Levítico 23: Las fiestas solemnes

Las fiestas solemnes

Lev 23:1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Las fiestas jugaban un papel importante en la cultura israelita. Eran diferentes de las de otras naciones porque, ordenadas por Dios, eran tiempos de celebración con El, no tiempos de depravación moral. Dios quiso apartar días especiales para que el pueblo se reuniera a descansar, se relajara y recordara con acción de gracias todo lo que El había hecho por ellos. [private]

Lev 23:2 Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas:

Lev 23:3 Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo,[a] santa convocación; ningún trabajo haréis;(A) día de reposo[b] es de Jehová en dondequiera que habitéis.

El día de reposo , o el séptimo día, como un tiempo de adoración, estudio, reflexión y descanso dispuesto por Dios, se convirtió en la base de otras conmemoraciones sagradas. El lugar donde se adoraba, ya fuese la tienda de reunión en el desierto, el santuario de Siquem, o el templo de Jerusalén, se convirtió en el centro donde se agrupaba el pueblo e incluía el servicio de los sacerdotes, quienes guiaban a la gente que celebraba la presencia de Dios.

Lev 23:4 Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos:

Dios estableció varias fiestas nacionales anuales para celebración, comunión y adoración. Podemos aprender mucho de las personas observando sus fiestas y la forma en que las celebran. Observe sus fiestas tradicionales. ¿Qué es lo que dicen respecto de sus valores?

Lev 23:5 En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Jehová.(B)

Lev 23:6 Y a los quince días de este mes es la fiesta solemne de los panes sin levadura(C) a Jehová; siete días comeréis panes sin levadura.

La Fiesta de los Panes sin Levadura recordaba a Israel su salida de Egipto. Por siete días comían pan sin levadura, tal como lo habían hecho entonces. El simbolismo de este pan, hecho sin levadura era importante para los israelitas. Primero, porque el pan era único, e ilustraba la unicidad de Israel como nación. Segundo, porque la levadura era un símbolo del pecado, el pan representaba la pureza moral de Israel. Tercero, el pan les recordaba que tenían que obedecer rápidamente. Sus antepasados habían dejado la levadura fuera de la masa pudiendo salir de Egipto a toda prisa, sin esperar que la masa leudara.

Lev 23:7 El primer día tendréis santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis.

Lev 23:8 Y ofreceréis a Jehová siete días ofrenda encendida; el séptimo día será santa convocación; ningún trabajo de siervo haréis.

Lev 23:9 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 23:10 Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo os doy, y seguéis su mies, traeréis al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega.

Lev 23:11 Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo[c] la mecerá.

Lev 23:12 Y el día que ofrezcáis la gavilla, ofreceréis un cordero de un año, sin defecto, en holocausto a Jehová.

sin defecto, tamim: Sin mancha, perfecto, completo, pleno, recto, sincero, íntegro, saludable, impecable. Noé era «perfecto» en sus generaciones. Dios le dice a Abram que camine delante de él y sea «perfecto». Tamim también se aplica a animales que podían ser usados para el sacrificio, es decir, que no tenían defecto alguno. La raíz verbal tamam significa «completar, usar, o lograr». El concepto dominante en las 90 veces que se usa tamim es el de algo o alguien completo, sin mancha o recto.

Lev 23:13 Su ofrenda será dos décimas de efa de flor de harina amasada con aceite, ofrenda encendida a Jehová en olor gratísimo; y su libación será de vino, la cuarta parte de un hin.

Lev 23:14 No comeréis pan, ni grano tostado, ni espiga fresca, hasta este mismo día, hasta que hayáis ofrecido la ofrenda de vuestro Dios; estatuto perpetuo es por vuestras edades en dondequiera que habitéis.

La Fiesta de las Primicias requería que se ofrecieran a Dios las primeras cosechas recolectadas. Los israelitas no podían comer la comida de sus cosechas hasta que hubieran ofrecido esta ofrenda. Actualmente Dios aún espera que nosotros apartemos su porción primero, no al final. Dejar las sobras a Dios no es la forma de expresar gratitud.

Lev 23:15 Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo,[d] desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán.

Lev 23:16 Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo[e] contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová.

Lev 23:17 De vuestras habitaciones traeréis dos panes para ofrenda mecida, que serán de dos décimas de efa de flor de harina, cocidos con levadura, como primicias para Jehová.

Lev 23:18 Y ofreceréis con el pan siete corderos de un año, sin defecto, un becerro de la vacada, y dos carneros; serán holocausto a Jehová, con su ofrenda y sus libaciones, ofrenda encendida de olor grato para Jehová.

Lev 23:19 Ofreceréis además un macho cabrío por expiación, y dos corderos de un año en sacrificio de ofrenda de paz.

Lev 23:20 Y el sacerdote los presentará como ofrenda mecida delante de Jehová, con el pan de las primicias y los dos corderos; serán cosa sagrada a Jehová para el sacerdote.

Lev 23:21 Y convocaréis en este mismo día santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis; estatuto perpetuo en dondequiera que habitéis por vuestras generaciones.(D)

Lev 23:22 Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu siega; para el pobre y para el extranjero la dejarás. Yo Jehová vuestro Dios.(E)

La Fiesta de las Semanas era un festival de alabanza a Dios por una cosecha abundante.

Lev 23:23 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 23:24 Habla a los hijos de Israel y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis día de reposo, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación.

El mes séptimo correspondía a septiembre-octubre y marcaba el fin de un año agrícola y el comienzo de otro. En este mes tan especial se contaban cuatro días adicionales de descanso

La mayoría de las Trompetas que se usaban eran cuernos de carnero, aunque algunas de las trompetas más especiales se hacían de plata. Se tocaban las trompetas para anunciar el inicio de cada mes así como el comienzo de los festivales.

Lev 23:25 Ningún trabajo de siervos haréis; y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová.

Lev 23:26 También habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 23:27 A los diez días de este mes séptimo será el día de expiación;(F) tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová.

Lev 23:28 Ningún trabajo haréis en este día; porque es día de expiación, para reconciliaros delante de Jehová vuestro Dios.

Lev 23:29 Porque toda persona que no se afligiere en este mismo día, será cortada de su pueblo.

Lev 23:30 Y cualquiera persona que hiciere trabajo alguno en este día, yo destruiré a la tal persona de entre su pueblo.

Lev 23:31 Ningún trabajo haréis; estatuto perpetuo es por vuestras generaciones en dondequiera que habitéis.

Lev 23:32 Día de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve días del mes en la tarde; de tarde a tarde guardaréis vuestro reposo.

Lev 23:33 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 23:34 Habla a los hijos de Israel y diles: A los quince días de este mes séptimo será la fiesta solemne de los tabernáculos(G) a Jehová por siete días.

Lev 23:35 El primer día habrá santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis.

Lev 23:36 Siete días ofreceréis ofrenda encendida a Jehová; el octavo día tendréis santa convocación, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová; es fiesta, ningún trabajo de siervos haréis.

Lev 23:37 Estas son las fiestas solemnes de Jehová, a las que convocaréis santas reuniones, para ofrecer ofrenda encendida a Jehová, holocausto y ofrenda, sacrificio y libaciones, cada cosa en su tiempo,

Lev 23:38 además de los días de reposo[f] de Jehová, de vuestros dones, de todos vuestros votos, y de todas vuestras ofrendas voluntarias que acostumbráis dar a Jehová.

Lev 23:39 Pero a los quince días del mes séptimo, cuando hayáis recogido el fruto de la tierra, haréis fiesta a Jehová por siete días;(H) el primer día será de reposo, y el octavo día será también día de reposo.

Lev 23:40 Y tomaréis el primer día ramas con fruto de árbol hermoso, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos, y sauces de los arroyos, y os regocijaréis delante de Jehová vuestro Dios por siete días.

Lev 23:41 Y le haréis fiesta a Jehová por siete días cada año; será estatuto perpetuo por vuestras generaciones; en el mes séptimo la haréis.

Lev 23:42 En tabernáculos habitaréis siete días; todo natural de Israel habitará en tabernáculos,

Lev 23:43 para que sepan vuestros descendientes que en tabernáculos hice yo habitar a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios.

La Fiesta de los Tabernáculos, también llamada Fiesta de la Siega, era una celebración especial con participación de toda la familia. Al igual que la Pascua, enseñaba a los miembros de la familia de todas las edades acerca de la naturaleza de Dios y lo que había hecho por ellos, y era tiempo para renovar el compromiso con Dios. Nuestras familias también necesitan rituales de celebración para renovar nuestra fe y transmitirla a nuestros hijos. Además de Navidad y Semana Santa, debemos seleccionar otros días especiales en los que podamos conmemorar la bondad de Dios.

Lev 23:44 Así habló Moisés a los hijos de Israel sobre las fiestas solemnes de Jehová.

Las fiestas solemnes de Jehová : Las varias fiestas pertenecían al Señor y enfatizaban su divina participación con la comunidad.

La adoración incluye celebración y confesión. Pero en las fiestas nacionales de Israel, la balanza parece inclinarse decididamente en favor de la celebración: cinco ocasiones gozosas y dos solemnes. ¡El Dios de la Biblia alienta al gozo! Dios no pretende que la religión sea sólo meditación e introspección. También quiere que celebremos. Por supuesto que es esencial la reflexión seria y la confesión inmediata de pecado. Pero esto debería estar balanceado al celebrar lo que es Dios y lo que ha hecho por su pueblo.

Las Fiestas

Además de disfrutar de un día de descanso semanal, los israelitas también disfrutaban de 19 días cuando se celebraban las fiestas nacionales.

Fiesta: Lo que se celebraba: Su importancia

Pascua. Un día. Cuando Dios salvó las vidas de los primogénitos de Israel en Egipto y liberó a los hebreos de la esclavitud. Recordaba al pueblo la liberación de Dios

Panes sin Levadura. Siete días. El éxodo de Egipto Recordaba al pueblo que estaban dejando atrás la vida anterior y estaban entrando a un nuevo estilo de vida

Primicias. Un día. Las primeras cosechas de la cebada. Recordaba al pueblo cómo Dios les proveyó , luego pasó a significar la recepción de la Ley en Sinaí.

Pentecostés. (Semanas). El final de la cosecha de cebada y el principio de la cosecha de trigo. Mostraba gozo y agradecimiento por la abundante cosecha

Trompetas. Un día. El comienzo del séptimo mes (nuevo año civil). Expresaba gozo y agradecimiento a Dios

Día de la Expiación. Un día Remoción del pecado de la gente y de la nación. Restauraba el compañerismo con Dios

Tabernáculos. Siete días. La protección de Dios y la guía en el desierto. Renovaba el compromiso de Israel con Dios y la confianza en su dirección y protección

Los días solemnes y la santidad. El día de reposo. Habla a los hijos de Israel.

Los primeros dos versículos son la introducción al capítulo. Moisés tiene que hablar al pueblo, explicando las fiestas solemnes. La introducción indica que la explicación es para el laico. Es la razón que no tiene tantos detalles del ritual. En otro lugar aparecen las explicaciones para el sacerdote, con detalles necesarios para ellos (puede notar estas referencias en las notas en el texto bíblico arriba). La primera fiesta solemne es el sábado, seguida con dos fiestas de la primavera y tres del otoño.

El sábado es la celebración semanal y su ritual forma parte de las otras fiestas. Los hebreos llamaban “sábados” a todos los días religiosos.

Asamblea sagrada aparece en este capítulo once veces para indicar la importancia de la ocasión. Era el tiempo para ofrecer el sacrificio. La palabra “asamblea” (miqra’) quiere decir “convocar”. Es la convocación para adorar a Dios. La adoración en Levítico estaba centralizada en el sacrificio. Más tarde, central en la adoración era la lectura de la ley.

La Pascua. La fiesta de la Pascua es la conmemoración de la noche de libertad de Egipto. Es la primera celebración del año, en la primavera. El año religioso comenzaba en marzoabril (el mes llamado Nisani ). En Qumrán (la comunidad de los esenios cerca del mar Muerto en el siglo I a. de J.C.) había un calendario que se llama “el calendario jubileo”. Este puede representar el calendario de los antiguos hebreos (pero no es cierto). En el período intertestamentario los judíos comenzaron a usar el calendario lunar. La

Pascua no cae en la misma fecha de nuestra “Semana santa” hoy porque se han hecho muchos cambios en el calendario durante los siglos.

El primer día y el último día de los siete días de celebración son días de descanso de trabajo: no haréis ningún trabajo laboral. Durante la semana celebraron la fiesta de los panes sin levadura. El significado del pan sin levadura era recordarles que tenían que preparar su comida y hacer su maleta tan rápido cuando salieron de Egipto que no había tiempo para usar la levadura. Más tarde en la teología de los hebreos, la levadura llegó a simbolizar el pecado. El último día había una asamblea sagrada.

{tab=Pentecostés.}

El día de Pentecostés era otra fiesta establecida para el futuro: Cuando hayáis entrado en la tierra….

Traeréis… un manojo de espigas como primicia de vuestra siega. Hay una ofrenda de primicias en el día que sigue a la semana de Pascua. Esta representa el principio de la siega. Antes de disfrutar de la siega, tenía que ofrecer a Dios la primicia. La tierra y todo que produce pertenece a Dios. Dios requiere la primicia de sus productos. Con la ofrenda de manojo, ofrecieron el holocausto y la ofrenda vegetal.

Contaréis siete semanas… para determinar la fecha de la fiesta de Pentecostés. Como la ofrenda de la primicia al final de la celebración de los panes sin levadura representa el principio de la siega, así el Pentecostés es la celebración del fin de la estación de la siega.

Pentecostés es otra fiesta de la primavera. La fiesta no tiene nombre en este pasaje. En el AT está designado por varios nombres. A veces se llama la fiesta de semanas, la fiesta de la siega y el día de las primicias. La palabra pentecostés viene del latín. Es nuestra palabra “cincuenta”, porque viene siete semanas después del último día de la Pascua. También esta fiesta tenía el nombre de la fiesta de semanas. Es una fiesta de un día y era un día muy solemne. No trabajaron durante el día. Celebraron una asamblea sagrada, con los sacrificios y con el segado de su mies. Es el único sacrificio que permitía pan con levadura. Como la celebración de las primicias, el día de Pentecostés proveyó el día ideal para la venida permanente del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es la primicia de Dios sobre el creyente. En la tradición judía, Pentecostés llegó a ser la celebración de la promulgación de la ley en Sinaí. La ley fue dada cincuenta días después de la Pascua, la salida de Egipto.

Primicias y Pentecostés : la gran cosecha de Dios

1. Primicias.

A. Gavilla.
B. Aceptos.
C. Holocausto.
D. Ofrenda.
E. Perpetuo.
F. Siete semanas.

2. Pentecostés.

A. Nuevo grano, cincuenta días.
B. Panes primicias.
C. Ofrenda encendida.
D. Ofrenda de paz.
F. Cosa sagrada.
G. Santa convocación.
H. Para pobre y extranjero.

3. Proyección

A. La primicia de la cosecha: La venida del Espíritu Santo.
B. La fiesta de Pentecostés: La gran cosecha de Dios.

Las Trompetas.

La primera fiesta del otoño es la fiesta de las Trompetas. Hay tres fiestas del otoño. Todas éstas fueron celebradas en el séptimo mes. El primer día del mes (entre septiembre y octubre) celebraron la fiesta de las trompetas, como un día sabático. Este día introduce el séptimo mes con sus actividades rituales de tanta importancia. Parece que existía un calendario civil tanto como este calendario religioso. En el calendario civil la fiesta de las trompetas comenzó el año. Así es en el calendario de los judíos hoy en día.

La Expiación.

En el décimo día del mes viene la celebración del día de la Expiación. Esta fiesta es una fiesta sabática solemne. Es un día sumamente importante para Israel: Toda persona que no se humille… será excluida de su pueblo. Este pasaje no incluye los detalles de los sacrificios porque la explicación aquí es la información necesaria para el laico y no para el sacerdote.

Los Tabernáculos.

Cinco días después de la Expiación comienza a celebrarse la fiesta de los Tabernáculos. Durante la semana vivieron en cabañas en memoria de los años en el desierto. En el primer mes conmemoraban la Pascua, la libertad y la salida de Egipto. Esta fiesta celebra la protección de Jehová durante los años en el desierto. El primer día de la fiesta y el último día eran días sabáticos. Nadie trabajaba durante estos días. Durante la semana ofrecieron sacrificios. Fue un tiempo de alegría: … os regocijaréis delante de Jehová vuestro Dios durante siete días. Se regocijarán porque se darán cuenta de las bendiciones maravillosas que habían recibido de Dios.

El año religioso comenzaba con un sábado especial, una asamblea sagrada. El séptimo mes, la segunda mitad del año, comenzaba con un sábado especial, una asamblea sagrada. El sábado era importante en todos estos festivales. Por esto, la discusión comenzó con el sábado. El sábado representaba una relación especial con Dios. Era un tipo de descanso que el libro de Hebreos interpreta en un sentido espiritual.

Estas fiestas tienen una cronología que refleja los eventos del éxodo: la salida de Egipto (la Pascua), la promulgación de la Ley (Pentecostés), los años de peregrinación (Tabernáculos). Estas tres fiestas son las fiestas de peregrinaje. Todos los judíos viajaban a Jerusalén cada año para celebrarlas.

Yom kippur, día de la Expiación Yom kippur, el día de la Expiación, es un día de importancia especial para los judíos. Llegó a ser el día más sagrado del calendario judío. Era día para ayunar, que abarcaba el no comer ni tomar nada, el no lavarse, el no tener relaciones sexuales y el no ponerse sandalias desde el comienzo del día noveno hasta terminar el día décimo.

La ceremonia del día consistía en ofrecer el sacrificio por el sacerdote, y después por el pueblo. Había dos cabros: uno era sacrificado y el sacerdote salpicaba su sangre en el arca en el lugar santísimo. Después colocaba su mano en la cabeza del otro cabro y confesaba los pecados del pueblo delante de Dios. Al finalizar esta ceremonia, entregaba el cabro a una persona comisionada para llevar el cabro al desierto y allí empujarlo en un precipicio, simbolizando así que el pueblo quedaba libre del pecado.

Por supuesto, estas fiestas tienen mucha importancia en el estudio del NT. Juan utiliza las fiestas para la estructura de la presentación de los eventos en la vida de Cristo. La Pascua es el tiempo del sacrificio de Cristo. Esta relación enfatiza que él es el cordero de la Pascua. El día de Pentecostés es el día del derramamiento del Espíritu Santo. Es un día de la gran siega. Por su importancia entre los judíos, presentó una oportunidad grande para promulgar el evangelio a los judíos de todas partes del mundo. También era importante porque significa que el Espíritu Santo es la primicia de Dios. La gran cosecha pertenece a Dios.[private]

Ultimas Publicaciones

El prudente
Hace mucho tiempo, en un lugar remoto de Asia un joven rey gobernaba a su pueblo con justicia y sobrArtículo Completo
Llevan a Jesús para ser crucificado
Cuando salían, hallaron a un hombre de Cirene que se llamaba Simón, padre de Alejandro y de Rufo,Artículo Completo
Los soldados romanos se burlan de Jesús
Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús dentro del atrio, esto es, al pretorio, y reArtículo Completo
Back to top

Comprometidos a sembrar La Palabra de Dios