Archives for Numeros

Números 26: Censo del pueblo en Moab

Núm 26:1 Aconteció después de la mortandad, que Jehová habló a Moisés y a Eleazar hijo del sacerdote Aarón, diciendo: El nuevo censo era necesario porque la primera generación había perecido. Este capítulo da inicio a la segunda sección principal tras la partida del Sinaí, y trata de la preparación de una nueva generación para la tierra prometida. No se informa de más murmuraciones, quejas o rebeliones. La distribución de la tierra y los preparativos de su conquista, junto a varias instrucciones nuevas, completan lo que falta del libro de Números. Ofrecen los resultados del censo. Los nombres de las familias son aquellos que designaban a los antepasados de las doce tribus de la primera generación israelita. Explican el propósito del censo, esto es, la distribución de la tierra entre las tribus. En ello se distingue del censo de la primera generación, cuyo objetivo era determinar el orden que les Continue

Números 25: Israel acude a Baal-peor

Núm 25:1 Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab, Los moabitas y los madianitas sedujeron a los israelitas para que cometieran apostasía. La inclusión de este relato inmediatamente después de la bendición de Balaam es sorprendente; pone a prueba la decisión del Señor de bendecir a Israel. La historia consta de tres episodios: la apostasía; el arrepentimiento de la mayoría y el desafío de algunos. Este versículo muestra el gran reto al que Israel se tenía que enfrentar. El problema más peligroso para Moisés y Josué no era el ejército armado de Jericó, sino la tentación sutil de formar alianzas con las religiones y culturas paganas de los cananeos. Núm 25:2 las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses. La Biblia no menciona cómo los hombres israelitas se involucraron Continue

Números 24: Profecía de Balaam

Núm 24:1 Cuando vio Balaam que parecía bien a Jehová que él bendijese a Israel, no fue, como la primera y segunda vez, en busca de ag:uero, sino que puso su rostro hacia el desierto; No fue . . . en busca de agüero : Se deduce que Balaam ya sabía que los medios del ocultismo eran inútiles. Como Balaam era hechicero, buscaba agüeros o señales que lo ayudasen a predecir el futuro. En esta situación, sin embargo, era claro que Dios mismo era quien hablaba, de modo que Balaam no necesitaba otras señales, ni reales ni imaginadas. Núm 24:2 y alzando sus ojos, vio a Israel alojado por sus tribus; y el Espíritu de Dios vino sobre él. El Espíritu de Dios vino sobre él : Alude a un estado de éxtasis donde la persona del profeta es desplazada por el Espíritu, como muestra el lenguaje utilizado. Núm 24:3 Continue

Números 23: Balaam deja los altares paganos

Núm 23:1 Y Balaam dijo a Balac: Edifícame aquí siete altares, y prepárame aquí siete becerros y siete carneros. Balaam hace cuatro pronunciamientos: los primeros tres están orientados hacia el presente y son oráculos de bendición; el último está dirigido al futuro distante, específicamente hacia el reino davídico. Núm 23:2 Balac hizo como le dijo Balaam; y ofrecieron Balac y Balaam un becerro y un carnero en cada altar. Núm 23:3 Y Balaam dijo a Balac: Ponte junto a tu holocausto, y yo iré; quizá Jehová me vendrá al encuentro, y cualquiera cosa que me mostrare, te avisaré. Y se fue a un monte descubierto. Siete altares : Este sacrificio se repite en cada nuevo intento (véanse vv. 14, 29). Debía haber habido altares en el santuario, pero Balaam hizo que se construyeran otros porque los anteriores estaban probablemente dedicados a Baal. Balaam deja los altares paganos y se va Continue

Números 22: Balac manda llamar a Balaam

Núm 22:1 Partieron los hijos de Israel, y acamparon en los campos de Moab junto al Jordán, frente a Jericó. La historia de los israelitas y los moabitas se desarrolla en tres escenarios: Los moabitas reclutan a un profeta de Mesopotamia para que maldiga a Israel, aunque éste sólo logra bendecirlo; los israelitas rinden tributo de adoración a Baal-peor, lo que estuvo acompañado de fornicación ritual con las mujeres moabitas; y el ataque sobre Madián en venganza por el papel que los madianitas desempeñaron en la apostasía de Baal-peor. El tema de este pasaje es el reclutamiento de Balaam, cómo fue reclutado Balaam; una importante advertencia que Balaam recibe en el camino; y los oráculos de Balaam. Los campos de Moab : Nombre tradicional del área. Había sido arrebatada a Moab por Sehón el amorreo (véase 21.26), quien fue a su vez derrotado por Israel. Ahora era territorio israelita y Continue

Números 21: El rey de Arad ataca a Israel

Núm 21:1 Cuando el cananeo, el rey de Arad, que habitaba en el Neguev, oyó que venía Israel(A) por el camino de Atarim, peleó contra Israel, y tomó de él prisioneros. Este capítulo narra la última jornada en vísperas de la conquista de la tierra prometida, desde el monte Hor hasta las planicies de Moab. Todo lo que se narra de ahí en adelante ocurre en esta última región. Arad : Designa a la tierra prometida. El rey pensó que Israel estaba en camino hacia Canaán, pero que no pretendía penetrar desde el sur, el plan era pasar a través de Edom. Los cananeos lanzaron algo así como un golpe preventivo, e Israel contraatacó. Núm 21:2 Entonces Israel hizo voto a Jehová, y dijo: Si en efecto entregares este pueblo en mi mano, yo destruiré sus ciudades. Un voto : No es algo inusual en vísperas de una acción militar. Continue

Números 20: Agua de la roca

Núm 20:1 Llegaron los hijos de Israel, toda la congregación, al desierto de Zin, en el mes primero, y acampó el pueblo en Cades; y allí murió María, y allí fue sepultada. El tema de este capítulo es la muerte de los tres líderes de los israelitas. La muerte de María y Aarón se narra al principio y al final; el fracaso de Moisés, que da lugar a su muerte fuera de la tierra prometida, se intercala entre ambos relatos. El desierto de Zin se halla al norte del desierto de Parán en la península del Sinaí. En el mes primero : No es una fecha precisa; quizás se trate del primer mes del año cuarenta. Cades es el mismo Cades del cap. 13, el lugar desde el cual fueron enviados los observadores 40 años antes. Habían pasado treinta y siete años desde la primera misión espía de Israel en Continue

Números 19: La purificación de los inmundos

Núm 19:1 Jehová habló a Moisés y a Aarón, diciendo: Núm 19:2 Esta es la ordenanza de la ley que Jehová ha prescrito, diciendo: Di a los hijos de Israel que te traigan una vaca alazana, perfecta, en la cual no haya falta, sobre la cual no se haya puesto yugo; Núm 19:3 y la daréis a Eleazar el sacerdote, y él la sacará fuera del campamento, y la hará degollar en su presencia. Eleazar , el sucesor de Aarón, ejecuta el rito que produce las cenizas. Esto es probablemente para proteger a Aarón (o a los sumos sacerdotes de las sucesivas generaciones) de contaminarse y del peligro de incurrir en iniquidad y morir en el desempeño de sus deberes. Eleazar no realiza el sacrificio con sus propias manos, ni participa en el holocausto para evitar cualquier contacto con el animal muerto, debido a que debe retornar al tabernáculo para Continue

Números 18: Sostenimiento de sacerdotes y levitas

Núm 18:1 Jehová dijo a Aarón: Tú y tus hijos, y la casa de tu padre contigo, llevaréis el pecado del santuario; y tú y tus hijos contigo llevaréis el pecado de vuestro sacerdocio. El Señor dirige tres discursos a Aarón y uno a Moisés. El primer discurso responde a la pregunta de la gente, o sea, cómo pueden los laicos evitar la muerte cuando traen sacrificios al tabernáculo. Los otros discursos tratan del sostenimiento de los sacerdotes y levitas, teniendo en cuenta que no recibirán lotes de tierra. La especial situación de los aaronitas y los levitas no los autorizaba a actuar incorrectamente dentro de su sagrada misión. Núm 18:2 Y a tus hermanos también, la tribu de Leví, la tribu de tu padre, haz que se acerquen a ti y se junten contigo, y te servirán; y tú y tus hijos contigo serviréis delante del tabernáculo del testimonio. Continue

Números 17: La vara de Aarón florece

Núm 17:1 Luego habló Jehová a Moisés, diciendo: Núm 17:2 Habla a los hijos de Israel, y toma de ellos una vara por cada casa de los padres, de todos los príncipes de ellos, doce varas conforme a las casas de sus padres; y escribirás el nombre de cada uno sobre su vara. Núm 17:3 Y escribirás el nombre de Aarón sobre la vara de Leví; porque cada jefe de familia de sus padres tendrá una vara. Todos los príncipes de ellos : Se refiere a quienes ocuparon las posiciones creadas. Aarón aparece como el líder de los levitas. El número de varas llegaría a 13 cuando fuese añadida la vara de Aarón. Núm 17:4 Y las pondrás en el tabernáculo de reunión delante del testimonio, donde yo me manifestaré a vosotros. El testimonio se refiere al arca donde descansaba la presencia de Jehová en el Lugar Santísimo. Núm 17:5 Continue