2-de-Crónicas-8-Actividades-diversas-de-Salomón

2 de Crónicas 8: Actividades diversas de Salomón

2 de Crónicas 8:1 Actividades diversas de Salomón. Después de veinte años, durante los cuales Salomón había edificado la casa de Jehová y su propia casa,

Un recuento paralelo al de este capítulo se halla en 1 de Reyes 9:1-28.

2 de Crónicas 8:2 reedificó Salomón las ciudades que Hiram le había dado[a] y estableció en ellas a los hijos de Israel.

2 de Crónicas 8:3 Después marchó Salomón contra Hamat de Soba, y la tomó.

2 de Crónicas 8:4 Y edificó a Tadmor[b] en el desierto, y todas las ciudades de aprovisionamiento que edificó en Hamat.

2 de Crónicas 8:5 Asimismo reedificó a Bet-horón la de arriba y a Bet-horón la de abajo, ciudades fortificadas, con muros, puertas y barras;

2 de Crónicas 8:6 a Baalat, y a todas las ciudades de avituallamiento que pertenecían a Salomón; también todas las ciudades de los carros y las de la gente de a caballo, y todo lo que Salomón quiso edificar en Jerusalén, en el Líbano, y en toda la tierra sujeta a su dominio.

2 de Crónicas 8:7 A todo el pueblo que había quedado de los heteos, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos, que no eran de Israel,

2 de Crónicas 8:8 cuyos descendientes habían quedado en la tierra después de ellos, a los cuales los hijos de Israel no exterminaron del todo, hizo Salomón tributarios hasta hoy.

2 de Crónicas 8:9 Pero no empleó Salomón a ninguno de los hijos de Israel en su obra; porque eran hombres de guerra, oficiales, capitanes y comandantes de sus carros, y de su caballería.

2 de Crónicas 8:10 Y tenía Salomón doscientos cincuenta gobernadores principales, los cuales mandaban sobre aquella gente.

2 de Crónicas 8:11 Trasladó Salomón a la hija del faraón, de la Ciudad de David a la casa que él había edificado para ella; porque dijo: «Mi mujer no habitará en la casa de David, rey de Israel, porque aquellas habitaciones donde ha entrado el Arca de Jehová, son sagradas».

Salomón se casó con la hija de Faraón para asegurar la alianza militar con Egipto. Sin embargo, no permitió que la mujer viviera en el palacio de David, donde alguna vez se había guardado el arca. Esto implica que Salomón sabía que su matrimonio pagano no agradaría a Dios. Salomón se casó con muchas mujeres extranjeras, y esto iba en contra de la ley de Dios. Estas mujeres adoraban a dioses falsos y sin duda contaminaban a Israel con sus creencias y prácticas. A la larga la caída de Salomón se debió a sus esposas paganas.

2 de Crónicas 8:12 Entonces ofreció Salomón holocaustos a Jehová sobre el altar de Jehová que él había edificado delante del pórtico;

2 de Crónicas 8:13 los ofreció según el rito de cada día, conforme al mandamiento de Moisés, en los sábados,[c] las nuevas lunas,[d] y en las fiestas solemnes, tres veces al año,[e] esto es, en la fiesta de los Panes sin levadura, en la fiesta de las Semanas y en la fiesta de los Tabernáculos.

2 de Crónicas 8:14 También estableció los turnos de los sacerdotes en sus oficios, conforme a lo ordenado por David, su padre, a los levitas en sus cargos, para que alabaran y ministraran delante de los sacerdotes, según el rito de cada día; asimismo los porteros, según su orden, en cada puerta; porque así lo había mandado David, hombre de Dios.[f]

2 de Crónicas 8:15 No se apartaron del mandamiento del rey en cuanto a los sacerdotes, los levitas, los tesoros, y todo otro negocio;

A pesar de que Salomón siguió cuidadosamente las instrucciones de Dios para la construcción del templo y para los sacrificios y ofrendas, no prestó atención a lo que Dios decía acerca del matrimonio con mujeres paganas. El pecado de haberse casado con una mujer extranjera fue el comienzo de su alejamiento de Dios. No importa cuán buenos o espirituales seamos en la mayoría de las áreas de nuestra vida, un área desatendida puede originar una caída. Guarde cuidadosamente todas las áreas de su vida, en especial sus relaciones. No le dé al pecado ningún punto de apoyo.

2 de Crónicas 8:16 porque toda la obra de Salomón estaba preparada desde el día en que se pusieron los cimientos de la casa de Jehová hasta que fue terminada, hasta que la casa de Jehová fue acabada totalmente.

2 de Crónicas 8:17 Entonces Salomón fue a Ezión-geber y a Elot, a la costa del mar en la tierra de Edom.

2 de Crónicas 8:18 Porque Hiram le había enviado, por medio de sus siervos, naves y marineros diestros en el mar, los cuales fueron con los siervos de Salomón a Ofir, y tomaron de allá cuatrocientos cincuenta talentos de oro, y los trajeron al rey Salomón.

El capítulo 8 presenta un bosquejo de los logros, mientras que el cap. 9 ilustra esos logros con el esplendor que rodeó a Salomón. Cabe notar aquí que casi todo el material de 1 Reyes se encuentra en estos pasajes, excepto la omisión de algunos eventos que no contribuyeron al fortalecimiento de la teocracia judía: la burocracia autocrática del rey, indicando cada vez más su alejamiento de Dios; su palacio extravagante; la idolatría resultante por practicar la poligamia y el deterioro político como resultado, que le acosó durante sus últimos años.

Se anotó anticipadamente que el paralelo del cap. 8 se encuentra en 1 Reyes 9, que cubre la expansión civil y militar, la organización de su fuerza laboral; su dirección del culto público y sus logros comerciales.

El siguiente capítulo halla su paralelo en 1 Reyes 10. Cuando Jesús dijo que ni “Salomón con toda su gloria” se vistió como los lirios del campo, hacía alusión a la gloria terrenal que fue confirmada por la visita de la reina de Saba, su riqueza acumulada, y su fama y poder por sobre “todos los reyes de la tierra”. El último pasaje es un resumen de su reinado de 40 años. En este pasaje también se registra la muerte de Salomón.

Sus logros

Al cabo de 20 años, sin duda alguna se refiere al año 946 a. de J.C.. Este es el período aproximado que duró la construcción del templo y de su palacio real. La versión del Rey Jaime (inglesa) hace una lectura más clara al decir que las ciudades entregadas por Hiram estaban siendo realmente “retornadas o restauradas” a Salomón (versículo 2a). Muy generosamente, el cronista omite comentar el hecho de que Salomón pagara a Hiram con estas 20 ciudades galileas, indicando que los fondos de Salomón no cubrían para hacer su pago en efectivo. ¿Se habían deteriorado estas ciudades antes o después de la entrega, o eran improductivas por su ubicación geográfica? Hiram había hecho un pago de 120 talentos por ellas, aprox. 21 millones de dólares. Al tomarlas de regreso, Salomón las pobló con israelitas, ampliando de nuevo sus fronteras.

La única campaña militar de Salomón registrada aquí fue su conquista de Hamat de Soba, en la frontera nordeste con Persia. Entre el Mediterráneo y el Eufrates se encontraba Tadmor, un oasis que sirvió para almacenar la mercadería del rico comercio con Babilonia (versículo 4). Durante el dominio del imperio romano, era la residencia de la reina Zenobia. No debe confundirse a Tadmor con Tamar, el pequeño villorrio al sudoeste del mar Muerto.

Betjorón Alta y Betjorón Baja, ciudades fortificadas, se hallaban ubicadas en la frontera entre Benjamín y Efraín , controlando un valle al noroeste de Jerusalén, en camino a la ciudad de Jope. Otras ciudades se mencionan en 1 de Reyes 9:15-17. Las ciudades almacenes como Baalot eran usadas como caballerizas y residencia de los jinetes de Salomón. Estas también estaban amuralladas.

Entre sus políticas administrativas para con los extranjeros, Salomón tenía prácticas bien definidas. Los sometió a tributo laboral. Desde tiempos remotos, los extranjeros formaban parte de la escala social más baja en la economía israelita. Estos provenían de los estratos de gente conquistada en el campo de batalla e inmigrantes. Al comparar la práctica social de la época de Salomón y la de algunos países industrializados con los braceros de los campos de cultivo y obreros en las factorías en pleno siglo XX, y las condiciones laborales que les rodean, conviene reflexionar en lo que esto debe significar ante los ojos de Dios, a la luz de Levíticos 19:13 y Jer_22:13. En algunos países, estas clases se benefician por legislaciones laborales justas, en contraste con lo que la sociedad inglesa les ofrecía durante la Revolución Industrial. No obstante, los que pagan gran parte de los impuestos pertenecen todavía a las clases laborales.

Muy temprano en su reinado, Salomón contrajo nupcias con una de las hijas de faraón. Era una unión mixta entre una princesa egipcia y un rey hebreo, una adoradora de muchos dioses unida a un adorador de Jehová. Por lo menos, el sentido común y su todavía manifiesta sensibilidad espiritual lo llevaron a considerar la opinión de Jehová sobre esta unión, al construir la residencia de su esposa lejos de los lugares sagrados. La idolatría de esta mujer, no obstante, en el correr del tiempo trajo la apostasía a Israel. Aunque no se menciona la reacción de la reina egipcia, se podría esperar que una queja a su padre de ser objeto de discriminaciones religiosas pudo haberle causado serias complicaciones en sus relaciones internacionales con aquella potencia mundial y sus aliados. Obviamente la buena intención de la egipcia prevaleció y la fe de Salomón pasó la prueba.

El rey ofreció holocaustos a Jehová solamente con la mediación sacerdotal. Los requisitos para ofrecer holocaustos se habían indicado ya en los días de Moisés. Salomón tuvo mucho cuidado asumiendo el papel de director y no de escritor en las ceremonias. La fiesta de los Panes sin Levadura (Pascua), la de Pentecostés (de las Semanas) y la de los Tabernáculos (de las Cabañas) seguían un patrón fijo en el calendario ritual de Israel.

¡Qué hermosa afirmación asignada a David como hombre de Dios!. Esta afirmación aparece también en Nehemías 12:24, Nehemias 12:36, poniendo énfasis en la función profética de David mientras revelaba la voluntad de Dios para su pueblo.

Ezióngeber y Eilot eran puertas en el norte del mar Rojo, de acceso comercial estratégico. Hay evidencias arqueológicas de que en el valle de Arabá, cerca de estas ciudades, se encontraban refinerías de cobre. El hecho de que Hiram le enviara por medio de sus servidores, barcos y siervos conocedores del mar plantea un aparente anacronismo de casi 2.400 años antes de la construcción del canal de Suez. Los tirios, expertos en la industria naviera, construyeron sus barcos con materiales transportados por tierra en Ezióngeber y Eilat. Estos viajes los hacían cada tres años, según el dato del 9:21.

El cronista tiene una cifra distinta de 1 de Reyes9:28, en que, debido a una confusión al copiar la cantidad, registró 420 en vez de 450 talentos de oro, el equivalente de aproximadamente 17 toneladas.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Jesús presenta la Gran Comisión

Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad

Seguir Leyendo »