverbios 28:2  Por la transgresión de la tierra, muchos son sus príncipes; pero por el hombre entendido y de conocimiento permanece estable. Para que un gobierno o sociedad perdure, necesita líderes sabios e informados, y estos son difíciles de encontrar. «Sus príncipes son muchos» quizás signifique que la anarquía prevalece. Pronto el egoísmo de cada persona afecta a los demás. Un empleado egoísta que roba a su compañía deteriora la eficiencia de la misma. Un chofer egoísta que bebe antes de conducir convierte las carreteras en inseguras. Un cónyuge egoísta que adultera, a menudo rompe varias familias. Cuando mucha gente vive para sí con muy poco interés en cómo sus acciones afectan a otros, la corrupción moral resultante puede hacer que una nación se venga abajo. ¿Es usted parte del problema… o Continue

Proverbios 27: La jactancia, los celos y el vagabundeo

Proverbios 27:1  No te jactes del día de mañana, porque no sabes qué traerá el día. Proverbios 27:2  Que te alabe el extraño, y no tu boca; el forastero, y no tus labios. Proverbios 27:3  Pesada es la piedra y pesada la arena, pero la provocación del necio es más pesada que ambas. Proverbios 27:4  Cruel es el furor e inundación la ira; pero ¿quién se mantendrá ante los celos? Proverbios 27:5  Mejor es la reprensión franca que el amor encubierto. Proverbios 27:6  Fieles son las heridas del amigo, pero engañosos los besos del enemigo. El amor esforzado es mejor que la frívola hipocresía. ¿Quién preferiría la herida de un amigo al beso de un enemigo? Cualquiera que considerare la fuente. Un amigo que se preocupa por usted sinceramente quizás tenga que darle consejos que a veces son desagradables, pero usted sabe que es por su bien. Un enemigo, en Continue

Proverbios 26: Cómo tratar al necio

Proverbios 26:1  Como nieve en el verano y como lluvia en la siega, así la honra no es apropiada para el necio. Proverbios 26:2  Como el gorrión en su vagar y la golondrina en su vuelo así la maldición no viene sin causa. Proverbios 26:3  El látigo es para el caballo, la brida para el asno, y la vara para la espalda de los necios. Proverbios 26:4  No respondas al necio de acuerdo con su necedad, para que no seas tú también como él. Proverbios 26:5  Responde al necio según su necedad, para que no sea sabio ante sus propios ojos. Estos proverbios, aparentemente contradictorios, aparecen como complementarios si nos fijamos en que enseñan dos verdades distintas. Si imitas al necio, te igualas a él; pero si le respondes como si fuera un sabio, se creerá sabio. Estos dos versículos parecen contradictorios. Pero el autor dice que no deberíamos tomar Continue

Proverbios 25: Otros dichos de Salomón

Proverbios 25:1  También éstos son proverbios de Salomón, que transcribieron los hombres de Ezequías, rey de Judá: Estamos de nuevo ante el terso estilo de Salomón, en una colección de proverbios copiados por «los varones de Ezequías». Ello debe haber ocurrido alrededor del 720 a.C., después de haber sobrevivido más de doscientos años; sin embargo, no tenemos indicios de cuál pudo haber sido la fuente o la historia del documento de donde los escribas lo copiaron. Muchos de los proverbios de esta sección son más agudos y mordaces que los otros. Parece como si se tratara de los últimos escritos por Salomón, cuando estaba en la plenitud de sus facultades creadoras. Sin embargo, muchos de los que se hallan en los capítulos 25 y 26 aparecen también (a veces con las mismas palabras) en la primera colección de proverbios salomónicos. Excepto en el caso de unos pocos pasajes, se trata Continue

Proverbios 24:Una envidia peligrosa y una sabiduría subestimada

Proverbios 24:1  No tengas envidia de los malvados, ni desees estar con ellos; Proverbios 24:2  porque su corazón trama violencia, y sus labios hablan de hacer mal. Proverbios 24:3  Con sabiduría se edifica una casa, y con prudencia se afianza; Proverbios 24:4  con conocimiento se llenan las cámaras de todo bien preciado y deseable. Proverbios 24:5  El hombre sabio es fuerte, y el hombre de conocimiento aumenta su poder. El atleta que piensa las cosas, quien evalúa la situación y planea las estrategias, aventaja a su oponente físicamente más fuerte pero que no piensa. Y la sabiduría, no los músculos, es lo que sin dudas colocó al hombre a cargo del reino animal. Para tener un cuerpo fuerte hacemos ejercicios con regularidad y comemos bien. ¿Sufrimos lo mismo para desarrollar la sabiduría? Debido a que la sabiduría es parte vital de la fuerza, vale la pena alcanzarla. Proverbios 24:6  Porque Continue

Proverbios 23: El afán de vivir en el lujo

Proverbios 23:1 Cuando te sientes a comer con un gobernante, considera bien lo que está delante de ti, Sé prudente cuando te ofrezcan manjares delicados, tanto en aras de mantener la compostura como la salud. El punto central de este proverbio es que debemos tener cuidado cuando comamos con una persona importante o influyente porque esta puede tratar de sobornarnos. Nada bueno saldrá de esa comida. Proverbios 23:2 y pon cuchillo a tu garganta, si eres hombre de mucho apetito. Proverbios 23:3 No desees sus manjares, porque es alimento engañoso. Proverbios 23:4 No te fatigues en adquirir riquezas, deja de pensar en ellas . Proverbios 23:5 Cuando pones tus ojos en ella, ya no está. Porque la riqueza ciertamente se hace alas, como águila que vuela hacia los cielos. Todos hemos escuchado de gente que ha ganado millones de dólares y luego lo ha perdido todo. Hasta la persona promedio Continue

Proverbios 22: La compleja relación entre la riqueza y la bendición

Proverbios 22:1 Más vale el buen nombre que las muchas riquezas, y la buena fama vale más que la plata y el oro.[a] Proverbios 22:2 El rico y el pobre tienen en común que a ambos los hizo Jehová.[b] Proverbios 22:3 El prudente ve el mal y se esconde, pero los ingenuos pasan y reciben el daño.[c] Proverbios 22:4 Riquezas, honor y vida son el premio de la humildad y del temor de Jehová.[d] Esta es una observación general aplicable sobre todo a un israelita obediente que viviera en el reino piadoso de Salomón. Sin embargo, algunos han sido mártires a corta edad y otros han entregado su riqueza en el nombre del Reino de Dios. El libro de Proverbios describe la vida como debe ser. No hace hincapié en las excepciones. Proverbios 22:5 Espinos y trampas hay en el camino del perverso; el que a sí mismo se guarda Continue