A dónde va tu dinero

Publicaciones realizadas por ángeles que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar

A dónde va tu dinero

Este era un billete de $20 dólares y otro de $1 dólar que se encontraban en una bolsa de banco en el edificio de la Reserva Federal en el centro de la ciudad.

Mientras se encontraban lado a lado, el billete de un $1 le preguntó a su compañero,

«Oye, amigo, ¿dónde has estado? No te he visto en mucho tiempo.»

El de $20 respondió: «Amigo, ¡¡Vaya que he tenido trabajo!! He viajado a países distantes, también a los restaurantes más finos, a los casinos más grandes y finos. También he estado en numerosas boutiques, el centro comercial de lujo en el norte y el del sur, y también el nuevo que ayudé a construir. De hecho, justo en esta semana estuve en Europa, en un partido profesional de la Liga Nacional de Baloncesto en los Estados Unidos, en un rodeo, en un balneario, en un salón estilista de gran clase. ¡¡He hecho todo eso!!

Después de haber descritos todos esos grandiosos viajes, el billete de $20 dólares le preguntó al de $1, »¿y a ti cómo te ha ido? ¿Dónde has estado?«

El billete de $1 dólar respondió, »Bueno, he estado en la Iglesia Católica, en la Iglesia Presbiteriana, en la Iglesia Adventista, en la Pentecostal, en fin en todas las Iglesias

«¡Espera, espera, qué es una Iglesia!» gritó el billete de $20, «¿Qué es una iglesia?»

Reflexiona, medita, piensa, escudriña.

Deja un Comentario. Tu opinión es valiosa para nosotros

Lionel Valentin Calderón

Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Nuevo Testamento

Antiguo Testamento

Historias para Reflexionar

Ministro sabio

Un sultán decidió hacer un viaje en barco con algunos de sus mejores cortesanos. Se

Solicita Nuetro Boletín

Al enviar esta solicitud acepto los Términos y Condiciones de Bendiciones Cristianas