Monthly Archives enero 2016

La rana optimista

Dos ranas, una optimista y otra pesimista, cayeron al mismo tiempo en dos vasijas que contenían leche. La rana pesimista dice: “No puedo salir de este cacharro, porque las paredes son muy lisas. No puedo respirar en la leche, voy a asfixiarme, estoy perdida.” Y, en efecto, se asfixia y muere. La rana optimista no sabe tampoco qué hacer; pero como es optimista trata de hacer algo y se agita en todos sentidos. Como se está moviendo continuamente, bate la leche con tanto vigor que ésta se transforma en mantequilla. La rana entonces se sienta sobre la mantequilla y puede
Read More

Reloj

Un relojito que acababa de ser terminado por el relojero, fue puesto en una repisa en la bodega, junto a dos relojes mayores que estaban muy ocupados marcando los segundos con su tictac. Bien: dijo uno de los relojes al recién llegado, De modo que te has iniciado en este trabajo? Lo siento por ti. Ahora estás dando tu tictac con mucho entusiasmo, pero ya te cansarás cuando hayas marcado treinta y tres millones de tic tacs. — ¡Treinta y tres millones de tic tacs! dijo asustado el relojito-.¡Yo jamás podré hacer eso! E inmediatamente se detuvo desesperado. — No
Read More

La tentación

Un hombre con problemas de obesidad había decidido dejar de comer, sobre todo, aquello que le hacía mal y nutría su obesidad.   Un día, al pasear por cierta avenida en la cual se hallaba una repostería dijo: “no pasaré cerca de esa tienda” y… después de un momento dijo: “bueno… ¿qué de malo hay en que pase por el frente?”.   Con esto en mente se acercó poco a poco a la tienda y… una vez estando frente a los pastelillos dijo: “¿qué puede pasarme si entro a la tienda… finalmente… no compraré ni un solo pastelillo” y entró
Read More

Pipo y Pepe

Pipo y Pepe nacieron el mismo día. Pepe nació en un pequeño hogar en medio del bosque, en pleno contacto con la naturaleza. Pipo, sin embargo, nació en un hogar en lo alto de una montaña. ¿A quién se le ocurriría vivir en lo alto de una montaña?, siempre se preguntaba Pepe; él pasó su vida en el bosque, en tierra firme, y en contacto con la naturaleza.   Pipo, por su parte, siempre dentro de su hogar; es que sus padres no lo dejaban salir mucho de casa, apenas un poquito para estirarse, ver el paisaje y vuelta a
Read More

El canto de las sirenas

“Cuenta la leyenda que advertido por la diosa Circe de lo peligroso que era el canto de las Sirenas, Ulises ordenó tapar con cera los oídos de sus remeros y se hizo atar al mástil del navío. Si por el hechizo musical pedía que lo liberasen, debían apretar aún más fuerte sus ataduras. Gracias a ello Ulises fue el único ser humano que oyó el canto de las sirenbas y sobrevivió a quienes devoraban a los infaustos que se dejaban seducir. Estas criaturas monstruosas se precipitaron al abismo al verse vencidas.”   Cuán superior es nuestra vida a la de
Read More

Salmo 150: Sinfonía Final

Salmo 150:1 ¡Aleluya! Alabad a Dios en su santuario; alabadle en su majestuoso firmamento. Este versículo nos instruye sobre dónde alabar a Dios: dentro y fuera del santuario. Todo este salmo sirve de doxología, no sólo al «Libro quinto» sino a toda la colección. Un poderoso llamado a la alabanza, La senda de la alabanza. Los Salmos concluyen con una poderosa apelación a alabar al Señor. Unos salmos constituyen gritos de desesperación, otros están llenos de agradecimiento y algunos contienen instrucciones, basadas en la teología o en la historia, de «alabar a Jehová» por su ser, santidad, poder o benignidad.
Read More

Salmo 149: Jehová se agrada de su pueblo

Salmo 149:1 ¡Aleluya! Cantad al SEÑOR un cántico nuevo: su alabanza en la congregación de los santos. Hay dos grupos de versículos: uno trata de la alabanza y el otro del juicio. Vinculando ambos conceptos, este salmo nos enseña que el culto y la alabanza poseen un enorme poder. Las más poderosas armas espirituales que se han entregado a los creyentes son el culto y la alabanza. Así ponemos en manos de Dios la tarea de enfrentar directamente a nuestros enemigos espirituales Salmo 149:2 Alégrese Israel en su Creador; regocíjense los hijos de Sion en su Rey. Salmo 149:3 Alaben
Read More

Salmo 148: Alabanza de la creación

Salmo 148:1 ¡Aleluya! Alabad al SEÑOR desde los cielos; alabadle en las alturas. Este salmo está dividido en dos secciones. Los versículos 1-4 invitan a los cielos y a todo lo que está en ellos a alabar al Señor, debido a las razones que se invocan en versículos 5, 6: el Señor los creó y los sostiene. Los versículos 7-12 llaman a que alaben a Dios desde la tierra todos los que allí habitan, por las razones que se mencionan en versículos 13, 14: el Señor tiene en sus manos el destino de su pueblo. Salmo 148:2 Alabadle, todos sus
Read More

Salmo 147: Maravillas de la Divina Providencia

Salmo 147:1 ¡Aleluya! Porque bueno es cantar alabanzas a nuestro Dios, porque agradable y apropiada es la alabanza. La alabanza es buena , suave y hermosa, como respuesta a las muchas bendiciones de Dios. Salmo 147:2 El SEÑOR edifica a Jerusalén; congrega a los dispersos de Israel; Salmo 147:3 sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas. Salmo 147:4 Cuenta el número de las estrellas, y a todas ellas les pone nombre. Salmo 147:5 Grande es nuestro Señor, y muy poderoso; su entendimiento es infinito. A veces nos sentimos como si no nos entendiéramos a nosotros mismos: qué
Read More

Salmo 146: La Providencia de Yahvé

Salmo 146:1 ¡Aleluya! Oh alma mía, alaba al SEÑOR. Este salmo contrasta la sabiduría de aquellos que esperan en el reinado eterno del Señor y su benevolente justicia, con la imprudencia de aquellos que confían en gobernantes mortales. Estos últimos cinco salmos están llenos de alabanzas. Cada uno comienza con «Alabad a Jehová» y termina con «Aleluya». Nos muestran dónde, por qué y cómo alabar a Dios. ¿Qué hace la alabanza? (1) Saca de nuestra mente los problemas y reveses y la enfoca en Dios. (2) Nos lleva de una meditación individual a una adoración colectiva. (3) Nos permite considerar
Read More