Números 13: Misión de los doce espías

Núm 13:1 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:

Núm 13:2 Envía tú hombres que reconozcan la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel; de cada tribu de sus padres enviaréis un varón, cada uno príncipe entre ellos.

Núm 13:3 Y Moisés los envió desde el desierto de Parán, conforme a la palabra de Jehová; y todos aquellos varones eran príncipes de los hijos de Israel. [private]

El desierto de Parán : Cades-barnea era el lugar donde estaba el campamento. Cades-barnea estaba localizada en el desierto de Zin. Se sitúa a Cades en ambos desiertos porque los límites en las áreas desérticas no están bien definidos. Como Cades se hallaba aparentemente en una zona intermedia, podía ubicarse en cualquiera de los dos lugares. Príncipes de los hijos de Israel : Explica por qué se hace una referencia tan extensa a estos 10 personajes; eran líderes importantes.

Resistir la opinión popular. Rasgos del líder. Josué era confrontado continuamente por varias alternativas, y la mayoría de sus decisiones iba en contra de la opinión popular. Pero en cada ocasión llamó al pueblo a poner su fe en las promesas de Dios, en lugar de concentrarse en las difíciles circunstancias que enfrentaban. El líder no condiciona su apelación a los sentimientos o los estados de ánimo del momento. El avance espiritual requiere de fe y la incredulidad jamás verá otra cosa que dificultades. La incredulidad ve «ciudades amuralladas y gigantes», más que la presencia y el poder de Dios. La incredulidad ve los obstáculos; la fe ve a Dios. Josué y Caleb estaban dispuestos a hacer lo que no era popular y llamaban al pueblo a una fe positiva. Ambos dirigieron al pueblo hacia el futuro, resistiéndose a adoptar una actitud negativa y ayudando a levantar una nueva generación que sirviese a Dios en fe.

Núm 13:4 Estos son sus nombres: De la tribu de Rubén, Samúa hijo de Zacur.

Núm 13:5 De la tribu de Simeón, Safat hijo de Horí.

Núm 13:6 De la tribu de Judá, Caleb hijo de Jefone.

Núm 13:7 De la tribu de Isacar, Igal hijo de José.

Núm 13:8 De la tribu de Efraín, Oseas hijo de Nun.

Núm 13:9 De la tribu de Benjamín, Palti hijo de Rafú.

Núm 13:10 De la tribu de Zabulón, Gadiel hijo de Sodi.

Núm 13:11 De la tribu de José: de la tribu de Manasés, Gadi hijo de Susi.

Núm 13:12 De la tribu de Dan, Amiel hijo de Gemali.

Núm 13:13 De la tribu de Aser, Setur hijo de Micael.

Núm 13:14 De la tribu de Neftalí, Nahbi hijo de Vapsi.

Núm 13:15 De la tribu de Gad, Geuel hijo de Maqui.

Núm 13:16 Estos son los nombres de los varones que Moisés envió a reconocer la tierra; y a Oseas hijo de Nun le puso Moisés el nombre de Josué.

Josué : El nombre original significa «salvación». Moisés lo sustituye por el de «Jehová (el Señor) es salvación».

Núm 13:17 Los envió, pues, Moisés a reconocer la tierra de Canaán, diciéndoles: Subid de aquí al Neguev, y subid al monte,

Núm 13:18 y observad la tierra cómo es, y el pueblo que la habita, si es fuerte o débil, si poco o numeroso;

Núm 13:19 cómo es la tierra habitada, si es buena o mala; y cómo son las ciudades habitadas, si son campamentos o plazas fortificadas;

Núm 13:20 y cómo es el terreno, si es fértil o estéril, si en él hay árboles o no; y esforzaos, y tomad del fruto del país. Y era el tiempo de las primeras uvas.

Moisés decidió qué información se necesitaba antes de entrar a la tierra prometida y llevó a cabo pasos cuidadosos para obtener esa información. Cuando usted toma decisiones o asume nuevas responsabilidades, estos son dos pasos importantes que debe recordar. Pregúntese qué es lo que necesita saber acerca de esa oportunidad y luego dé los pasos para obtener esa información. Esta clase de sentido común es de gran ayuda para realizar los propósitos de Dios.

Núm 13:21 Y ellos subieron, y reconocieron la tierra desde el desierto de Zin hasta Rehob, entrando en Hamat.

entrando a Hamat ocurrió en el norte de Israel hacia el Líbano. Aparentemente los espías atravesaron todo lo que más tarde vino a ser Israel.

Núm 13:22 Y subieron al Neguev y vinieron hasta Hebrón; y allí estaban Ahimán, Sesai y Talmai, hijos de Anac. Hebrón fue edificada siete años antes de Zoán en Egipto.

Se menciona a Hebrón probablemente porque se convirtió en herencia de Caleb

Núm 13:23 Y llegaron hasta el arroyo de Escol, y de allí cortaron un sarmiento con un racimo de uvas, el cual trajeron dos en un palo, y de las granadas y de los higos.

Núm 13:24 Y se llamó aquel lugar el Valle de Escol,[a] por el racimo que cortaron de allí los hijos de Israel.

Núm 13:25 Y volvieron de reconocer la tierra al fin de cuarenta días.

Núm 13:26 Y anduvieron y vinieron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación de los hijos de Israel, en el desierto de Parán, en Cades, y dieron la información a ellos y a toda la congregación, y les mostraron el fruto de la tierra.

A pesar de que Cades era sólo un oasis desértico, fue una encrucijada en la historia de Israel. Cuando los espías regresaron a Cades después de inspeccionar la nueva tierra, el pueblo tenía que decidir si entraban a la misma o se retiraban. Decidieron retirarse y fueron condenados a vagar durante cuarenta años en el desierto. Fue también en Cades donde Moisés desobedeció a Dios (20.7-12). Por este motivo, tampoco se le permitió entrar a la tierra prometida. Aarón y María murieron allí, por lo que tampoco pudieron entrar en la nueva tierra. Geográficamente, Cades quedaba cerca de los límites al sur de Canaán. Pero debido a la falta de fe de los israelitas, necesitaron más que toda una vida para ir de Cades a la tierra prometida.

Núm 13:27 Y les contaron, diciendo: Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella.

La tierra prometida, también llamada la tierra de Canaán, era de hecho magnífica, como lo descubrieron los doce espías. La Biblia a menudo la llama la “tierra de la que fluye leche y miel”. Aún cuando la tierra era relativamente pequeña -240 km de largo por 96 km de ancho- sus florecientes laderas estaban cubiertas de higueras, dátiles y nueces. Era la tierra que Dios había prometido a Abraham, a Isaac y a Jacob.

Ultimas Publicaciones

El prudente
Hace mucho tiempo, en un lugar remoto de Asia un joven rey gobernaba a su pueblo con justicia y sobrArtículo Completo
Llevan a Jesús para ser crucificado
Cuando salían, hallaron a un hombre de Cirene que se llamaba Simón, padre de Alejandro y de Rufo,Artículo Completo
Los soldados romanos se burlan de Jesús
Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús dentro del atrio, esto es, al pretorio, y reArtículo Completo
Back to top

Comprometidos a sembrar La Palabra de Dios