Levítico-13-Leyes-acerca-de-la-lepra

Levítico 13: Leyes acerca de la lepra

Levítico 13:1 Habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo:

Levítico 13:2 Cuando el hombre tuviere en la piel de su cuerpo hinchazón, o erupción, o mancha blanca, y hubiere en la piel de su cuerpo como llaga de lepra, será traído a Aarón el sacerdote o a uno de sus hijos los sacerdotes.

Lepra (llamada aquí “llaga de lepra”) es un nombre que se aplica a varias enfermedades de la piel, y en los tiempos bíblicos se le temía grandemente. Algunas de estas enfermedades, a diferencia de la enfermedad que hoy en día llamamos lepra o enfermedad de Hansen, eran sumamente contagiosas. Las peores destruían el cuerpo lentamente y, en la mayoría de los casos, eran fatales. Los leprosos eran separados de su familia y amigos y eran confinados a lugares alejados del campamento. Como los sacerdotes eran responsables de la salud del campamento, era su deber expulsar y readmitir leprosos. Si la lepra de alguno parecía desaparecer, sólo el sacerdote podía decidir si esa persona estaba verdaderamente curada. En la Biblia se usa a menudo la lepra como una ilustración del pecado porque es contagiosa, destructiva y conduce a la separación.

En la piel de su cuerpo : Los versículos 2-28 tratan sobre el diagnóstico de 21 afecciones de la piel a las que se hace referencia empleando el término de «lepra». Lepra (en hebreo tsaraat era una palabra que se utilizaba para designar una gran variedad de enfermedades de la piel. El libro de Levítico asocia santidad con sanidad; los males de la piel hacían parecer impura a la gente

Levítico 13:3 Y el sacerdote mirará la llaga en la piel del cuerpo; si el pelo en la llaga se ha vuelto blanco, y pareciere la llaga más profunda que la piel de la carne, llaga de lepra es; y el sacerdote le reconocerá, y le declarará inmundo.

Levítico 13:4 Y si en la piel de su cuerpo hubiere mancha blanca, pero que no pareciere más profunda que la piel, ni el pelo se hubiere vuelto blanco, entonces el sacerdote encerrará al llagado por siete días.

El sacerdote encerrará al llagado por siete días : El sacerdote se ocupaba del enfermo y a la vez protegía a la comunidad. Los principios médicos contenidos en el libro de Levítico enfocaban las afecciones desde el punto de vista de la higiene personal y social, algo sin paralelo en comparación con otras religiones de aquella época.

Levítico 13:5 Y al séptimo día el sacerdote lo mirará; y si la llaga conserva el mismo aspecto, no habiéndose extendido en la piel, entonces el sacerdote le volverá a encerrar por otros siete días.

Levítico 13:6 Y al séptimo día el sacerdote le reconocerá de nuevo; y si parece haberse oscurecido la llaga, y que no ha cundido en la piel, entonces el sacerdote lo declarará limpio: era erupción; y lavará sus vestidos, y será limpio.

Levítico 13:7 Pero si se extendiere la erupción en la piel después que él se mostró al sacerdote para ser limpio, deberá mostrarse otra vez al sacerdote.

Levítico 13:8 Y si reconociéndolo el sacerdote ve que la erupción se ha extendido en la piel, lo declarará inmundo: es lepra.

Levítico 13:9 Cuando hubiere llaga de lepra en el hombre, será traído al sacerdote.

Levítico 13:10 Y éste lo mirará, y si apareciere tumor blanco en la piel, el cual haya mudado el color del pelo, y se descubre asimismo la carne viva,

Levítico 13:11 es lepra crónica en la piel de su cuerpo; y le declarará inmundo el sacerdote, y no le encerrará, porque es inmundo.

Levítico 13:12 Mas si brotare la lepra cundiendo por la piel, de modo que cubriere toda la piel del llagado desde la cabeza hasta sus pies, hasta donde pueda ver el sacerdote,

Levítico 13:13 entonces éste le reconocerá; y si la lepra hubiere cubierto todo su cuerpo, declarará limpio al llagado; toda ella se ha vuelto blanca, y él es limpio.

Levítico 13:14 Mas el día que apareciere en él la carne viva, será inmundo.

Levítico 13:15 Y el sacerdote mirará la carne viva, y lo declarará inmundo. Es inmunda la carne viva; es lepra.

Levítico 13:16 Mas cuando la carne viva cambiare y se volviere blanca, entonces vendrá al sacerdote,

Levítico 13:17 y el sacerdote mirará; y si la llaga se hubiere vuelto blanca, el sacerdote declarará limpio al que tenía la llaga, y será limpio.

Levítico 13:18 Y cuando en la piel de la carne hubiere divieso, y se sanare,

Levítico 13:19 y en el lugar del divieso hubiere una hinchazón, o una mancha blanca rojiza, será mostrado al sacerdote.

Levítico 13:20 Y el sacerdote mirará; y si pareciere estar más profunda que la piel, y su pelo se hubiere vuelto blanco, el sacerdote lo declarará inmundo; es llaga de lepra que se originó en el divieso.

Levítico 13:21 Y si el sacerdote la considerare, y no apareciere en ella pelo blanco, ni fuere más profunda que la piel, sino oscura, entonces el sacerdote le encerrará por siete días;

Levítico 13:22 y si se fuere extendiendo por la piel, entonces el sacerdote lo declarará inmundo; es llaga.

Levítico 13:23 Pero si la mancha blanca se estuviere en su lugar, y no se hubiere extendido, es la cicatriz del divieso, y el sacerdote lo declarará limpio.

Levítico 13:24 Asimismo cuando hubiere en la piel del cuerpo quemadura de fuego, y hubiere en lo sanado del fuego mancha blanquecina, rojiza o blanca,

Levítico 13:25 el sacerdote la mirará; y si el pelo se hubiere vuelto blanco en la mancha, y ésta pareciere ser más profunda que la piel, es lepra que salió en la quemadura; y el sacerdote lo declarará inmundo, por ser llaga de lepra.

Levítico 13:26 Mas si el sacerdote la mirare, y no apareciere en la mancha pelo blanco, ni fuere más profunda que la piel, sino que estuviere oscura, le encerrará el sacerdote por siete días.

Levítico 13:27 Y al séptimo día el sacerdote la reconocerá; y si se hubiere ido extendiendo por la piel, el sacerdote lo declarará inmundo; es llaga de lepra.

Levítico 13:28 Pero si la mancha se estuviere en su lugar, y no se hubiere extendido en la piel, sino que estuviere oscura, es la cicatriz de la quemadura; el sacerdote lo declarará limpio, porque señal de la quemadura es.

Levítico 13:29 Y al hombre o mujer que le saliere llaga en la cabeza, o en la barba,

Levítico 13:30 el sacerdote mirará la llaga; y si pareciere ser más profunda que la piel, y el pelo de ella fuere amarillento y delgado, entonces el sacerdote le declarará inmundo; es tiña, es lepra de la cabeza o de la barba.

Levítico 13:31 Mas cuando el sacerdote hubiere mirado la llaga de la tiña, y no pareciere ser más profunda que la piel, ni hubiere en ella pelo negro, el sacerdote encerrará por siete días al llagado de la tiña;

Levítico 13:32 y al séptimo día el sacerdote mirará la llaga; y si la tiña no pareciere haberse extendido, ni hubiere en ella pelo amarillento, ni pareciere la tiña más profunda que la piel,

Levítico 13:33 entonces le hará que se rasure, pero no rasurará el lugar afectado; y el sacerdote encerrará por otros siete días al que tiene la tiña.

Levítico 13:34 Y al séptimo día mirará el sacerdote la tiña; y si la tiña no hubiere cundido en la piel, ni pareciere ser más profunda que la piel, el sacerdote lo declarará limpio; y lavará sus vestidos y será limpio.

Levítico 13:35 Pero si la tiña se hubiere ido extendiendo en la piel después de su purificación,

Levítico 13:36 entonces el sacerdote la mirará; y si la tiña hubiere cundido en la piel, no busque el sacerdote el pelo amarillento; es inmundo.

Levítico 13:37 Mas si le pareciere que la tiña está detenida, y que ha salido en ella el pelo negro, la tiña está sanada; él está limpio, y limpio lo declarará el sacerdote.

Levítico 13:38 Asimismo cuando el hombre o la mujer tuviere en la piel de su cuerpo manchas, manchas blancas,

Levítico 13:39 el sacerdote mirará, y si en la piel de su cuerpo aparecieren manchas blancas algo oscurecidas, es empeine que brotó en la piel; está limpia la persona.

Levítico 13:40 Y el hombre, cuando se le cayere el cabello, es calvo, pero limpio.

Levítico 13:41 Y si hacia su frente se le cayere el cabello, es calvo por delante, pero limpio.

Levítico 13:42 Mas cuando en la calva o en la antecalva hubiere llaga blanca rojiza, lepra es que brota en su calva o en su antecalva.

Levítico 13:43 Entonces el sacerdote lo mirará, y si pareciere la hinchazón de la llaga blanca rojiza en su calva o en su antecalva, como el parecer de la lepra de la piel del cuerpo,

Levítico 13:44 leproso es, es inmundo, y el sacerdote lo declarará luego inmundo; en su cabeza tiene la llaga.

Levítico 13:45 Y el leproso en quien hubiere llaga llevará vestidos rasgados y su cabeza descubierta, y embozado pregonará: !!Inmundo! !!Inmundo!

Levítico 13:46 Todo el tiempo que la llaga estuviere en él, será inmundo; estará impuro, y habitará solo; fuera del campamento será su morada.

Un leproso tenía que llevar a cabo este extraño ritual para prevenir que los demás se le acercaran demasiado. Ya que a menudo la lepra descrita en Levítico era una enfermedad contagiosa, era muy importante que la gente permaneciera alejada de aquellos que la padecían.

Levítico 13:47 Cuando en un vestido hubiere plaga de lepra, ya sea vestido de lana, o de lino,

Los israelitas veían cierta similitud entre la sanidad de la piel y la limpieza del vestido, muchos de los cuales estaban hechos de pieles de animales.

Levítico 13:48 o en urdimbre o en trama de lino o de lana, o en cuero, o en cualquiera obra de cuero;

Levítico 13:49 y la plaga fuere verdosa, o rojiza, en vestido o en cuero, en urdimbre o en trama, o en cualquiera obra de cuero; plaga es de lepra, y se ha de mostrar al sacerdote.

Levítico 13:50 Y el sacerdote mirará la plaga, y encerrará la cosa plagada por siete días.

Levítico 13:51 Y al séptimo día mirará la plaga; y si se hubiere extendido la plaga en el vestido, en la urdimbre o en la trama, en el cuero, o en cualquiera obra que se hace de cuero, lepra maligna es la plaga; inmunda será.

Levítico 13:52 Será quemado el vestido, la urdimbre o trama de lana o de lino, o cualquiera obra de cuero en que hubiere tal plaga, porque lepra maligna es; al fuego será quemada.

Levítico 13:53 Y si el sacerdote mirare, y no pareciere que la plaga se haya extendido en el vestido, en la urdimbre o en la trama, o en cualquiera obra de cuero,

Levítico 13:54 entonces el sacerdote mandará que laven donde está la plaga, y lo encerrará otra vez por siete días.

Levítico 13:55 Y el sacerdote mirará después que la plaga fuere lavada; y si pareciere que la plaga no ha cambiado de aspecto, aunque no se haya extendido la plaga, inmunda es; la quemarás al fuego; es corrosión penetrante, esté lo raído en el derecho o en el revés de aquella cosa.

Levítico 13:56 Mas si el sacerdote la viere, y pareciere que la plaga se ha oscurecido después que fue lavada, la cortará del vestido, del cuero, de la urdimbre o de la trama.

Levítico 13:57 Y si apareciere de nuevo en el vestido, la urdimbre o trama, o en cualquiera cosa de cuero, extendiéndose en ellos, quemarás al fuego aquello en que estuviere la plaga.

Levítico 13:58 Pero el vestido, la urdimbre o la trama, o cualquiera cosa de cuero que lavares, y que se le quitare la plaga, se lavará segunda vez, y entonces será limpia.

Levítico 13:59 Esta es la ley para la plaga de la lepra del vestido de lana o de lino, o de urdimbre o de trama, o de cualquiera cosa de cuero, para que sea declarada limpia o inmunda.

Reglas sobre la lepra.

Leyes que tienen que ver con la lepra: cómo reconocerla y el tratamiento cuando aparece. Reconocimiento de la lepra en la piel del cuerpo, en la cabeza y en la cara y en los textiles y cueros. Purificación de la lepra cuando se encuentra en la piel y en la casa. Estos mandatos fueron dados a Moisés y a Aarón, y no al pueblo en general, porque el sacerdote tenía la responsabilidad de descubrir la lepra y ayudarles a entender cómo tratarla.

La lepra en la piel del cuerpo.

Esta enfermedad que se traduce lepra no parece ser la enfermedad moderna que llamamos la lepra, sino que es otro tipo de enfermedad de la piel. Parece que el término incluye varias enfermedades de la piel. No son enfermedades infecciosas, ni traen la muerte. Entonces, ¿por qué es tan grave? En la antigüedad la gente consideraba la lepra como una enfermedad sin curación. La vio como un castigo de Dios (o sus dioses paganos) y era una enfermedad muy dolorosa. Una tradición de los rabinos dice que la lepra es un castigo por el pecado. Por esto aislaron a la persona como símbolo de arrepentimiento. La persona con la lepra era impura ceremonialmente. Es decir que no podía participar en las actividades de la religión y era separada de la sociedad.

Leyes acerca de la lepra 13:1-14:57

I. Síntomas 13:1-44.

1. En la piel vv. 1-8.

2. Tumor blanco vv. 9-11.

3. Todo el cuerpo vv. 12-17.

4. Ulceras en la piel vv. 18-23.

5. Quemadura de fuego vv. 24-28.

6. Llagas en la cabeza o en la cara vv. 29-37.

7. Manchas vv. 38, 39.

8. Calvicie vv. 44-44.

9. Cómo tratar al leproso vv. 45, 46.

10. Cómo tratar el vestido contaminado vv. 47-59.

II. Cómo purificarse 14:1-57.

1. Fuera del campamento vv. 1-8.

1 Inspección y ceremonia sacerdotal vv. 1-7.

2 Limpieza individual v. 8.

2. Dentro del campamento vv. 9-32.

1 Purificación ceremonial v. 9.

2 Purificación sacrificial vv. 10-32.

a Para el israelita común vv. 10-20.

b Para el israelita pobre vv. 21-32.

3. En la casa vv. 33-53.

1 Inspección y recomendaciones sacerdotales vv. 33-47.

2 Purificación de la casa vv. 48-53.

4. Resumen vv. 54-57.

Aplicación a la vida

La lepra era un símbolo del pecado. Actualmente el pecado de la promiscuidad, liberalidad y desviación sexual, ha traído el SIDA (síndrome de inmuno deficiencia adquirida) como una llamada de alerta divino a la sociedad actual.

El sacerdote examinará…. El sacerdote tenía la responsabilidad de reconocer la lepra y declarar a la persona inmunda. Por esto, la ley explica cómo reconocerla. Describe los varios síntomas de la lepra en la persona y cuándo es impura.

Tiene la advertencia de no tomar una decisión demasiado rápido sobre una enfermedad tan seria. Si hay dudas, debe aislarlo por siete días. Después de siete días si quedaban dudas, debe aislarlo siete días más. Si no se ha extendido la enfermedad durante los siete días, el sacerdote puede declararlo puro. Pero, si se ha extendido, el sacerdote debe declararlo impuro. Cuando no hay duda que la persona tiene la lepra, no debe aislarlo por los siete días, sino declararlo impuro en el mismo momento.

Había un tipo de lepra que tiene su curación después de un tiempo. Cuando brota toda la piel con la lepra blanca (seca) indica que la lepra se cura y la persona es sana. Si brota en la piel viva, indica que todavía existe la enfermedad. El término puro no quiere decir que no existe ninguna enfermedad de la piel, sino que no es la lepra. Es puro social y ceremonialmente.

Otras enfermedades de la piel y de la cabeza que pudieron terminar en la lepra. La gente debería darse cuenta de cualquier enfermedad que podría producir la lepra. Ulceras que aparecen en la piel y quemadura de fuego. El sacerdote recibió instrucciones para reconocer si estas enfermedades podrían llegar a ser leprosas.

La lepra en la cabeza y en la cara.

Otro síntoma de la lepra puede aparecer en la cabeza o en la cara. Otra vez, presenta síntomas que se debían cuidar y el sacerdote recibe instrucciones para reconocer la diferencia entre la lepra y otras enfermedades.

Cuando el sacerdote declara que una persona es leprosa, tiene que seguir las siguientes instrucciones: … sus vestidos serán rasgados, y su cabeza será despeinada como símbolo de arrepentimiento y humildad. Son símbolos de personas en luto. Se cubrirá hasta la nariz…, es decir, cubrir su bigote. También indica luto porque el bigote representaba la gloria del hombre antiguo.

Pregonará: ¡impuro! ¡impuro ! El propósito de esto era una advertencia al mundo para que no fuera contaminado por la persona. La persona declarada impura tenía que habitar fuera del campamento sola. Esto representaba la separación de Jehová.

La lepra en textiles y cueros.

Hay varias opiniones sobre la lepra en textiles y cueros. Muchas veces la gente no tenía mucha ropa y debía usarla por varios días sin lavarla. También en el clima caluroso y húmedo existía la posibilidad de que apareciera una contaminación en la ropa. No quería decir que venía de la persona con la lepra porque ya hemos dicho que la lepra no era infecciosa.

La manera para probar el material era aislarlo por una semana. Si la infección no se había extendido después de una semana, había que lavar el textil y esperar otra semana. Si persistía después de la segunda semana, era la lepra y tenía que quemarla.

La lepra en la ropa probablemente era un tipo de hongos que aparece en ropa descuidada en este clima. Más importante es el significado de tales leyes. La ley de Moisés enfatiza que impurezas e imperfecciones representaban condiciones inmundas y no tenían lugar en la presencia de Jehová. Para entrar en la presencia de Jehová la persona tenía que limpiarse personalmente. Esta limpieza incluía su ropa y aun sus casas tenían que reflejar la pureza.

Consideraciones sobre la lepra

1. La intervención del sacerdote era para determinar si la lepra había afectado en verdad a la persona. Luego, el deber del sacerdote era aislar a la persona para evitar el contagio a los demás. No hay en Levítico mención alguna de tratamiento curativo, sólo se espera que el proceso natural del cuerpo haga su obra para declarar limpio al enfermo.

2. La ceremonia de limpieza y restauración de un leproso contiene elementos detallados, algunos de los cuales escapan a toda explicación.

3. La lepra a que se alude puede ser algún tipo de moho en las paredes que podría causar enfermedades a sus habitantes.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Sufrimiento

Los técnicos agrónomos nos dicen que el tiempo húmedo no es tan bueno para las plantas como el tiempo seco. Cuando hay mucha humedad, la planta es más blanda y pierde calidad. Días nublados

Seguir Leyendo »