Archives for Isaias

Isaías 46: Hasta en la vejez, yo os sostendré

Isaías 46:1 Se ha postrado Bel, se derrumba Nebo; sus imágenes son puestas sobre bestias, sobre animales de carga. Vuestros fardos son pesados, una carga para la bestia fatigada. Este es un capítulo en que se presentan dos grandes contrastes: Frente a Jehová, quien sostiene a su pueblo, los ídolos han llegado a ser una pesada carga para los babilonios; Dios planeó utilizar a Ciro para restaurar a Jerusalén, aunque Israel no ha abandonado su testarudez. Bel y Nebo: Dioses de Babilonia. Israel necesitaba ver su futilidad como una advertencia, para evitar estos falsos Dioses que los rodearían durante su cautividad en Babilonia. Ciro llevaría a cabo el juicio de Dios en contra de Babilonia. Bel era la máxima deidad de los babilonios. Nebo era el Dios de la ciencia y del aprendizaje. Estos « Dioses», sin embargo, necesitaban animales y personas que los transportaran e, incluso, ¡ni siquiera podían Continue

Isaías 45: Yo iré delante de ti

Isaías 45:1  Así dice el Señor a Ciro, su ungido, a quien he tomado por la diestra, para someter ante él naciones, y para desatar lomos de reyes, para abrir ante él las puertas, para que no queden cerradas las entradas: Isaías continúa refiriéndose a Ciro, de quien se dice que fue ungido en el sentido de que  Dios lo escogió para una misión especial. Por medio de Isaías,  Dios llamó a Ciro por su nombre 100 años antes de que este apareciera, para probar al rey persa que él, Jehová, era el único  Dios verdadero. Josefo dice que Ciro liberó a Israel cuando se le mostró la profecía de Isaías 45 Algunos especialistas modernos rechazan la autoría de Isaías de esta parte del libro, argumentando que la predicción sobre Ciro, en la que incluso se menciona su nombre, constituye una imposibilidad. A aquellos que creen en el carácter sobrenatural Continue

Isaías 44: Jehová es el único Dios

Isaías 44:1  Mas ahora escucha, Jacob, siervo mío, Israel, a quien yo he escogido. El reproche se convierte en promesa de bendición. Jesurún : Un término poético aplicado a Israel. Isaías 44:2  Así dice el Señor que te creó, que te formó desde el seno materno, y que te ayudará: «No temas, Jacob, siervo mío, ni tú, Jesurún, a quien he escogido. Jesurún (el recto) es un nombre poético para Israel Isaías 44:3  «Porque derramaré agua sobre la tierra sedienta, y torrentes sobre la tierra seca; derramaré mi Espíritu sobre tu posteridad, y mi bendición sobre tus descendientes. Isaías 44:4  «Ellos brotarán entre la hierba como sauces junto a corrientes de agua.» Isaías 44:5  Este dirá: «Yo soy del Señor», otro invocará el nombre de Jacob, y otro escribirá en  su mano: «Del Señor soy» y se llamará con el nombre de Israel. El tiempo vendrá cuando Israel se enorgullecerá Continue

Isaías 43: Yo estaré contigo

Isaías 43:1  Mas ahora, así dice el Señor tu Creador, oh Jacob, y el que te formó, oh Israel: No temas, porque yo te he redimido, te he llamado por tu nombre; mío eres tú. Yo te redimí : Aquí se reafirma el cuidado providencial que Dios dispensa a su pueblo y su redención de la cautividad. Las palabras «redentor», «redimir» y «redención» son comunes en Isaías y recuerdan la liberación de la cautividad en Egipto. El capítulo 42 termina con la tristeza de Dios por la decadencia espiritual de su pueblo. En el capítulo 43, Dios dice al pueblo que, a pesar de su fracaso espiritual, El les mostrará misericordia, los traerá de regreso del cautiverio y los restaurará. Les derramaría amor y no ira. Entonces el mundo sabría que únicamente Dios había hecho esto. Isaías 43:2  Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo, y si por los Continue

Isaías 42: El Elegido de Dios

Isaías 42:1 He aquí mi Siervo, a quien yo sostengo, mi escogido, en quien mi alma se complace. He puesto mi Espíritu sobre El; El traerá justicia a las naciones. He aquí mi siervo : Israel fue previamente proclamado siervo de Dios. El siervo parece ser aquí alguien diferente. El uso que hace el NT de este versículo lo convierte en un texto claramente profético, que se cumple en Cristo. Como tal, es el primero de los cuatro «cánticos del siervo» que evoca a Cristo. Hechos 3:13 dice: «El Dios de Abraham… ha glorificado a su hijo Jesús». Desde un punto de vista histórico, algunos especialistas consideran que Ciro era el siervo a que se refería Isaías, desempeñando el papel de un prototipo de Cristo. Isaías profetiza que Cristo traerá justicia a las naciones sin violencia; alentará a los quebrantados; y no se detendrá hasta terminar su obra. He puesto Continue

Isaías 41: No Temas estoy contigo

Isaías 41:1  Seguridad de Dios para Israel Escuchadme, costas,[a] y esfuércense los pueblos; acérquense, y entonces hablen; vengamos juntos a juicio.[b] En esta sección se presenta la escena de un tribunal. Israel se ha quejado de haber sido abandonado por Dios. El Señor refuta ahora esa idea demostrando que él siempre lo ha sostenido mientras ejerce su soberanía sobre todas las naciones. Costas : Filistea y Fenicia, son llamados como testigos de lo que el Señor proclama. Isaías 41:2  ¿Quién despertó del oriente al justo,[c] lo llamó para que lo siguiera, entregó delante de él naciones y le hizo enSeñorearse de reyes? ¿Quién los volvió con su espada como polvo, como paja arrebatada por su arco? [private] ¿Quién despertó del oriente al justo . . . ? : Una referencia a Ciro, triunfante conquistador persa, quien decretaría la liberación de Judá del cautiverio. Dios está detrás de sus éxitos. Por camino Continue

Isaías 40: Los que esperan en Jehová

Isaías 40:1 Dios dijo: «¡Consuelen a mi pueblo! ¡Denle ánimo! El libro de Isaías hace un cambio dramático en este punto. Los siguientes capítulos hablan de la majestad de Dios, quien viene a gobernar la tierra y juzgar a todas las personas. Volverá a reunir a Israel y a Judá y los restaurará a su gloria. En vez de advertir a la gente del juicio inminente, Isaías ahora los consuela. El capítulo 40 se refiere a la restauración después del exilio. Ciro es el instrumento de su liberación de Babilonia. En segundo lugar, mira hacia los tiempos finales cuando “Babilonia”, futuro sistema mundial del mal, será destruida y terminará la persecución del pueblo de Dios. Isaías 40:2 Hablen con mucho cariño a los habitantes de Jerusalén, y anúncienles de mi parte que ya han dejado de ser esclavos. Ya les hice pagar por sus pecados, y el castigo que han Continue

Isaías 39: Los enviados de Babilonia

Isaías 39:1  Ezequías recibe a los enviados de Babilonia[a] (2 R 20.12-19; 2 Cr 32.27-31) En aquel tiempo, Merodac-baladán hijo de Baladán, rey de Babilonia, envió cartas y presentes a Ezequías, porque supo que había estado enfermo y que se había restablecido. Merodac – baladán : Significa «El dios Marduk ha concedido un heredero». Murió aproximadamente en el 695 a.C. Este capítulo relata lo que fue el gran error diplomático de Ezequías. Orgulloso de sus riquezas y poder militar, mostró a los emisarios de Babilonia todos los tesoros y armamento de Judá. Isaías condenó a Ezequías y predijo que un día Babilonia se llevaría todas las riquezas junto al pueblo cautivo. La profecía se cumplió 100 años más tarde, exactamente como Isaías había predicho. En lugar de arrepentirse de su equivocación, el rey solamente comentó que por lo menos él tendría paz durante su reinado. Merodac-baladán, un príncipe babilonio, planeaba Continue

Isaías 38: Dios sana a Ezequías

Isaías 38:1  Enfermedad de Ezequías[a] (2 R 20.1-11; 2 Cr 32.24-26) En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y el profeta Isaías hijo de Amoz, vino a él y le dijo: «Esto dice Jehová: “Ordena los asuntos de tu casa, porque vas a morir. Ya no vivirás”». El capítulo 38 contiene el relato de la grave enfermedad de Ezequías y de su milagrosa curación en respuesta a la oración. Los hechos de los capítulos 38 y 39 ocurrieron antes de los narrados en los capítulos 36 y 37. Isaías 38:2  Entonces volvió Ezequías su rostro a la pared e hizo oración a Jehová, Isaías 38:3  y dijo: «Jehová, te ruego que recuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos». Y lloró Ezequías con gran llanto. Isaías 38:4  Entonces vino palabra de Continue

Isaías 37: Isaías anuncia la liberación

Isaías 37:1  Judá, librada de Senaquerib (2 R 19.1-37; 2 Cr 32.20-23) Aconteció, pues, que cuando el rey Ezequías oyó esto rasgó sus vestidos y cubierto de ropas ásperas[a] vino a la casa de Jehová. La casa de Jehová : Rabsaces apelaba a la amenaza y a la blasfemia para subyugar a Judá. Ezequías fue a la casa del Señor, e interrogó a Isaías. Isaías 37:2  Y envió a Eliaquim, el mayordomo; a Sebna, el escriba, y a los ancianos de los sacerdotes, cubiertos de ropas ásperas, a ver al profeta Isaías hijo de Amoz. Isaías 37:3  Ellos le dijeron: –Esto ha dicho Ezequías: “Día de angustia, de castigo y de deshonra es este día, porque los hijos han llegado hasta el punto de nacer, pero la que da a luz no tiene fuerzas. A Judá se le compara con una mujer que trata de dar a luz a un Continue