Salmo 142: Plegaria de un perseguido

Salmo 142:1  Masquil de David, cuando estaba en la cueva. Plegaria. Clamo al SEÑOR con mi voz; con mi voz suplico al SEÑOR. La cueva que se menciona en el título puede que haya sido Adulam, o En-gadi Salmo 142:2  Delante de El expongo mi queja; en su presencia manifiesto mi angustia. Estos dos  versículos … Leer más

Salmo 143: Suplica del Auxilio Divino

Salmo 143:1 Salmo de David. Oh SEÑOR, escucha mi oración, presta oído a mis súplicas, respóndeme por tu fidelidad, por tu justicia; La traducción de la Septuaginta griega añade una referencia en el título de este salmo a la rebelión de Absalón contra su padre, el rey David Salmo 143:2 y no entres en juicio … Leer más

Salmo 144: Acción de Gracias por la Victoria

Salmo 144:1  Salmo de David. Bendito sea el SEÑOR, mi roca, que adiestra mis manos para la guerra, y mis dedos para la batalla. Este cántico de guerra refleja la confianza que tenía David en que Dios le daría la victoria en la batalla , que era necesaria para preservar al pueblo escogido. Salmo 144:2  … Leer más

Salmo 145: Majestad y Bondad de Dios

Salmo 145:1 Salmo de Alabanza; de David. Te exaltaré mi Dios, oh Rey, y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre. Este poema acróstico (alfabético) contiene 22 versos pareados que comienzan con letras sucesivas del alfabeto hebreo. Abarca prácticamente todos los aspectos de la alabanza (Te exaltaré , bendeciré , alabaré , publicaré , meditaré … Leer más

Salmo 146: La Providencia de Yahvé

Salmo 146:1 ¡Aleluya! Oh alma mía, alaba al SEÑOR. Este salmo contrasta la sabiduría de aquellos que esperan en el reinado eterno del Señor y su benevolente justicia, con la imprudencia de aquellos que confían en gobernantes mortales. Estos últimos cinco salmos están llenos de alabanzas. Cada uno comienza con «Alabad a Jehová» y termina … Leer más

Salmo 147: Maravillas de la Divina Providencia

Salmo 147:1 ¡Aleluya! Porque bueno es cantar alabanzas a nuestro Dios, porque agradable y apropiada es la alabanza. La alabanza es buena , suave y hermosa, como respuesta a las muchas bendiciones de Dios. Salmo 147:2 El SEÑOR edifica a Jerusalén; congrega a los dispersos de Israel; Salmo 147:3 sana a los quebrantados de corazón, … Leer más

Salmo 148: Alabanza de la creación

Salmo 148:1 ¡Aleluya! Alabad al SEÑOR desde los cielos; alabadle en las alturas. Este salmo está dividido en dos secciones. Los versículos 1-4 invitan a los cielos y a todo lo que está en ellos a alabar al Señor, debido a las razones que se invocan en versículos 5, 6: el Señor los creó y … Leer más

Salmo 149: Jehová se agrada de su pueblo

Salmo 149:1 ¡Aleluya! Cantad al SEÑOR un cántico nuevo: su alabanza en la congregación de los santos. Hay dos grupos de versículos: uno trata de la alabanza y el otro del juicio. Vinculando ambos conceptos, este salmo nos enseña que el culto y la alabanza poseen un enorme poder. Las más poderosas armas espirituales que … Leer más

Salmo 150: Sinfonía Final

Salmo 150:1 ¡Aleluya! Alabad a Dios en su santuario; alabadle en su majestuoso firmamento. Este versículo nos instruye sobre dónde alabar a Dios: dentro y fuera del santuario. Todo este salmo sirve de doxología, no sólo al «Libro quinto» sino a toda la colección. Un poderoso llamado a la alabanza, La senda de la alabanza. … Leer más