Archives for Ester

Ester 10: Mardoqueo, exaltado por Asuero

Ester 10:1 Mardoqueo, exaltado por Asuero. El rey Asuero impuso tributo[a] sobre la tierra y a las costas del mar. Se hace énfasis en la imposición por Asuero de trabajo forzoso en todo el reino como una muestra de su poder, obviamente muy grande, pero no tanto como el poder con que Dios obró a través de Ester y Mardoqueo. Sus voluntades están sometidas a Dios, sus corazones son humildes, su unidad de propósitos notable y su Dios victorioso. Ester 10:2 Todas las obras de su poder y autoridad, y el relato sobre la grandeza de Mardoqueo, a quien el rey engrandeció, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Media y de Persia? Cuida de no adorar a otro sino al Señor. Comprende que ofrecer honores inmerecidos o adular para obtener favores puede constituir una forma de idolatría. Ester 10:3 Pues Mardoqueo, el judío, Continue

Ester 9: Los judíos destruyen a sus enemigos

Ester 9:1 Los judíos destruyen a sus enemigos. En el mes duodécimo, que es el mes de Adar,[a] a los trece días del mismo mes, cuando debía ser ejecutado el mandamiento del rey y su decreto, el mismo día en que los enemigos de los judíos esperaban enseñorearse de ellos, sucedió lo contrario; porque los judíos se enseñorearon de los que los aborrecían. Ester 9:2 Los judíos se reunieron en sus ciudades, en todas las provincias del rey Asuero, para descargar su mano sobre los que habían procurado su mal, sin que nadie les opusiera resistencia, porque el temor de ellos se había apoderado de todos los pueblos. Ester 9:3 Y todos los príncipes de las provincias, los sátrapas, capitanes y oficiales del rey, apoyaban a los judíos, pues todos temían a Mardoqueo, Ester 9:4 ya que Mardoqueo era grande en la casa del rey y su fama se había extendido Continue

Ester 8: Decreto de Asuero a favor de los judíos

Ester 8:1 Decreto de Asuero a favor de los judíos. Aquel mismo día, el rey Asuero dio a la reina Ester la casa de Amán,[a] enemigo de los judíos, y Mardoqueo fue presentado al rey, porque ya Ester le había hecho saber lo que él había sido para ella. La casa de Amán : Incluye sus propiedades y su familia. Si bien no debemos esperar recompensas terrenales por ser fieles a Dios, a menudo llegan. Ester y Mardoqueo fueron fieles, hasta el punto de arriesgar sus propias vidas para salvar a otros. Cuando tuvieron la disposición de dejarlo todo, Dios los recompensó en proporción de su compromiso extremo. Ester 8:2 Se quitó el rey el anillo que había recobrado de Amán y lo dio a Mardoqueo. Y Ester encargó a Mardoqueo la hacienda de Amán. Mardoqueo recibe la posición y los bienes de Amán. Ester 8:3 Volvió luego Ester a Continue

Ester 7: La muerte de Amán

Ester 7:1 Fue, pues, el rey con Amán al banquete de la reina Ester. Ester 7:2 Y en el segundo día, mientras bebían vino, dijo el rey a Ester: ¿Cuál es tu petición, reina Ester, y te será concedida? ¿Cuál es tu deseo? Aunque sea la mitad del reino, te será otorgado.[a] En el segundo día : Alude al día del segundo banquete. Mientras bebían vino : Los huéspedes, después de comer, se relajaban tomando vino. Ester 7:3 Entonces la reina Ester respondió: –Oh rey, si he hallado gracia en tus ojos y si place al rey, que se me conceda la vida: esa es mi petición; y la vida de mi pueblo: ese es mi deseo. Ester 7:4 Pues yo y mi pueblo hemos sido vendidos, para ser exterminados, para ser muertos y aniquilados. Si hubiéramos sido vendidos como siervos y siervas, me callaría; pero nuestra muerte[b] sería para Continue

Ester 6: Ester y Mardoqueo logran salvar al pueblo judío

Amán rinde honores a Mardoqueo Ester 6:1 Aquella misma noche se le fue el sueño al rey, y pidió que le trajeran el libro de las memorias y crónicas y que las leyeran en su presencia. Dios interviene soberanamente, mostrando que él tiene muchas vías para hacer que su pueblo obediente haga su voluntad. Ester 6:2 Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían planeado matar al rey Asuero.[a] La guardia de la puerta : Los porteros cuidaban la entrada a una ciudad, a un edificio público, o mansión de un hombre rico. Cuando no pudo dormir, el rey Asuero decidió leer la historia de su reino y sus sirvientes le leyeron acerca de la gran hazaña de Mardoqueo. Esta parece una coincidencia, pero Dios no se detiene. El ha estado trabajando Continue

Ester 5: El banquete de Ester

Ester 5:1 Aconteció que al tercer día se puso Ester su vestido real, y entró al patio interior de la casa del rey, frente al aposento del rey; y estaba el rey sentado en su trono dentro del aposento real, frente a la puerta del aposento. Ester 5:2 Cuando el rey vio a la reina Ester que estaba en el patio, la miró complacido, y le extendió el cetro de oro que tenía en la mano. Entonces se acercó Ester y tocó la punta del cetro. El cetro era una vara (a menudo ornamental) utilizada por un gobernante, el símbolo de su poder. Cuando el rey extendía el cetro, estaba manifestando entrada y favor. Cuando Ester tocó el extremo del cetro, aceptó agradecida el favor que le ofrecía el rey. Nosotros podemos dirigir peticiones a nuestro Dios y Rey en oración sobre la base de la invitación que él nos Continue

Ester 4: Acuerdo entre Mardoqueo y Ester

Ester 4:1 Luego que supo Mardoqueo todo lo que se había hecho, rasgó sus vestidos, se vistió de cilicio y de ceniza, y se fue por la ciudad clamando con grande y amargo clamor. Rasgarse las ropas y vestirse de cilicio (una tela oscura usualmente fabricada con pelos de cabra) y de ceniza era una señal de duelo o de desastre colectivo. Frente a lo inevitable : Ester. Mujeres. Ester era una huérfana judía, una mujer prácticamente insignificante, criada por su tío Mardoqueo, sin ningún porvenir. Pero el relato contenido en este libro revela la manera cómo Dios define el destino de cualquier persona que guarde las prioridades divinas. Aun en presencia del reconocimiento, el éxito, la riqueza y el lujo, un medio ambiente que muchos envidian, pero que a menudo ha probado ser destructivo para el compromiso espiritual, Ester mantuvo su sentido de perspectiva y su integridad. El nombre Continue

Ester 3: Conspiración de Amán

Ester 3:1 Después de estas cosas el rey Asuero engrandeció a Amán hijo de Hamedata agagueo, y lo honró, y puso su silla sobre todos los príncipes que estaban con él. Después de estas cosas : Indica un período indefinido de hasta cinco años. Amán es promovido a una alta posición ejecutiva. Ester 3:2 Y todos los siervos del rey que estaban a la puerta del rey se arrodillaban y se inclinaban ante Amán, porque así lo había mandado el rey; pero Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba. La determinación de Mardoqueo provenía de su fe en Dios. No efectuó una encuesta de opinión antes de decidir cuál era el curso más seguro o popular a seguir; por el contrario, tuvo el valor de enfrentar las circunstancias solo. Los que hacen lo correcto no siempre hacen lo que es popular. Es posible que los que hacen el bien sean Continue

Ester 2: Ester es proclamada reina

Ester 2:1 Pasadas estas cosas, sosegada ya la ira del rey Asuero, se acordó de Vasti y de lo que ella había hecho, y de la sentencia contra ella. “Se acordó de Vasti” puede significar que el rey comenzó a extrañar a su reina y lo que ella había hecho para él. Pero también recordó que, en su enojo, la había echado de su presencia con un decreto que no podía ser revocado. Ester 2:2 Y dijeron los criados del rey, sus cortesanos: Busquen para el rey jóvenes vírgenes de buen parecer; Ester 2:3 y ponga el rey personas en todas las provincias de su reino, que lleven a todas las jóvenes vírgenes de buen parecer a Susa, residencia real, a la casa de las mujeres, al cuidado de Hegai eunuco del rey, guarda de las mujeres, y que les den sus atavíos; Los reyes persas coleccionaban no sólo grandes Continue

Ester 1: La reina Vasti desafía a Asuero

La historia de Ester comienza en el 483 a.C., 103 años después de que Nabucodonosor se llevara cautivos a los judíos (2 Reyes 25), 54 años después de que Zorobabel guiara al primer grupo de cautivos de regreso a Jerusalén (Esdras 1, 2) y 25 años antes que Esdras guiara al segundo grupo a Jerusalén (Esdras 7). Ester vivía en el reino de Persia, el reino que dominaba el Medio Oriente después de la caída de Babilonia en el 539 a.C. Los padres de Ester debieron estar entre aquellos cautivos que decidieron no regresar a Jerusalén, aun cuando Ciro, el rey en ese tiempo, había emitido un decreto permitiéndolo. Los cautivos judíos tenían gran libertad en Persia, y muchos permanecieron ahí debido a que ya se habían establecido o tenían miedo de hacer el peligroso viaje de regreso a su tierra natal. Ester 1:1 Aconteció en los días de Asuero,(A) Continue