Cantares 2: Yo soy la rosa de Sarón, y el lirio de los valles

Cantares 2:1 Yo soy la rosa de Sarón, y el lirio de los valles.

La frase en versículo 5 es enfática: Estoy enferma de amor . El amor es algo de vida o muerte, una cuestión personal; sin el amor del ser a quien se ama uno se siente solo e incompleto, con hambre de amor. La bandera sobre la casa donde se celebraba el banquete es una gozosa señal de que el amor ha encontrado un sitio propicio, las necesarias provisiones y el poder de triunfar.

La rosa de Sarón y el lirio de los valles eran flores de Israel famosas por su extraordinaria belleza. Salomón utilizó el lenguaje del amor. No hay nada más vital que alentar y apreciar a la persona amada. No olvide decirle cada día a su cónyuge: “Te amo”, y mostrarle ese amor a través de sus acciones.

Cantares 2:2 Como el lirio entre los espinos, así es mi amiga entre las doncellas.

Cantares 2:3 Como el manzano entre los árboles silvestres, así es mi amado entre los jóvenes; bajo la sombra del deseado me senté, y su fruto fue dulce a mi paladar.

Cantares 2:4 Me llevó a la casa del banquete, y su bandera sobre mí fue amor.

Cantares 2:5 Sustentadme con pasas, confortadme con manzanas; porque estoy enferma de amor.

Cantares 2:6 Su izquierda esté debajo de mi cabeza, y su derecha me abrace.

Cantares 2:7 Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, por los corzos y por las ciervas del campo, que no despertéis ni hagáis velar al amor, hasta que quiera.

Este conjuro aparece cuatro veces con variaciones y resume el tema central del Cantar. El urgente mensaje dice que no debe ser despertado o estimulado un amor ilegítimo. En otras palabras, no hay verdadero amor sin autocontrol y responsabilidad ética. En estos conjuros, el amor aparece personificado; obedece a sus propias leyes y se comporta como algo natural, al estilo de otras leyes del universo. El conjuro invoca los corzos y las ciervas del campo , magníficos animales imposibles de atrapar que pertenecen al mundo silvestre y obedecen a sus propios instintos de gozosa e ilimitada libertad.

Los sentimientos de amor pueden crear intimidad que dominan la razón. Los jóvenes a menudo tienen prisa para desarrollar una relación íntima basada en sus fuertes sentimientos. Pero los sentimientos no son suficientes para sustentar una relación duradera. Este versículo nos alienta a que no forcemos el romance para que los sentimientos de amor no crezcan más rápido que el compromiso necesario para hacer que el amor perdure. Espere con paciencia para que los sentimientos de amor y compromiso se desarrollen juntos.

Cantares 2:8 !!La voz de mi amado! He aquí él viene saltando sobre los montes, brincando sobre los collados.

El amor puede saltar sobre los montes , pero no puede escalar la pared de la persona amada; es fuerte pero nunca usa la violencia. La amada debe salir de detrás del muro a disfrutar de la primavera. No hay gigantes en nuestro país , pero hay zorras pequeñas , como la incredulidad y la dureza de corazón. La dureza de corazón es el gran enemigo del amor, ya que todo depende de nuestra receptividad y franqueza.

En esta sección, la novia (la amada), reflexiona acerca de su noviazgo con Salomón, recordando el primer día en el que se encontraron y uno de sus sueños donde estaban juntos.

Cantares 2:9 Mi amado es semejante al corzo, o al cervatillo. Helo aquí, está tras nuestra pared, mirando por las ventanas, atisbando por las celosías.

Cantares 2:10 Mi amado habló, y me dijo: levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven.

Cantares 2:11 Porque he aquí ha pasado el invierno, se ha mudado, la lluvia se fue;

Cantares 2:12 Se han mostrado las flores en la tierra, el tiempo de la canción ha venido, y en nuestro país se ha oído la voz de la tórtola.

Los enamorados celebraron su gozo en la creación y en su amor. Dios creó el mundo, la belleza que vemos, el gozo del amor y las relaciones sexuales, y nos dio sentidos para que lo disfrutáramos. Nunca permita que problemas, conflictos o la falta de tiempo arruine su habilidad de disfrutar los regalos de Dios. Dedique tiempo para disfrutar el mundo que Dios ha creado.

Cantares 2:13 La higuera ha echado sus higos, y las vides en cierne dieron olor; levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven.

Cantares 2:14 Paloma mía, que estás en los agujeros de la peña, en lo escondido de escarpados parajes, muéstrame tu rostro, hazme oír tu voz; porque dulce es la voz tuya, y hermoso tu aspecto.

Deja un comentario