1 de Crónicas 24: Sacerdotes para servir en el templo

1 de Crónicas 24: Sacerdotes para servir en el templo

1 de Crónicas24:1 Éstas son las clases de los hijos de Aarón. Hijos de Aarón: Nadab, Abihú, Eleazar e Itamar.

Dentro de la orden levítica había grupos de sacerdotes. Los hijos de Aarón fueron divididos en 24 grupos, cada uno de ellos era responsable de atender los sacrificios del templo durante dos semanas al año. Su selección y el orden de servicio se decidían echando suertes. A continuación, todos los otros levitas fueron divididos en grupos de la misma manera para servir en las distintas tareas del templo.

El servicio del templo estaba altamente estructurado, pero esto no obstaculizaba al Espíritu de Dios. Más bien, proporcionaba un contexto ordenado para la adoración. Algunas veces sentimos que el planear y estructurar no son actividades espirituales y que pueden obstaculizar la espontaneidad en la adoración. No obstante, el orden y la estructura pueden liberarnos para responder a Dios. El orden trae gloria a Dios cuando experimentamos el gozo, la libertad y la calma que provienen de haber preparado sabiamente con antelación todo lo necesario.

1 de Crónicas24:2 Nadab y Abihú murieron antes que su padre, sin tener hijos, de modo que ejercieron las funciones sacerdotales Eleazar e Itamar.

1 de Crónicas24:3 David, junto con Sadoc, descendiente de Eleazar, y con Ajimélec, descendiente de Itamar, los clasificó y los inscribió en el registro según sus funciones.

Este Ahimelec era el hijo de Abiatar y el nieto del otro Ahimelec, uno de los sacerdotes masacrados por Saúl. Abiatar y Sadoc eran sumos sacerdotes en la misma época, bajo el gobierno de David: uno estaba en Jerusalén donde se guardaba el arca de Dios, y otro estaba en Gabaón sirviendo en el tabernáculo. Por este versículo y por 18.16 parece que Ahimelec comenzó a asumir algunas de las funciones de Abiatar cuando su padre envejeció.

1 de Crónicas24:4 Se hallaron entre los hijos de Eleazar más varones que entre los hijos de Itamar, por lo que se dividió a los hijos de Eleazar en dieciséis jefes de casas paternas y a los hijos de Itamar en ocho jefes de casas paternas.

Los descendientes de Eleazar fueron divididos en dieciséis grupos (en comparación con los ocho de Itamar) por tres razones.

(1) Eleazar había recibido el derecho de primogenitura debido a que habían matado a sus dos hermanos mayores: Nadab y Abiú. El derecho de primogenitura incluía una doble porción de los bienes del padre.
(2) Sus descendientes fueron más numerosos que los de Itamar.
(3) Sus descendientes tuvieron una mayor habilidad para el liderazgo. Estos veinticuatro grupos pusieron orden en el funcionamiento del templo.

1 de Crónicas24:5 Los repartieron por suertes a unos y otros; porque había jefes del santuario y jefes de Dios, tanto entre los hijos de Eleazar como entre los hijos de Itamar.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

El impacto de Constantino

El impacto de Constantino

La bondad eterna, santa e incomprensible de Dios no nos permite vagar en las sombras, sino que nos muestra el camino de salvación […] Esto lo he visto tanto en otros como en mí

Seguir Leyendo »

La carga que se hizo dulce

Después de crear la luz, las estrellas, el sol, la luna, el agua, las nubes y la tierra; Dios quiso crear los seres vivos, y empezó con las plantas. Y así creó la hierba

Seguir Leyendo »