A mis amigos: Lo que se aprende en la vida

He vivido mucho, más tiempo del que quisiera acordarme, así que mis excusas para aquellos a quienes la distancia les resulte demasiado larga. A mis años se aprende que el tiempo pasa. La vida continúa. La distancia separa. Los hijos dejan de ser niños y se independizan y a los padres se les parte el corazón pero…. es la vida. Los empleos van y vienen. Las ilusiones, los deseos, la atracción, el sexo… se debilitan. Las personas no son todas como creíste. Los padres se mueren. El llanto rompe mucho más fácil. Los conocidos olvidan los favores. Las carreras terminan. La vejez se aproxima no tan lentamente.

Se aprende a no criticar a nadie, no sirve de nada. En vez de concentrarte en los puntos débiles de otros concéntrate en sus puntos fuertes. No temas al cambio, es inevitable. Aprende a surfear sobre las olas de tu vida, disfruta de cada momento.

La experiencia da perspectiva, calma y te ayuda a dar prioridad a lo que realmente es importante. Pero a veces es bueno ignorar tu “experiencia” y escuchar a tu intuición. Solemos sobreestimar lo que podemos conseguir en 1 año pero subestimamos lo que podemos conseguir en 10.

Se aprende que el amor no hay que entenderlo, aprenderlo o desaprenderlo, simplemente hay que sentirlo. No tengas prisa pero da un paso cada día, por simple que sea. Disfrútalo como si fuera el último. Cuando sientas que hacer “lo correcto” no es lo mejor… ¡rompe las reglas! El tiempo es muchísimo más importante que el dinero. El dinero va y vuelve, el tiempo ya nunca regresa. ¡Equivócate! Es la mejor forma de aprender. Pero intenta no cometer los mismos errores más de una vez. Cuando te equivoques asume responsabilidad, discúlpate, pide perdón. No te comprometas con demasiada gente a la vez. Aprende a decir No.

No fuerces a otros para que hagan algo, inspíralos y espera. Cuando te caigas, levántate, cuanto más rápido mejor. Los “problemas” más difíciles de esta vida no se van a solucionar por mucho que los pienses. Elegir entre varias opciones, entre varios caminos, es una de las cosas más complicadas en esta vida. A veces no hay un opción buena o mala, una opción mejor o peor, pero tarde o temprano tienes que elegir.

Es mejor amar y perder, que no haber amado nunca y preguntarte qué podría haber sido. Cosas que ahora mismo te parecen muy importantes-estresantes te pareceran tonterías con el paso del tiempo. Se flexible, resistente, adaptable y capaz de recuperarte con más fuerza que nunca, como el bambú.

Se aprende que lo importante no es el lugar donde vivas sino la gente de a tu alrededor que comparte tu vida. Cuida de ellos todo lo que puedas. ¿Vives para trabajar o trabajas para vivir? Ni lo uno ni lo otro. El trabajo es parte de mi vida, lo disfruto y me da felicidad. Se paciente, honesto, humilde (Eres uno más entre 7 mil millones), curioso, sincero, amable, prudente, respetuoso. La perseverancia es una de las cosas que más buenos resultados me ha dado hasta ahora, se paciente y disfruta del proceso más que de los resultados, los cuales tardarán años en llegar.

Se aprende que no vale la pena arrepentirse, en algún momento de tu vida era lo que querías. Si alguna vez sientes algo de arrepentimiento será por cosas que no hiciste más que por cosas que hiciste. ¡Hazlo antes de que sea demasiado tarde!

Se aprende que  dar es mucho mejor que recibir. No tengas miedo. ¡Empieza ahora! No pospongas. Normalmente el primer paso es el más difícil de tomar. Todo terminará siendo un recuerdo. ¡Crea buenos recuerdos! Haz deporte. ¡Viaja! ¿No sabes que hacer con tu vida? No pasa nada, yo tampoco.

Se aprende que que no puedes hacer que alguien te ame. Todo lo que puedes hacer es ser alguien quien pueda ser amado, el resto depende de ellos. Que no importa cuánto quieras, algunas personas simplemente no corresponden tu cariño. Que toma años construir la confianza y sólo unos segundos para destruirla. Que no es lo que tienes en la vida, sino a quien tienes lo que cuenta.

Se aprende que que te la puedes arreglar con encantos, pero tan sólo por 15 minutos. De allí en adelante, es mejor que sepas algo. Que no te debes comparar con lo mejor que otros pueden hacer, sino con lo que tú mejor puedes hacer. Que no es lo que le pasa a la gente lo que es importante, es lo que hacen al respecto. Que puedes hacer algo en un instante que te dará dolor de cabeza de por vida.

Se aprende que toma mucho tiempo ser la persona que quieres ser. Que es mucho más fácil reaccionar que pensar. Que siempre debes despedirte de los seres amados con palabras de amor. Podría ser la última vez que los veas!. Que, o controlas tu carácter, o tu carácter te controla a ti. Que sin importar cuán caliente y ardiente es una relación al principio, la pasión desaparece, y es mejor que haya algo que tome su lugar. Que los héroes son personas que hacen lo que se tiene que hacer cuando se debe hacer, sin importar las consecuencias.

Se aprende que aprender a perdonar requiere práctica. Que hay gente que te quiere mucho pero que no sabe cómo mostrártelo. Que el dinero es una mala manera de evaluar. Que mi mejor amigo y yo podemos hacer de todo o nada y pasarlo bien. Que algunas veces la gente que tú esperas que te pateen cuando estás caído serán los que te ayuden a levantarte. Que una amistad verdadera continua creciendo aún en medio de una gran distancia. Igual sucede con el amor verdadero.

Se aprende que tan sólo porque alguien no te ama de la manera que quieres que te ame, no significa que no te ame con todo lo que tiene. Que la madurez tiene más que ver con los tipos de experiencias que has tenido y lo que has aprendido de ellas y menos que ver con cuántos cumpleaños has celebrado. Que no debemos cambiar de amigos si entendemos que los amigos cambian. Que no importa qué bueno es un amigo, puede herirte de vez en cuando y debes perdonarlo por eso. Que no siempre es suficiente ser perdonado por los otros. A veces debes aprender a perdonarte a ti mismo. Que no importa que esté roto tu corazón, el mundo no se detiene por tu dolor.

Se aprende que nuestro pasado y las circunstancias podrían haber influenciado quienes somos, pero somos responsables por quienes seremos. Que sólo porque dos personas discutan no significa que no se amen y tan sólo porque no discutan no significa que lo hagan. Que dos personas pueden mirar la misma cosa y ver algo totalmente diferente. Que no importa como intentes proteger a tus niños, en algún momento saldrán heridos y te herirán en el proceso. Que hay muchas maneras de enamorarse y mantenerse enamorado.

Se aprende que no importa las consecuencias, aquellos que son honestos consigo mismos llegan más lejos en la vida. Que tu vida puede cambiar en cuestión de horas por gente que ni siquiera conoces. Que aún cuando piensas que no tienes nada más para dar, cuando un amigo llora en ti tú encontrarás la fuerza para ayudarlo. Que escribir, lo mismo que hablar, pueden aliviar dolores emocionales. Que el paradigma en que vivimos no es todo lo que se nos ha dado.

Se aprende que diplomas en una pared no te hacen un ser humano decente. Que la gente que más quieres en la vida son apartados de ti demasiado pronto. Pero… los verdaderos amigos siempre están ahí, no importa a cuantos kilómetros se encuentren o cuanto hace que no se ven, nunca están más distantes que al alcance de tu necesidad, con los brazos abiertos y bendiciendo tu vida.

Ama a tus padres, cría a tus hijos, pero no pierdas a tus amigos, quiérelos cuídalos y charla con ellos sin tener como propósito, imponer tus criterios. Recuerda siempre que a tu familia no tuviste la oportunidad de escogerla, pero a tus amigos los escogiste tú.

Deja un comentario