Amós-1-Juicios-contra-las-naciones-vecinas

Amós 1: Juicios contra las naciones vecinas

Amós fue profeta de Israel (el reino del norte) desde 760-750 a.C.

Israel disfrutaba prosperidad económica y paz. Esto provocó que la sociedad se volviera egoísta y materialista. Los adinerados no tenían en cuenta las necesidades de los menos afortunados. El pueblo se centraba en sí mismo y sentía indiferencia hacia Dios.

Amós habló en contra de los que explotaban u olvidaban a los necesitados.

Creer en Dios es algo más que un asunto personal. Dios hace un llamado para que todos los creyentes trabajen en contra de la injusticia de la sociedad y para que ayuden a los menos afortunados.

Contemporáneo de Jonás (793-753) Oseas (753-715)

Amós 1:1 Las palabras de Amós, que fue uno de los pastores de Tecoa, que profetizó acerca de Israel en días de Uzías(A) rey de Judá y en días de Jeroboam(B) hijo de Joás, rey de Israel, dos años antes del terremoto.

Este nombre, que sólo se usa en este libro, significa «el que lleva la carga». Pastores : Término que aparece también en el AT en relación con otro individuo (Mesa, rey de Moab) y que probablemente significa «criador» de ganado menor (ovejas y cabras). Tecoa : Véase la introducción a Amós: «Autor». Profetizó : Un mensaje recibido por medio de la revelación. Amós tuvo cinco visiones. Terremoto: Excavaciones realizadas en Hazor hallaron evidencias de un terremoto, el cual fecharon alrededor del 760 a.C.

Amós era pastor y cultivaba higueras en el reino del sur (Judá), pero profetizó en el reino del norte (Israel). Israel estaba políticamente en la cumbre de su poder y su economía era muy próspera. Sin embargo, la nación se corrompió espiritualmente. Se adoraban ídolos en toda la tierra y sobre todo en Bet-el, donde se suponía que se encontrara el centro religioso de la nación. Al igual que Oseas, Dios envió a Amós para denunciar la corrupción social y religiosa del pueblo. Aproximadamente 30 ó 40 años después que Amós profetizó, Asiria destruyó la ciudad capital, Samaria, y conquistó la nación (722 a.C.). Uzías reinó en Judá desde 792-740 a.C.; Jeroboam II reinó en Israel desde 793-753.

Tecoa, la tierra natal de Amós, estaba localizada en la escarpada nación ovejera de Judá, a 16 km de Jerusalén. Mucho antes de que Amós naciera, una mujer de Tecoa hizo que David se reconciliara con Absalón, su hijo rebelde.

Amós cuidaba ovejas, un trabajo muy poco “espiritual”, sin embargo, se convirtió en un instrumento para llevar el mensaje de Dios. Tal vez su trabajo no lo haga sentirse “espiritual” ni con éxito, pero es uno de fundamental importancia si está en el lugar que Dios quiere. El puede obrar a través de usted para realizar cosas extraordinarias, sin importar cuán común y corriente sea su ocupación.

El profeta Zacarías y otras narraciones históricas de esta época mencionan un terremoto.

Amós 1:2 Dijo: Jehová rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén,(C) y los campos de los pastores se enlutarán, y se secará la cumbre del Carmelo.

Rugirá : La voz de Dios resonará desde Jerusalén, al sur de Israel, hasta el monte Carmelo, al norte. Amós nos dirá que «el león ruge» y por eso profetiza. A causa de ello se secará la cumbre del Carmelo.

En la Biblia, a menudo a Dios se le representa como un pastor y su pueblo como ovejas. Como pastor, dirige y protege a las ovejas. Sin embargo, también se describe como un león feroz, listo para devorar a los malvados e infieles.

Carmelo significa campo fructífero. Era una región muy fértil. Para que este lugar se secara, la sequía debía ser muy severa.

Amós 1:3 Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Damasco,(D) y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque trillaron a Galaad con trillos de hierro.

Esta sección contiene varios oráculos contra las naciones. Las atrocidades específicas mencionadas estuvieron aparentemente relacionadas con varios incidentes fronterizos ocurridos en los pasados 200 años. La lista de naciones que aquí se ofrece es la más completa entre todas las que forman parte de los oráculos proféticos de este tipo. Aunque se está hablando de juicios contra naciones específicas, no es fácil de determinar su cumplimiento histórico. En este sentido, es mejor tener en mente la intención última de Amós al profetizar sobre el futuro Día de Jehová.

Damasco era la capital de Siria. En el pasado, Siria fue uno de los enemigos acérrimos de Israel. Después de la derrota de Siria, por Asiria, en 802 a.C., Damasco ya no representó una verdadera amenaza.

Tres pecados: Véase la introducción a Amós: «Aspectos literarios», sobre el uso de la graduación numérica. Damasco : Capital de Aram, ciudad-estado al noreste de Israel. Traducido también como «Siria», Aram se mantenía constantemente en guerra contra Israel. Trillaron a Galaad : Describe las crueles campañas militares lanzadas contra los habitantes israelitas de Galaad, territorio situado al este del Jordán.

Amós 1:4 Prenderé fuego en la casa de Hazael, y consumirá los palacios de Ben-adad.

Hazael : Asesinó al monarca Ben-adad y ocupó su lugar desde el 842 hasta el 806 a.C. El hijo de Hazael también fue llamado Ben-adad.

La casa de Hazael se refiere al reino de Siria. Ben-adad fue el hijo de Hazael.

Amós 1:5 Y quebraré los cerrojos de Damasco, y destruiré a los moradores del valle de Avén, y los gobernadores de Bet-edén; y el pueblo de Siria será transportado a Kir, dice Jehová.

Valle de Avén : Puede que sea un juego de palabras con el nombre de «On», la antigua ciudad de Baalbek. «Avén» y «On» se parecen en hebreo. Bet – edén : Si este es el Bit-adini mencionado en los textos acadios, se trata de otra ciudad-estado aramea situada al norte de Damasco. Kir: Dios trajo a los arameos desde Kir, un área de Mesopotamia cercana a Elam. Dios los retornará al lugar de donde habían venido.

Los sirios fueron esclavos en Kir y ahora estaban libres. Decretar que los sirios regresaran a Kir era como decir que los israelitas debían volver a Egipto como esclavos.

Amós 1:6 Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Gaza, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque llevó cautivo a todo un pueblo para entregarlo a Edom.

Gaza : Una de las cinco ciudades filisteas. Las otras eran Asdod, Ascalón, Ecrón y Gad. Llevó cautivo : Esta acusación de vender toda una población a Edom se le hace también a Tiro. Edom: El país al sudeste del Mar Muerto. Era la casa de Esaú, el hermano de Jacob.

Amós pronunció el castigo de Dios a las naciones que rodeaban las fronteras de Israel, incluso Judá. Quizás el pueblo de Israel se alegró cuando escuchó la reprimenda dictada en contra de aquellas naciones. Pero más tarde Amós proclamó el castigo de Dios sobre Israel. No pudieron encontrar excusas para su pecado, ya que pensaban que los pecados de sus vecinos eran peores. Dios no hace distinción entre las personas. Dios nos juzga a todos por igual, con justicia e imparcialidad.

La acusación de que estas naciones “habían pecado una y otra vez” hace eco en estos versículos, al evaluar Dios nación tras nación. Cada una se había negado a cumplir con los mandamientos de Dios. El pecado suele volverse parte de nuestro estilo de vida. Obviar o negar el problema no nos ayudará. Debemos comenzar el proceso de cambio confesando nuestros pecados a Dios, y pidiéndole que nos perdone. De lo contrario, no tenemos otra esperanza mas que continuar pecando.

Amós 1:7 Prenderé fuego en el muro de Gaza, y consumirá sus palacios.

Amós 1:8 Y destruiré a los moradores de Asdod, y a los gobernadores de Ascalón; y volveré mi mano contra Ecrón, y el resto de los filisteos(E) perecerá, ha dicho Jehová el Señor.

Los filisteos eran parte de los pueblos del mar que invadieron Canaán en el siglo XIII a.C. La palabra Palestina deriva de ese vocablo.

Asdod, Ecrón, Gaza y Ascalón eran cuatro de las cinco ciudades principales de Filistea, un enemigo que a menudo amenazaba a Israel. La quinta ciudad, Gad, ya se había destruido. Por lo tanto, Amós le decía que toda la nación de Filistea sería destruida por sus pecados.

Amós 1:9 Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Tiro,(F) y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque entregaron a todo un pueblo cautivo a Edom, y no se acordaron del pacto de hermanos.

Tiro está situado en la costa del Mediterráneo, al norte de Israel. Tiro representa a todos los fenicios. Pacto de hermanos : Alude a un tratado internacional concertado entre Tiro y otro estado.

Tiro era una de las dos ciudades principales de Fenicia. Se habían hecho algunos tratados con esta ciudad debido a que les proporcionaba madera de cedro para construir el palacio de David y el templo de Dios.

Amós 1:10 Prenderé fuego en el muro de Tiro, y consumirá sus palacios.

Amós 1:11 Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Edom,(G) y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque persiguió a espada a su hermano, y violó todo afecto natural; y en su furor le ha robado siempre, y perpetuamente ha guardado el rencor.

Edom: Persiguió . . . a su hermano : Probable referencia a Judá.

Amós 1:12 Prenderé fuego en Temán, y consumirá los palacios de Bosra.

Temán : La ciudad más importante en el Edom meridional, y Bosra ocupaba una posición semejante en el norte. De manera que Temán y Bosra designan a toda la nación.

Tanto Edom como Israel descendían de Isaac. Edom de Esaú, hijo de Isaac, e Israel del hermano gemelo de Esaú, Jacob. Pero estas dos naciones, al igual que los dos hermanos, siempre estuvieron en conflicto. Edom se regocijó por la desgracia de Israel. Como resultado, Dios prometió destruir a Edom totalmente, desde Temán en el sur, hasta Bosra en el norte.

Amós 1:13 Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de los hijos de Amón,(H) y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque para ensanchar sus tierras abrieron a las mujeres de Galaad que estaban encintas.

Amón : Ciudad en la ribera este del río Jordán, entre Moab al sur y Galaad al norte. La atrocidad de que se le acusa ( abrieron a las mujeres de Galaad que estaban encintas ) , constituye una referencia al conflicto fronterizo suscitado cuando Amón trató de expandir su territorio hacia el norte. Amón intentaba adquirir territorios cada vez que tenía ocasión.

Amós 1:14 Encenderé fuego en el muro de Rabá, y consumirá sus palacios con estruendo en el día de la batalla, con tempestad en día tempestuoso;

Rabá : También conocida como Rabá de Amón, esta ciudad era la capital amonita. Se trata de la actual ciudad de Amón en la Jordania moderna.

Amós 1:15 y su rey irá en cautiverio, él y todos sus príncipes, dice Jehová.

Cautiverio : Antes Amós se había referido a pueblos y gobernantes «destruidos» y sacados de su tierra. Aquí habla de la cautividad, lo cual introduce el motivo que animó el exilio. Este es el destino que enfrenta Israel.

Los amorreos descendían de la relación incestuosa del Lot y su hija menor. Eran hostiles con Israel, y a pesar de que Israel comenzó a adorar sus ídolos, continuaron atacando. Después de que Saúl fue ungido rey de Israel, su primera victoria en batalla fue en contra de los amorreos. Rabá era la ciudad capital de Amón. La profecía de Amós sobre la destrucción de Amón se cumplió por medio de la invasión de Asiria.

La frase palabras de Amós igualmente se puede traducir “asuntos” de Amós. Son los asuntos que Dios tenía en mente respecto a Israel que Amós conoció por medio de revelación divina.

“Amós” es una palabra que procede del verbo amas H6006“cargar, levantar o llevar”, y significa “uno que lleva una carga”. El hecho e que era pastor de ganado demuestra que era un hombre de la clase media con un oficio muy común en Israel. Se menciona al rey Uzías quien reinó sobre Judá desde el año 783 hasta el 742 a. de J.C., puesto que Amós era ciudadano de ese reino. Es imposible precisar la fecha del terremoto, pero seguramente fue muy fuerte.

El versículo 2 indica que la fuente de inspiración de Amós fue la enseñanza de Dios que se impartía en Jerusalén, no la religión totalmente corrompida del norte. No obstante Amós reconoció que a esas alturas la gente del sur también se había alejado de Dios.

Dios no es únicamente el Dios de la naturaleza, pero la naturaleza y el ser humano están íntimamente relacionados, y el profeta se dio cuenta de que muy pronto un desastre en la agricultura iba a afectar a todos los habitantes de la tierra.

Mapa de los sitios mencionados en Amós

Sentencia sobre las naciones vecinas

La causa del juicio de Dios sobre las naciones que no habían recibido su ley se basaba en la falta de respeto de los derechos elementales de todo humano. Las atrocidades del genocidio demuestran que uno puede llegar a pensar en una persona de otro grupo como si fuese un animal que se puede matar por cualquier motivo; dicha persona no tenía mente, ni alma, ni emociones. Solamente el ser humano puede descender a un nivel tan bajo; los animales solamente matan para comer o para conservar la pureza de la especie.

Hay una fórmula que el profeta emplea al comenzar cada oráculo contra cada nación. Al sumar los números tres y cuatro se da el total de siete, el número perfecto, y de esta manera se da por entendido que se ha colmado la medida del mal de ese grupo. También el castigo es algo misterioso; el texto dice “no lo revocaré”, indicando que el castigo es también algo “hecho a la medida” para darle a ese pueblo exactamente lo que merece por sus crímenes. Los que han practicado el genocidio van a saber en carne propia lo que sus víctimas han sufrido. Amós no sabía realmente qué método iba a emplear Dios.

Contra Damasco por su crueldad con presos de guerra

Damasco era la capital del reino de Aram o Siria, la única nación suficientemente grande para ser una amenaza seria para Israel. Su horrible pecado era la crueldad infligida contra los israelitas habitantes de Galaad, región al lado oriental del Jordán, fronteriza con Siria. Los trillos de hierro eran plataformas pesadas con ruedas de madera que tenían clavos afilados cuyas puntas sobresalían; esas ruedas pasaban por el trigo en la era para sacar los granos. Es posible que los sirios los hayan usado como instrumentos de tortura con los presos de guerra. Los palacios no solamente eran residencias para la familia real sino también oficinas del gobierno y del estado mayor de los militares. Sus vigas eran de madera y sus techos de material combustible.

Quir era un lugar de la alta Mesopotamia que era el lugar de origen de los sirios; estaba cerca de Carquemis. Treinta años más tarde los Asirios conquistaron Siria y deportaron a sus habitantes, aunque no quemaron la ciudad de Damasco puesto que se rindió ante sus ejércitos.

La preocupación de Dios por los pobres

Uno de los temas principales de los profetas del octavo siglo era la preocupación de Dios por los pobres. Lo vemos en las enseñanzas y oráculos de Elías, Isaías, Miqueas y Amós. Esto no debe sorprendernos porque era el énfasis que Dios había dado en las leyes benéficas que encontramos en la torah, tales como las provisiones para los pobres, las viudas, los huérfanos y los extranjeros que vivían en el territorio de los hebreos. Estas personas no tenían ni voz ni poder en la sociedad y les hacía falta esta protección de Dios.

Amós está indignado por la manera en que el pueblo de Israel ha hecho caso omiso de estas enseñanzas. Pone su dedo en la llaga del pueblo: su confianza en la protección y la bendición de Dios por su pueblo a pesar de su falta de obediencia. Amós los llama a arrepentirse antes de ser castigados por sus prácticas tan inhumanas con su prójimo. Dios tiene compasión para con los pobres, y los que no demuestran esta misma actitud hacia ellos no pueden ser sus seguidores.

La pobreza en América Latina concierne a Dios y a su iglesia. La desnivelación de la sociedad ha perjudicado el bienestar nacional e internacional de millones de personas. Hay hambre, falta en las necesidades básicas de la vida, falta de educación, falta de empleo, entre muchas otras. Estas carencias producen malestar personal y social, y fomentan reclamos que llegan hasta la violencia, secuestros, etc. ¡Esto no agrada a Dios!

¿Qué hará su iglesia para remediarlo? Amós proclama, “Jehová ruge desde Sion…¡Buscad a Jehová y vivid!… Aborreced el mal y amad el bien. Estableced el juicio en el tribunal…”.

Contra filistea por comercio de esclavos

Gaza era una de las cinco ciudades de los filisteos, pero no cabe duda de que Amós estaba pensando en el pueblo entero. Los filisteos eran el pueblo con la tecnología más avanzada del Medio Oriente. Eran procedentes de Creta, isla al sur de Grecia, y habían llegado a la costa de Palestina al mismo tiempo que los hebreos cruzaron el río Jordán. Tenían el monopolio en la fabricación de armas de hierro y su cerámica era más hermosa y mejor hecha que la de los cananeos. No tenían un solo rey pero habían perfeccionado la política para actuar en acuerdo en sus operaciones militares. Casi lograron eliminar a los hebreos; solamente las contraofensivas de Saúl y David lograron detenerlos.

Para ellos no era gran cosa vender a un pueblo entero como esclavos. Lo que buscaban era terreno, no gente. La práctica de esclavizar personas es horrible; le roba a la persona su nombre, su nacionalidad, su dignidad y todos sus derechos. Lamentablemente todavía se practica en algunos lugares del mundo. Este oráculo agrega el título el Señor (Adonai) al nombre Jehová. Amós emplea el título con frecuencia en su libro y significa que Dios es soberano sobre el mundo entero, Dios de dioses y Señor de señores. Por eso tiene poder de castigar a los filisteos y a los demás pueblos.

“Tres pecados, y por cuatro“

Amós usa esta forma literaria para dar este sermón contra las naciones vecinas de Israel, y finalmente contra Israel misma. Demuestra que es un hombre dotado con habilidad poética y entendimiento político y social en la presentación de los juicios contra estas naciones. Era un elocuente orador.

Usando la estructura del “mensajero” cada oráculo empieza con las palabras: “Así ha dicho Jehová”, y procede a dar el mensaje preciso de Dios. Al usar este formato repetido y conciso Amós muestra gran habilidad para capturar la atención de sus oyentes con un mensaje que podría ser recordado y repetido. “Por tres pecados… y por cuatro no revocaré su castigo…” se repite ocho veces, aumentando cada vez la expectativa de un clímax, reverberando como el toque de un gran címbalo.

La estructura numérica usada aquí se encuentra mucho en la literatura sapiencial.

En el uso de esta estructura en que se pronuncian seis oráculos contra los extranjeros, además de los pronunciados contra Israel y Judá, Jehová se presenta como defensor de los oprimidos. él no es solamente el Dios de Israel y Judá, es Dios de todas las naciones y las personas de cada nación tendrán que rendirle cuenta de sus vidas.

Contra Tiro por violar el pacto entre hermanos

El pecado de los fenicios, habitantes de Tiro, era el no respetar los compromisos oficiales con los hebreos. Desde la época de Salomón había existido un “pacto de hermanos” entre ellos y los israelitas. Todos los pueblos del Medio Oriente tienen cierto parentesco, aunque muchos no lo reconocen. A través de los siglos les ha sido difícil cumplir con sus compromisos entre sí. Ejemplos de estos compromisos se pueden ver en 1 Reyes 5 y 16, lo que nos ayuda a entender el trasfondo de esta profecía.

El castigo para ser impuesto sobre Tiro es muy general y no contiene datos nuevos.

Contra Edom por su odio indescriptible

Los edomitas procedían de los hijos de Esaú y por lo tanto eran primos hermanos de los hijos de Jacob. No obstante, los dos pueblos nunca fueron capaces de vivir en paz entre sí. La condenación de ellos es más explícita por su excesiva brutalidad en la guerra, y sus luchas fratricidas contra Israel. Su especialidad era el saqueo; cada vez que los hebreos fueron derrotados por un enemigo extranjero ellos llegaron enseguida para saquear a los Israelitas víctimas del ataque.

No hay odio más terrible que el odio entre hermanos que hayan olvidado el amor. Esto lo hemos visto en las guerras civiles que han afectado a nuestro mundo a través de los años. El odio y el rencor son como un cáncer que consume a la persona misma, y no a la persona contra quien dirige su hostilidad.

Los edomitas lograron quitarse el yugo de Israel durante el reinado de Joram (848-841 a. de J.C.), pero un poco antes de la época de Amós el rey Amasías (796-767 a. de J.C.) los derrotó en batalla y mató a todos los presos de guerra. Por eso, la misma mentalidad reinaba en ambos grupos. No se sabe si Temán y Bosra eran ciudades o distritos; probablemente eran territorios puesto que los edomitas eran nómadas en esa época.

Contra Amón por avaricia de tierras

Los amonitas descendían de una hija de Lot y ocuparon territorio al este del Jordán que colindaba con Galaad. Su conducta inhumana en la guerra probablemente ocurrió mientras servían como soldados mercenarios contratados por Siria para atacar a Galaad.

A lo largo de la historia, ¡cuántas guerras se han luchado para aumentar el territorio de una nación! Es triste reconocer que aún en la actualidad, la tierra vale más que las vidas humanas.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

El Jugador de Fútbol

Un muchacho vivía solo con su padre, ambos tenían una relación extraordinaria y muy especial. El joven pertenecía al equipo de fútbol americano de su colegio, usualmente no tenía la oportunidad de jugar, bueno

Seguir Leyendo »
Listos para la cosecha

Listos para la cosecha

Ustedes dicen: ‘Todavía faltan cuatro meses para la cosecha’; pero yo les digo que se fijen en los sembrados, pues ya están maduros para la cosecha. El que trabaja en la cosecha recibe su

Seguir Leyendo »