Archives for Deuteronomio

Deuteronomio 24: Leyes diversas

Deu 24:1 Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio,(A) y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa. Deu 24:2 Y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre. Deu 24:3 Pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio, y se la entregare en su mano, y la despidiere de su casa; o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer, Deu 24:4 no podrá su primer marido, que la despidió, volverla a tomar para que sea su mujer, después que fue envilecida; porque es abominación delante de Jehová, y no has de pervertir la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad. Este pasaje no dispone sanción divina alguna por el divorcio; por el contrario, Continue

Deuteronomio 23: Los excluidos de la congregación

Deu 23:1 No entrará en la congregación de Jehová el que tenga magullados los testículos, o amputado su miembro viril. Deu 23:2 No entrará bastardo en la congregación de Jehová; ni hasta la décima generación no entrarán en la congregación de Jehová. Deu 23:3 No entrará amonita ni moabita en la congregación de Jehová,(A) ni hasta la décima generación de ellos; no entrarán en la congregación de Jehová para siempre, Deu 23:4 por cuanto no os salieron a recibir con pan y agua al camino, cuando salisteis de Egipto, y porque alquilaron contra ti a Balaam hijo de Beor, de Petor en Mesopotamia, para maldecirte.(B) Deu 23:5 Mas no quiso Jehová tu Dios oír a Balaam; y Jehová tu Dios te convirtió la maldición en bendición,(C) porque Jehová tu Dios te amaba. Deu 23:6 No procurarás la paz de ellos ni su bien en todos los días para siempre. Deu Continue

Deuteronomio 22: Leyes para mantener la disciplina y el orden.

]Deu 22:1 Si vieres extraviado el buey de tu hermano, o su cordero, no le negarás tu ayuda; lo volverás a tu hermano. Deu 22:2 Y si tu hermano no fuere tu vecino, o no lo conocieres, lo recogerás en tu casa, y estará contigo hasta que tu hermano lo busque, y se lo devolverás. Deu 22:3 Así harás con su asno, así harás también con su vestido, y lo mismo harás con toda cosa de tu hermano que se le perdiere y tú la hallares; no podrás negarle tu ayuda. Deu 22:4 Si vieres el asno de tu hermano, o su buey, caído en el camino, no te apartarás de él; le ayudarás a levantarlo.(A) Un individuo no debe ignorar lo que ve cuando descubre que el animal de su vecino se ha extraviado. Por el contrario, debe recogerlo y devolverlo a su dueño. Este estatuto es contrario a Continue

Deuteronomio 21: Expiación de un asesinato cuyo autor se desconoce

En el código de Hammurabi y en las actuales costumbres de los nómadas de Moab hay algo que tiene parecido con esta disposición, aunque en el fondo se distingue totalmente de ella. Desde Génesis sabemos que la sangre derramada clama al cielo, pidiendo la sangre del homicida, con que ha de ser expiado el crimen. En caso de que éste exista de verdad, la muerte del criminal debe seguirse irremisiblemente. Con ella la justicia divina queda aplacada, y el pueblo purificado del crimen que en medio de él se cometió. Ahora bien, en el caso presente el crimen se da por cierto, y sus consecuencias religiosas también; pero el reo es ignorado, y la expiación no puede tener lugar. ¿Qué hacer? Pues la ciudad más cercana, en la que pudieran recaer primeramente las sospechas, debe hacer lo que en el derecho canónico antiguo se llamaba purgatio canónica. Para ello deben Continue

Deuteronomio 20: Leyes sobre la guerra

Este capítulo, ofrece importantes instrucciones sobre la conducta a seguir en las guerras santas. Israel está conquistando la tierra prometida; la presencia de Dios a su lado le dará la seguridad de la victoria, pero ésta sólo se mantendrá si el pueblo obedece a las normas establecidas por él. Deu 20:1 Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos y carros, y un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos, porque Jehová tu Dios está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto. Así como los israelitas, a veces nos enfrentamos a oposiciones abrumadoras. Ya sea en la escuela, en el trabajo, o aun en casa, podemos sentirnos rezagados o desvalidos. Dios reforzó la confianza de los israelitas recordándoles que El siempre estaba con ellos y que ya los había salvado de un peligro potencial. También nosotros podemos sentirnos seguros cuando consideramos que Continue

Deuteronomio 19: Las ciudades de refugio

Deu 19:1 Cuando Jehová tu Dios destruya a las naciones cuya tierra Jehová tu Dios te da a ti, y tú las heredes, y habites en sus ciudades, y en sus casas; Deu 19:2 te apartarás tres ciudades(A) en medio de la tierra que Jehová tu Dios te da para que la poseas. Moisés dispuso que se establecieran tres ciudades de refugio al este del río Jordán. Aquí instruye a los israelitas para que creen tres ciudades como éstas del lado oeste, una vez que tomen posesión de la tierra. Estas ciudades reemplazaban al altar como refugio para el homicida, a causa de que el altar estaría demasiado lejos para la mayoría de las personas. Deu 19:3 Arreglarás los caminos, y dividirás en tres partes la tierra que Jehová tu Dios te dará en heredad, y será para que todo homicida huya allí. Las ciudades de refugio hubieran sido ineficaces Continue

Deuteronomio 18: Las porciones de los levitas

Deu 18:1 Los sacerdotes levitas, es decir, toda la tribu de Leví, no tendrán parte ni heredad en Israel; de las ofrendas quemadas a Jehová y de la heredad de él comerán. Deu 18:2 No tendrán, pues, heredad entre sus hermanos; Jehová es su heredad, como él les ha dicho.(A) Deu 18:3 Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar. Deu 18:4 Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás; Deu 18:5 porque le ha escogido Jehová tu Dios de entre todas tus tribus, para que esté para administrar en el nombre de Jehová, él y sus hijos para siempre. nombre, shem: Nombre, renombre, fama, memorial, carácter. Es posible que shem proceda Continue

Deuteronomio 17: Sacrificios sin falta

Deu 17:1 No ofrecerás en sacrificio a Jehová tu Dios, buey o cordero en el cual haya falta o alguna cosa mala, pues es abominación a Jehová tu Dios. El hecho de que se haya incluido este mandato indica que algunos israelitas estaban sacrificando a Dios animales imperfectos o deformes. En ese entonces, como ahora, es difícil y caro ofrecer a Dios lo mejor (por ejemplo, la primera parte de lo que ganamos). Siempre resulta tentador engañar a Dios, porque creemos que no seremos sorprendidos. Pero nuestras ofrendas muestran nuestras verdaderas prioridades. Cuando damos a Dios las sobras, obviamente El no está en el centro de nuestra vida. Dé a Dios el honor de ser el primero en recibir su ofrenda, su tiempo y sus talentos. Deu 17:2 Cuando se hallare en medio de ti, en alguna de tus ciudades que Jehová tu Dios te da, hombre o mujer que Continue

Deuteronomio 16: Fiestas anuales

El mes de Abib : Llamado más tarde Nisan, correspondía aproximadamente al período de primavera de marzo o abril. Exodo dice que la celebración de la pascua debía realizarse el día catorce de Abib, y la de los Panes sin Levadura en los siete días siguientes. De ahí que la Pascua y la Fiesta de los Panes sin Levadura fueran dos partes de un solo festival mayor. En éxodo, se ofrece una regulación detallada de este festival. La Pascua recordaba la liberación de los israelitas de Egipto, y por lo tanto era una fiesta de la liberación del pueblo y del establecimiento de la comunidad del pacto. Deu 16:1 Fiestas anuales Deu 16:1 Guardarás el mes de Abib, y harás pascua(A) a Jehová tu Dios; porque en el mes de Abib te sacó Jehová tu Dios de Egipto, de noche. Deu 16:2 Y sacrificarás la pascua a Jehová tu Dios, Continue

Deuteronomio 15: El año de remisión

Deu 15:1 Cada siete años harás remisión. Deu 15:2 Y esta es la manera de la remisión: perdonará a su deudor todo aquel que hizo empréstito de su mano, con el cual obligó a su prójimo; no lo demandará más a su prójimo, o a su hermano, porque es pregonada la remisión de Jehová. Deu 15:3 Del extranjero demandarás el reintegro; pero lo que tu hermano tuviere tuyo, lo perdonará tu mano, Deu 15:4 para que así no haya en medio de ti mendigo; porque Jehová te bendecirá con abundancia en la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad para que la tomes en posesión, La frase de Moisés: «para que así no haya en medio de ti mendigo» está condicionada por «guardar y cumplir todos estos mandamientos». De ahí que una obediencia perfecta a los mandamientos de Dios haría posible una sociedad en la que por medio Continue