2 de Crónicas 19: El profeta Jehú amonesta a Josafat

2 de Crónicas 19:1 El profeta Jehú amonesta a Josafat. Josafat, rey de Judá, volvió en paz a su casa en Jerusalén.

2 de Crónicas 19:2  Y le salió al encuentro el vidente Jehú hijo de Hanani,[a] el cual dijo al rey Josafat: –¿Al impío das ayuda, y amas a los que aborrecen a Jehová? Por esto ha caído sobre ti la cólera de Jehová. [private]

2 de Crónicas 19:3  Pero se han hallado en ti buenas cosas, por cuanto has quitado de la tierra las imágenes de Asera y has dispuesto tu corazón para buscar a Dios.

2 de Crónicas 19:4 Josafat nombra jueces Habitó, pues, Josafat en Jerusalén; pero volvió a salir para visitar al pueblo, desde Beerseba hasta los montes de Efraín, y los conducía a Jehová, el Dios de sus padres.

Josafat no sólo envió maestros a enseñar (17.8, 9), sino que estableció tribunales regionales en las ciudades y una corte central de apelación en Jerusalén.

2 de Crónicas 19:5  Puso jueces en todas las ciudades fortificadas de Judá, por todos los lugares;

2 de Crónicas 19:6  y dijo a los jueces: «Mirad lo que hacéis; porque no juzgáis en nombre de los hombres, sino en nombre de Jehová, el cual está con vosotros cuando juzgáis.[b]

2 de Crónicas 19:7  Sea, pues, con vosotros el temor de Jehová; mirad lo que hacéis, porque en Jehová, nuestro Dios, no hay injusticia ni acepción de personas ni admisión de cohecho».[c]

2 de Crónicas 19:8  Puso también Josafat en Jerusalén a algunos de los levitas y sacerdotes, y de los padres de las familias de Israel, para la administración de la justicia de Jehová y para los litigios. Estos habitaban[d] en Jerusalén.[e]

2 de Crónicas 19:9  Y les mandó diciendo: «Procederéis asimismo en el temor de Jehová, con verdad y con corazón íntegro.

2 de Crónicas 19:10  En cualquier pleito que os presenten vuestros hermanos que habitan en las ciudades, ya sean causas de sangre, o asuntos relativos a la Ley, preceptos, estatutos o decretos, les amonestaréis que no pequen contra Jehová, para que no venga ira sobre vosotros y sobre vuestros hermanos. Haciendo así, no pecaréis.[f]

2 de Crónicas 19:11  El sacerdote Amarías será el que os presida en todo asunto de Jehová, y Zebadías hijo de Ismael, príncipe de la casa de Judá, en todos los negocios del rey; también los levitas serán oficiales en vuestra presencia. Esforzaos, pues, y manos a la obra. Jehová estará con el bueno».

En contraste con el triste fin de Acab, el cronista empieza diciendo que Josafat volvió en paz a su vida de familia en la corte de Jerusalén. Esta paz fue relativa o poco duradera, porque, siguiendo en la tradición profética de su padre Hanani, Jehú condujo a Josafat a una reforma más profunda y significativa en lo religioso y administrativo. Antes de esto, Jehú le salió al encuentro para confrontarlo con su pobre escala de valores, en lo que a lealtades estaba relacionado. Lo confrontó también con su falta de verdadero amor para Jehová y le hizo saber lo que pensaba Dios de él (v. 2). Jesús le demanda al creyente que ame a sus enemigos, pero esto no requiere que nos alineemos con ellos para demostrarles nuestro amor; simplemente, hemos de orar con compasión por la salvación de sus enemigos (Mat. 5:44), pero nunca acomodar su fidelidad para con Dios a las circunstancias.

Ultimas Publicaciones

Lo único que te queda por hacer es cantar
Mi padre construyó una fabrica de dulces creando oportunidades de trabajo en una localidad donde noArtículo Completo
Jesús aparece a sus discípulos a puerta cerrada
Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas eArtículo Completo
Los cuatro elementos
La clase estaba más llena de lo habitual. Podía notarlo. También más callada. La vuelta a la norArtículo Completo
Back to top

Comprometidos a sembrar La Palabra de Dios