1 de Samuel 22: La cueva de Adulam

1 de Samuel 22:1 Partió David de allí y se refugió en la cueva de Adulam;[a] cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, fueron allí a reunirse con él.

Adulam estaba a 32 km al sudoeste de Jerusalén y a 16 km al sur de la ciudad filistea de Gat. Toda la casa de su padre salió de Belén y vino a protegerlo de Saúl.

1 de Samuel 22:2 Además se le unieron todos los afligidos, todos los que estaban endeudados y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y llegó a ser su jefe. Había con él como cuatrocientos hombres.

Así comienza a organizarse el grupo selecto de valientes que David agrupa en torno suyo. Sus nombres y extraordinarias hazañas figuran en 2 de Samuel 23:8-39 y 1 de Crónicas 11 y 12.

Afligidos, endeudados y amargados de espíritu se unieron a David, ya que él mismo era un forajido. Estas personas eran expatriados y solo podían mejorar su suerte al ayudar a David a convertirse en rey. El control que David tenía sobre este grupo de hombres nos muestra una vez más su ingenio y habilidad para guiar y motivar a otros. Es bastante difícil formar un ejército de buenos hombres, pero se requiere de un gran líder para moldear juntos a la clase de hombres que siguieron a David. A la larga, este grupo constituyó el corazón de su liderazgo militar y llegó a conocerse como «los valientes que tuvo David».

1 de Samuel 22:3 De allí se fue David a Mizpa de Moab,[b] y dijo al rey de Moab: «Te ruego que mi padre y mi madre se queden con vosotros, hasta que sepa lo que Dios hará de mí».

Rut, la bisabuela de David, era una moabita. Por eso quizá su familia pudo refugiarse junto a sus parientes de Moab.

1 de Samuel 22:4 Los trajo, pues, a la presencia del rey de Moab, y habitaron con él todo el tiempo que David estuvo en el lugar fuerte.[c]

1 de Samuel 22:5 Pero el profeta Gad[d] dijo a David: «No te quedes en este lugar fuerte; anda y vete a tierra de Judá». Entonces partió David y entró en el bosque de Haret.

El profeta Gad probablemente vino a ver a David desde la escuela de profetas de Samuel. También es posible que se identificara con la causa de David y permaneciera junto a él para asistirle. El bosque de Haret estaba en el área montañosa de Judá, al este de Adulam.

1 de Samuel 22:6 Asesinato de los sacerdotes de Nob Oyó Saúl que David y los que estaban con él habían sido vistos. Estaba Saúl sentado en Gabaa, debajo de un tamarisco, sobre un alto,[e] con la lanza en su mano, y rodeado de todos sus siervos.

El tamarisco es un árbol típico de las áreas semidesérticas y no se encuentra en las montañas. Se le conocía bien porque estaba en esa región montañosa.

Pages: 1 2 3 4 5 6