Génesis 42: Los hermanos de José vienen por alimentos

Génesis 42: Los hermanos de José vienen por alimentos

Gén 42:1 Viendo Jacob que en Egipto había alimentos, dijo a sus hijos: ¿Por qué os estáis mirando?

Gén 42:2 Y dijo: He aquí, yo he oído que hay víveres en Egipto; descended allá, y comprad de allí para nosotros, para que podamos vivir, y no muramos.(A)

¿Por qué el grano era tan valioso en esos días? Como fuente de alimento era universal y se utilizaba casi en cualquier cosa que se comiera. Podía secarse y almacenarse mucho más tiempo que cualquier verdura, productos lácteos o carne. Era tan importante que hasta lo usaban como dinero.

Gén 42:3 Y descendieron los diez hermanos de José a comprar trigo en Egipto.

Gén 42:4 Mas Jacob no envió a Benjamín, hermano de José, con sus hermanos; porque dijo: No sea que le acontezca algún desastre.

Jacob quería mucho a Benjamín porque era el único hermano verdadero de José y -hasta donde sabía-, era el único hijo sobreviviente de su amada esposa Raquel. Benjamín era el hijo más joven de Jacob y el hijo de su vejez.

Gén 42:5 Vinieron los hijos de Israel a comprar entre los que venían; porque había hambre en la tierra de Canaán.

Gén 42:6 Y José era el señor de la tierra, quien le vendía a todo el pueblo de la tierra; y llegaron los hermanos de José, y se inclinaron a él rostro a tierra.

El primer sueño de José había pasado ya.

Gén 42:7 Y José, cuando vio a sus hermanos, los conoció; mas hizo como que no los conocía, y les habló ásperamente, y les dijo: ¿De dónde habéis venido? Ellos respondieron: De la tierra de Canaán, para comprar alimentos.

José pudo haber revelado su identidad a sus hermanos al momento. Pero el último recuerdo que José tenía de ellos era cuando los miró a la cara con horror en el momento en que los traficantes de esclavos ismaelitas se lo llevaban. ¿Seguían sus hermanos siendo malvados y traicioneros o habían cambiado a través de los años? José decidió ponerlos a prueba.

Gén 42:8 José, pues, conoció a sus hermanos; pero ellos no le conocieron.

El relato no dice por qué los hermanos de José no le conocieron , ni hace referencia al acento con que les habló. Quizás fue debido a que habían transcurrido veinte años.

Gén 42:9 Entonces se acordó José de los sueños que había tenido acerca de ellos,(B) y les dijo: Espías sois; por ver lo descubierto del país habéis venido.

Aunque José era algo duro en sus tratos, como lo hubiese sido cualquier egipcio hacia los cananeos, no hay señales de venganza o represalia en el relato. Por el contrario, José se mostró afectuoso y condescendiente. Por ver lo descubierto del país significa urgar en los asuntos internos de Egipto.

José recordó los sueños que tuvo en que sus hermanos se inclinaban ante él (37.6-9). ¡Aquellos sueños se estaban cumpliendo! Cuando niño, José se sintió grande en sus sueños. Como hombre, jamás hizo alarde de su posición. No sintió la necesidad de decir “se los dije”. Todavía no era tiempo de que revelara su identidad, así que se quedó callado. Algunas veces es mejor quedarnos en silencio, aun cuando quisiéramos tener la última palabra.

Ultimas Publicaciones

La última partida de ajedrez
Era una noche oscura y fría. Jorge bebía su café sentado en su sillón favorito en la sala de su Artículo Completo
1 de Reyes 7: Otros edificios de Salomón
1 de Reyes 7:1 Después edificó Salomón su propia casa en trece años, y la terminó toda. El heArtículo Completo
La avispa brava
La avispa aquel día, desde la mañana, como de costumbre, bravísima andaba. El día era hermosoArtículo Completo
Back to top

Comprometidos a sembrar La Palabra de Dios