Avivemos nuestra llama espiritual

Avivemos nuestra llama espiritual

Cuentan que un rey muy rico de la India tenía fama de ser indiferente a las riquezas materiales. Un súbdito quiso averiguar su secreto.

El rey le dijo: «Te lo revelaré, si recorres mi palacio para comprender la magnitud de mi riqueza. Pero lleva una vela encendida. Si se apaga, te decapitaré».

Al término del paseo, el rey le preguntó: «¿Qué piensas de mis riquezas?»

La persona respondió: «No vi nada. Sólo me preocupé de que la llama no se apagara».

El rey le dijo: «Ese es mi secreto. Estoy tan ocupado tratando de avivar mi llama interior, que no me interesan las riquezas de fuera».

Avivemos nuestra llama espiritual. No sólo tendremos mejores relaciones interpersonales, sino que seremos más felices.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

El mismo traje

Cierta vez un hombre visitó a su Rabí, y le relató su problema: —Rabí, soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos

Seguir Leyendo »

Mateo 24: La visión del futuro

Cuando Jesús ya había salido del recinto del templo y Se marchaba, Sus discípulos se Le acercaron y le señalaron los edificios del área del templo. Jesús les dijo: -¿Veis todas estas cosas? Pues

Seguir Leyendo »
Jesús enseña sobre el enojo

Jesús enseña sobre el enojo

Ustedes han oído que a sus antepasados se les dijo: ‹No mates, pues el que mate será condenado.› Pero yo les digo que cualquiera que se enoje con su hermano, será condenado. Al que

Seguir Leyendo »