Génesis 34: La deshonra de Dina vengada

Génesis 34: La deshonra de Dina vengada

Salió Dina la hija de Lea, la cual ésta había dado a luz a Jacob, a ver a las hijas del país.

Gén 34:2 Y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella, y la deshonró.

Heveo : No sabemos nada de los heveos aparte de lo que se dice en la Biblia. Puede que se trate de los horeos. La deshonró significa que la violó por la fuerza; algunos piensan que Dina quizás consintió.

Gén 34:3 Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoró de la joven, y habló al corazón de ella.

Gén 34:4 Y habló Siquem a Hamor su padre, diciendo: Tómame por mujer a esta joven.

Lo de Siquem pudo haber sido un caso de “amor a primera vista”, pero el suyo fue un acto impulsivo y perverso. No sólo pecó contra Dina, sino contra toda la familia (34.6, 7). Las consecuencias para su familia y la de Jacob fueron graves (34.25-31). Aún cuando Siquem declaró su amor a Dina, eso no lo disculpaba del mal que había hecho al violarla. No permita que la pasión sexual lo lleve a pecar. Las pasiones hay que dominarlas.

Gén 34:5 Pero oyó Jacob que Siquem había amancillado a Dina su hija; y estando sus hijos con su ganado en el campo, calló Jacob hasta que ellos viniesen.

Gén 34:6 Y se dirigió Hamor padre de Siquem a Jacob, para hablar con él.

Gén 34:7 Y los hijos de Jacob vinieron del campo cuando lo supieron; y se entristecieron los varones, y se enojaron mucho, porque hizo vileza en Israel acostándose con la hija de Jacob, lo que no se debía haber hecho.

Hizo vileza en Israel : Una enérgica expresión hebrea motivada por un pecado que ha injuriado a una familia o comunidad entera, la cual aparece varias veces más adelante en el AT.

Gén 34:8 Y Hamor habló con ellos, diciendo: El alma de mi hijo Siquem se ha apegado a vuestra hija; os ruego que se la deis por mujer.

Gén 34:9 Y emparentad con nosotros; dadnos vuestras hijas, y tomad vosotros las nuestras.

Gén 34:10 Y habitad con nosotros, porque la tierra estará delante de vosotros; morad y negociad en ella, y tomad en ella posesión.

Gén 34:11 Siquem también dijo al padre de Dina y a los hermanos de ella: Halle yo gracia en vuestros ojos, y daré lo que me dijereis.

Gén 34:12 Aumentad a cargo mío mucha dote y dones, y yo daré cuanto me dijereis; y dadme la joven por mujer.

Gén 34:13 Pero respondieron los hijos de Jacob a Siquem y a Hamor su padre con palabras engañosas, por cuanto había amancillado a Dina su hermana.

Los hijos de Jacob habían heredado sus inclinaciones al engaño. No obstante, Dios utilizó su plan como una forma de castigo contra los pecadores heveos

Gén 34:14 Y les dijeron: No podemos hacer esto de dar nuestra hermana a hombre incircunciso, porque entre nosotros es abominación.

Los heveos estaban quizás relacionados con los filisteos, los únicos habitantes del Oriente Medio que no practicaban la circuncisión.

Gén 34:15 Mas con esta condición os complaceremos: si habéis de ser como nosotros, que se circuncide entre vosotros todo varón.

Ultimas Publicaciones

La lámpara de aceite y el faro
En una isla frente a un acantilado se alzaba majestuoso un faro. De día, sus blancos muros relucíaArtículo Completo
1 de Samuel 17: David mata a Goliat
1 de Samuel 17:1 David mata a Goliat. Los filisteos reunieron sus ejércitos para la guerra, se congArtículo Completo
1 de Samuel 16: David, ungido rey para suceder a Saúl
1 de Samuel 16:1 David, ungido rey para suceder a Saúl (16.1–31.13) Samuel unge a David[a] Dijo JArtículo Completo
Back to top

Comprometidos a sembrar La Palabra de Dios